Público
Público

Podemos condiciona su apoyo a la investidura de Díaz a la dimisión de Chaves y Griñán

Teresa Rodríguez presenta a la vencedora de las elecciones una lista con varias exigencias, entre ellas reducir el número de asesores. El PP dice ahora que sólo se abstendrán si los socialistas apoyan que gobierne la lista más votada.

Publicidad
Media: 4.35
Votos: 20
Comentarios:

Teresa Rodríguez: "Donde tenga los ojos Podemos tendrá los ojos la ciudadanía". 

SEVILLA.- Podemos ha condicionado este jueves un eventual acuerdo para facilitar la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta a la dimisión "inmediata" de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, a que no se ejecuten desahucios sin alternativa y a que se reduzca el número de altos cargos y asesores.

La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, ha comparecido en conferencia de prensa tras reunirse con Susana Díaz, dentro de la ronda de contactos impulsada por la presidenta en funciones con las fuerzas políticas que han obtenido representación parlamentaria en las elecciones autonómicas del pasado domingo.

Tras asegurar que Podemos ha "tomado nota" del mensaje de los ciudadanos en estos comicios, que ha resumido en la necesidad de "diálogo", la candidata de Podemos ha explicado que le ha planteado a Díaz las citadas medidas, que ha considerado de "sentido común", como condiciones para llegar a cualquier tipo de acuerdo.

Los tres ejes planteados son: tolerancia cero con la corrupción, lo que según Podemos pasa por "acabar con la impunidad"; responsabilidad social de las entidades bancarias que firmen convenios con la Junta y readmisión de personal en educación, sanidad y bienestar social, a través de la disminución de altos cargos y asesores políticos en las consejerías.

"Chaves y Grinán tienen que dimitir por responsabilidad política en la gestión de sus gobiernos sobre el fraude de los ERE. La dimisión debe ser inmediata y deben abandonar los escaños que ocupan. El cargo que ocupaban al frente de la Junta es suficientemente simbólico", ha esgrimido.

Teresa Rodríguez no ha tenido la más mínima duda en señalar que, si Díaz acepta los tres acuerdos propuestos, su formación apoyará la investidura, pero ha aclarado que en caso contrario la posición de Podemos es rechazarla. "La demanda de los ciudadanos es que las instituciones sean rigurosas y no dejen lugar a la impunidad de responsables públicos", ha acotado.

Junto a las dimisiones, Podemos pone como condición que se asegure la devolución de los fondos sustraídos o malversados y un acuerdo para hacer que los partidos políticos sean responsables subsidiarios. "La pelota la tienen en su tejado Susana Díaz y el PSOE-A, pero las propuestas son de sentido común y a coste cero", ha enfatizado.

La segunda propuesta, en línea con el rescate ciudadano, propone la responsabilidad social de las entidades bancarias con convenio con la Junta, de forma que se comprometan a no ejecutar desahucios de la vivienda habitual sin alternativa habitacional a personas en dificultades ni a generar situaciones de exclusión social derivadas de las deudas hipotecarias.

Se trata -según la diputada electa- de que las entidades bancarias y la Junta cumplan con los estándares internacionales de derechos humanos en materia de desahucios.

La tercera condición de Podemos para apoyar la legislatura pasa por la eliminación de altos cargos y asesores en la administración andaluza y la instrumental, tras un estudio previo, con idea de "adelgazar por arriba" el gasto y emplearlo en la contratación de personal sanitario, educativo y de servicios sociales.

El PP cambia de idea

El PP andaluz anunció el martes su intención de votar en contra de la investidura de Susana Díaz, rechazando así formar parte de ninguna de las "alianzas" que el PSOE-A pueda establecer. Sin embargo, a lo largo de la semana han cambiado de idea y se han comprometido a abstenerse, permitiendo la investidura de Díaz como presidenta.