Público
Público

Los 'Comunes' sientan las bases de un nuevo proyecto político catalán

Más de ochenta personas se reúnen para preparar la presentación de la nueva formación política. El clima es de optimismo, dicen, pero eso no quiere decir que no haya reticencias o resistencias ante la posible 'pérdida de identidades'.

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 7
Comentarios:

Xavier Domènech y Ada Colau. /EFE (ARCHIVO)

BARCELONA. El núcleo de personas que impulsan la construcción de un nuevo sujeto político, hoy conocido como "Los Comunes", ha sometido a discusión este domingo una propuesta de manifiesto con el que esperan conseguir el apoyo de ciudadanas y ciudadanos dispuestos a formar parte de un "grupo promotor" de este espacio. Un grupo bastante amplio, de entre 80 o 90 personas, con lo que han mantenido una reunión preparatoria para la presentación pública del nuevo proyecto político, prevista para el próximo día 19.

Es el punto de partida que debe dar paso a encuentros territoriales y al debate sobre cinco ponencias después de Navidad, como parte indispensable de un proceso que debe concluir con el congreso o convención constituyente de la nueva formación.

Expresan preocupación por la ruptura del pacto social en los diferentes países de Europa y por el ascenso de fuerzas de ultraderecha. Hablan sobre la necesidad de ampliar el sentido de soberanía y discuten sobre las posibilidades de construcción de una nueva mayoría.

Dicen que son "hijos de un nueva época y de un nuevo ciclo que pide poner el bien común por encima de las siglas", en el texto del manifiesto, que hoy ha dado a conocer El Periódico, que Catalunya necesita un espacio político nuevo , y que ellos surgen como "nueva propuesta política", para dar un paso adelante, para que nadie tenga que darlo hacia atrás, pero no salen de la nada. En la preparación del lanzamiento de la iniciativa ha participado un grupo reducido de personas estrechamente vinculadas a la dirección de fuerzas preexistentes como Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Podem, Barcelona en Comú (BComú) o Izquierda Unida (EUiA).

Una figura de amplio consenso

Xavier Domènech, es claramente la figura de consenso de la operación. A pesar de que entre las fuerzas que la impulsan se han producido tensiones, se considera que él "es receptivo a todas las sensibilidades", "una persona de valía reconocida por todos", señala una fuente cercana al equipo que trabaja en el lanzamiento de la idea. Domènech, conviene recordar, es quien encabezó la coalición más votada en Catalunya en las dos últimas convocatorias electorales, En Comú Podem. Se puede considerar que el grupo parlamentario del que es portavoz, integrado en Unidos Podemos, ya sirve como banco de pruebas del entendimiento de las fuerzas impulsoras del 'nuevo sujeto'.

Las personas que han preparado el lanzamiento de este proyecto están suficientemente convencidas de que habrá entendimiento entre todas las fuerzas, pero algunos señalan que el escenario político catalán es cambiante y que esto hace que existan posiciones diferenciadas en cuanto al ritmo trabajo y de exposición a la luz pública de cada iniciativa, de la composición del grupo promotor, la redacción definitiva del manifiesto fundacional, los encuentros territoriales y la celebración del congreso constituyente.

La nueva fuerza política celebrará su congreso no más tarde del mes de marzo

El 'nuevo sujeto' de momento no tiene otro nombre que el que se ha popularizado hasta ahora, 'Los Comunes', y parece claro que celebrará su congreso no más tarde del mes de marzo, pero entre fuentes cercanas al grupo impulsor ', el inicial, no falta quien pide un talante de prudencia, advierte sobre la necesidad de evitar "pasos en falso" y señala el peligro de que "bajo las prisas se cuelen errores".

"La participación desde abajo" no puede ser una frase hecha, afirma una de las personas impulsoras. "Estamos ante una oportunidad histórica, sí", dice, al tiempo que manifiesta reticencias respecto a quienes creen que el espacio se ha de poner en marcha "sí o sí".

Se han propuesto un objetivo difícil y es que la mayor parte o una parte muy importante de figuras del grupo promotor sean personas independientes, "no referenciadas" a ninguna organización.

Y parece que todos tienen claro que el papel que juega el Xavier Domènech es indispensable, pero para no concentrar demasiado las responsabilidades piensan en que otras figuras le acompañen en la función de portavoz.

Pretenden dar vida a una nueva organización, pero el propósito de lograr la confluencia de la izquierda para dar paso a un nuevo partido o 'nuevo sujeto político' viene de lejos, con mayor o menor alto de unidad orgánica. La expresión no es original, pero ahora la idea, después de cocinarse a fuego lento, parece que ha hecho fortuna.

Disolución en el nuevo partido o conservación de identidades

"Creo que deberíamos articular un nuevo sujeto político, al igual que el PSUC era la unificación de cuatro partidos y finalmente la suma iba más allá, creo que hoy estamos también en un contexto excepcional y de urgencia democrática, y tengo la sensación de que necesitamos un sujeto que aspire a construir una nueva hegemonía. Los actores por separado no pueden construirla".

Así se pronunciaba en entrevista en Público, Joan Herrera, en septiembre del año pasado, cuando estaba en primera línea política, era todavía diputado en el Parlamento y coordinador general de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV).

Barcelona en Comú, que llevó Ada Colau a la alcaldía de Barcelona en mayo de 2015, ya fue resultado de un esfuerzo unitario de movimientos y de un proceso de participación ciudadana de considerable duración, con el apoyo de casi los mismos partidos de izquierdas que ahora favorecen el nacimiento del nuevo sujeto.

La nueva fuerza política celebrará su congreso no más tarde del mes de marzo

Ese mismo año, la candidatura Cataluña Sí se Puede (CSQP) en el Parlamento de Cataluña también fue resultado de un esfuerzo de confluencia de ICV, EUiA, Podemos y Equo, que dejó por el camino el apoyo de otras posibles fuerzas , como 'Proceso Constituyente', que habían liderado personas como Arcadi Oliveres, Teresa Forcades y Vicenç Navarro, y que intentaba articular desde la primavera de 2013 una candidatura para las elecciones al Parlamento con la voluntad de hacer posible un nuevo modelo político y social. 'Proceso Constituyente' contaba con impulsores, como el propio Xavier Domènech, que ahora se encuentran implicados en el proyecto de los 'Comunes'.

Ahora, con la creación del nuevo espacio quedará abierto el debate sobre la permanencia o disolución en el nuevo 'sujeto político' de las organizaciones preexistentes que ya habían potenciado los procesos de confluencia descritos. "El clima entre los promotores es de optimismo", señaló a este diario un dirigente destacado del propio ámbito de los 'Comunes', pero eso no quiere decir que no haya reticencias o resistencias ante la posible 'pérdida de identidades'.

Y dejará también planteado un puñado de dudas sobre el impacto que tendrá el nuevo partido sobre organizaciones como el PSC, la CUP o la propia ERC.

Los dirigentes de los 'Comunes' piensan que en las próximas elecciones al Parlamento pueden quedar muy bien situados, teniendo en cuenta los resultados de En Común Podemos en las generales, pero la incógnita sobre el futuro del PSC y sus relaciones con el PSOE les hace pensar en el electorado que conserva esta formación en Cataluña, sobre todo entre las personas de más edad.

Y en el ámbito del soberanismo, deberán ver qué receptividad pueden tener sus propuestas entre sectores de la CUP, teniendo en cuenta la incomodidad que les genera el apoyo que dan al Gobierno de Junts Pel Sí.