Publicado: 15.12.2015 22:13 |Actualizado: 15.12.2015 22:17

En Comú Podem ve imprescindible prohibir las puertas giratorias para acabar con la corrupción

La candidatura también defiende tipificar como delito penal la financiación ilegal de los partidos políticos y sus fundaciones. Ha presentado sus medidas para luchar contra lo que considera una “lacra” en Sabadell, epicentro del caso Mercurio, uno de los grandes casos de corrupción en Catalunya de los últimos años

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

SABADELL (BARCELONA).- Sabadell, escenario de uno de los principales casos de corrupción que se han destapado en Catalunya durante los últimos años, ha sido la ciudad escogida por En Comú Podem para plantear sus principales medidas contra lo que considera una “lacra” que impide la “democracia”. La candidatura de confluencia de la izquierda plantea la prohibición de las puertas giratorias y tipificar como delito penal la financiación ilegal de los partidos políticos y que se aplique el mismo criterio a sus fundaciones, que a día de hoy pueden recibir donaciones de empresas privadas.

El cabeza de lista de En Comú Podem, Xavier Domènech, ha afirmado que “donde hay corrupción, no hay democracia, y donde hay democracia no hay corrupción” y ha asegurado que por culpa de la democracia “se han perdido 50.000 millones de euros” en España. Para Domènech, se trata de un “problema sistémico” y ha comentado que el 20-D está en juego “empezar a construir una sociedad libre de corrupción o seguir en esta lacra que conlleva la falta de libertad y de democracia”.

Con más de 200.000 habitantes, Sabadell es la quinta ciudad más poblada de Catalunya y el epicentro del caso Mercurio, un escándalo de corrupción urbanística que estalló a finales de 2012 y golpeó de lleno al entonces alcalde -y dirigente del PSC- Manuel Bustos, que dimitió del cargo unos meses después. Alrededor de 250 personas se han congregado en el centro cívico Can Deu, entre las que se encontraba el exfiscal José María Mena, y Domènech ha querido alimentar el mensaje de la remontada subrayando que empezaron la campaña siendo quintos en las encuestas, mientras que ahora les dan opciones claras de ser la opción más votada en Catalunya.



El candidato ha aprovechado su intervención para vincular claramente a PP, PSOE y CDC con la corrupción. “Ayer hubo un debate en el que a un lado de la mesa teníamos a un señor que representaba al caso Gürtel, a la Púnica y al caso Nóos, mientras que al otro lado teníamos a los ERE de Andalucía”, ha relatado, para mencionar seguidamente los casos Pretoria -que involucraron tanto a CiU como a PSC- y Palau, que se dieron en Catalunya.

“El 'bustismo' fue la época más oscura de Sabadell”

El número siete de la candidatura de En Comú Podem y antiguo concejal de EUiA en el Ayuntamiento de Sabadell, Joan Mena, ha definido al bustismo como un “entramado familiar en beneficio de unos intereses personales, que enfrentó a la ciudad, estableció una especie de ley del miedo y funcionó como una agencia de colocación de los suyos, mientras las direcciones del PSC y del PSOE miraban hacia otro lado”. Por todo ello, Mena ha subrayado que los socialistas no se pueden presentar como la solución a la corrupción, sino que son parte del problema y ha considerado al bustismo como la “época más oscura” de la ciudad desde el inicio de la democracia.

En el acto también ha intervenido Jaume Asens, teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía, Participación y Transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, que ha definido la corrupción como “una forma de gobernar que implica que la gente pueda votar pero realmente no decidir quién manda”. “La corrupción es como las termitas, porque de entrada no se ve pero lo va pudriendo todo”, ha añadido el dirigente de Barcelona en Comú. Asens, que como abogado fue uno de los responsables de la querella que Guanyem -el embrión de Barcelona en Comú- presentó contra la familia Pujol, ha subrayado que la entrada del movimiento ciudadano en las instituciones tiene la voluntad de “hacer limpieza” y no quedarse en cambios cosméticos. Finalmente, el concejal ha recordado el papel decisivo que ha tenido la ciudadanía en la lucha contra la corrupción -en el caso de la ciudad articulada a través de la plataforma Sabadell Lliure de Corrupció- lo que significa “que han fallado los mecanismos internos” de control.