Publicado: 06.02.2014 09:54 |Actualizado: 06.02.2014 09:54

Condenados tres militares por fraude en una residencia universitaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Militar Central ha condenado a penas de entre un año y dos años y medio de cárcel a tres militares y dos empresarios sevillanos, acusados de delitos de fraude y contra la Hacienda Militar en la compra de la comida que servían en la residencia universitaria San Hermenegildo de Sevilla.

Fuentes del caso han informado de que el tribunal ha condenado a dos años y medio de cárcel al comandante Antonio P., exadministrador de la residencia, y al coronel Francisco M., exdirector, así como a dos años y tres meses de cárcel al subteniente Francisco M., entonces jefe de cocina. Los empresarios de alimentación Manuel R. y Fernando M., suministradores de la residencia, han sido condenados a un año de cárcel, mientras que han sido absueltos, por falta de pruebas, otro antiguo administrador de la residencia, un exdirector y otro exjefe de cocina.

Los mandos militares procesados trabajaron entre 2005 y 2009 en la residencia universitaria San Hermenegildo, situada en la céntrica avenida de la Borbolla de Sevilla, que fue fundada en 1958 para alojar a hijos de militares y guardias civiles. La investigación interna comenzó a raíz de las quejas de los trabajadores y de los 180 universitarios alojados en el centro por el empeoramiento de los servicios de limpieza y comedor, pese a que el precio de la residencia pasó de cien euros mensuales a 375 y 475.

La sentencia impone a los condenados el pago solidario de una indemnización de unos 90.000 euros, cantidad a la que ha quedado reducido el fraude pese a que inicialmente fueron acusados de apropiarse de 299.600 euros destinados a adquirir la comida para los estudiantes.

Pese a que los hechos sucedieron en Sevilla, el rango militar de los acusados obligó a trasladar el juicio en el Tribunal Militar Central de Madrid, donde se desarrolló a lo largo de dos semanas en diciembre pasado, con la declaración de más de 30 testigos y peritos. El abogado Fernando Osuna, que defendió al comandante que fue administrador de la residencia y que ha sido absuelto tras enfrentarse inicialmente a una petición del fiscal militar de 20 años de cárcel, expresó este miércoles en un comunicado su satisfacción después de "muchas horas de sufrimiento, gastos, noches sin dormir, intranquilidad y daño para su familia".

Las irregularidades contables y económicas de la residencia San Hermanegildo llevaron al procesamiento de dos coroneles, dos comandantes, un capitán, un subteniente y dos empresarios civiles acusados de delitos de fraude, contra la Hacienda Militar y falsedad.