Público
Público

Concejales de EB impiden la moción contra ANV

Sus ediles en Arrasate desoyen a Madrazo y no la apoyarán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Superadas las reticencias del sector soberanista del PNV, ahora son los concejales el grupo municipal de Ezker Batua –la marca de IU en el País Vasco–  la que ha puesto contra las cuerdas la propuesta del PSE de presentar una moción de censura contra la alcaldesa de ANV en Arrasate-Mondragón, Inocencia Galparsoro, por no condenar el asesinato de Isaías Carrasco.

Ezker Batua –que en esta localidad se presentó en coalición con Zutik y tiene tres ediles– formó parte del gobierno local junto a la formación abertzale hasta el lunes siguiente del atentado, cuando anunció que rompía el acuerdo por la actitud de los concejales de ANV tras el atentado. Sin embargo, desde que los socialistas comenzaron a hablar de presentar una moción de censura para desbancar a la izquierda abertzale radical de la alcaldía, los concejales de EB han mostrado sus reticencias a la misma.

Hace tres semanas, la asamblea local del partido ya elaboró un documento de diez folios en el que mostraba su rechazo a la propuesta ya que, en su opinión, la “finalidad real” de la misma no era otra que “el poder por el poder” y se negaban a participar en “estrategias que sólo busquen la ostentación de poder”. Una postura que no cambiaron tras una reciente reunión con los dirigentes socialistas locales, a los que les exigieron un acuerdo previo programático antes de apoyar su iniciativa.

De hecho, en la asamblea local que los militantes de EB y Zutik celebraron el pasado lunes para fijar de modo definitivo una postura, el documento contrario a dar los tres votos a la moción –imprescindibles para que ésta salga adelante– fue refrendado, ante la impotencia de la dirección vasca del partido, con Javier Madrazo a la cabeza, que sí era partidarios de desbancar a ANV de la alcaldía de Arrasate-Mondragón.

De hecho, el portavoz de la formación, Mikel Arana, insistía poco después que, a pesar de no compartir la decisión de sus concejales, no podían hacer nada para cambiarl ya que los estatutos de la formación dejaba en manos de la asamblea local las decisiones sobre acuerdos municipales. De nada sirvió tampoco el llamamiento de la Dirección Federal de IU para que los tres ediles realizaran una “rectificación inmediata” de su decisión.

En este clima de tensión por las mociones de censura, San Sebastián fue testigo ayer de un batalla de pancartas. Una veintena de militantes del PNV, encabezados por el líder del sector soberanista, Joseba Egibar, salió a la calle para apostarse, en silencio, frente a una concentración de la izquierda abertzale convocada frente a su sede, informa EP.

El medio centenar de radicales había comenzado a media tarde a corear lemas como ‘Moción de censura contra la tortura’, ‘PNV español’, ‘PNV Espainaren morroi’, (PNV criado de España) e ‘Independentzia’. Pocos minutos después, salieron una veintena de militantes del PNV de la sede del partido, portando una pancarta con el texto ‘Bizia errezpetatuz. Euskadi eraikitzen’ (Respetando la vida. Construyendo Euskadi) y permanecieron en silencio, sin responder a los gritos de los simpatizantes abertzales.