Publicado: 12.01.2016 15:18 |Actualizado: 12.01.2016 17:23

Podemos condiciona las negociaciones con el PSOE a que apoye sus cuatro grupos 

"De no ser así, entendimientos ulteriores serán muy complicados", sostiene Pablo Iglesias. También pide a los socialistas que para pactar un gobierno alternativo al del PP elijan entre su partido y Ciudadanos, "muleta" de los conservadores. 

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (2i), acompañado de los representantes de En Marea, En Comú Podem y Compromís Podemos. Alexandra Fernández, Xavier Domènech (2d), Joan Baldoví, respectivamente, REUTERS/Juan Medina

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (2i), acompañado de los representantes de En Marea, En Comú Podem y Compromís Podemos. Alexandra Fernández, Xavier Domènech (2d), Joan Baldoví, respectivamente, REUTERS/Juan Medina

MADRID.- Podemos insiste en que no cierra ninguna puerta al diálogo, pero condiciona seguir negociando con el PSOE a que los socialistas respalden su voluntad de contar con cuatro grupos en el Congreso, tres de ellos para las alianzas de Catalunya, Comunidad Valenciana y Galicia.

"Estamos convencidos de que nos pondremos entender con el PSOE, porque de no ser así está claro que entendimientos ulteriores serían muy complicados", afirmaba este martes el líder de Podemos, Pablo Iglesias. "Parece evidente que es necesario para continuar un diálogo", insistía Iglesias, en su primera rueda de prensa en lo que va de año.

Así, se muestra "optimista" ante la posibilidad de formar un gobierno progresista que expulse al Partido Popular de La Moncloa, pero afirma que en sus cálculos no entra que Ciudadanos forme parte de este ejecutivo. "El PSOE tiene que escoger si se pone de acuerdo con el PP y Ciudadanos o con nosotros", sostiene Iglesias, que justifica su exigencia en que "es difícil imaginar una alternativa que represente la justicia social en alguien que se ha convertido en bastón de apoyo del PP". Recuerda que "antes Sánchez situaba a Ciudadanos en las derechas", por lo que considera difícil el entendimiento con esta fuerza. Por su parte, Albert Rivera, líder de C's, ya ha dejado claro que su formación no apoyará ningún gobierno en el que participe el partido morado.

PSOE , Podemos y sus marcas territoriales sumarían 159 escaños en el Congreso, lejos de la mayoría de 176 diputados, por lo que requerirían del apoyo de otras fuerzas. Preguntado por las posibilidades de entendimiento con ERC y CDC (Democràcia i Llibertat, en el Congreso), Iglesias responde que podrían llegar a "acuerdos programáticos con ERC" -a pesar de tener "muchas diferencias" con esta fuerza-, pero ve "difícil" hacerlo con CDC, que ha aplicado "políticas económicas muy similares a las del PP".

Podemos se esfuerza por transmitir que la pelota queda ahora en el tejado de los socialistas, y continúa su campaña de erosión al PSOE. Su líder asegura que no ha conversado telefónicamente con Pedro Sánchez desde el 24 de diciembre, aunque reconoce que sí han intercambiado algunos mensajes de Whatsapp.

"No contemplamos otro escenario que el de los cuatro grupos"

Otra de las condiciones para entenderse con el PSOE -"Si da pasos con sus actos y no con viajes a Lisboa"- es su apoyo a la Ley 25 de emergencia social que Podemos quiere presentar este miércoles en la sesión constituyente del Congreso, en forma de proposición de ley. "No vamos a creer lo que el PSOE diga, vamos a creer lo que haga y demuestre". "Ponemos encima de la mesa la Ley 25 no para que el PSOE diga que está bien, sino para que los 90 diputados del PSOE la apoyen", zanjaba.

Iglesias ha comparecido este martes acompañado por los diputados y portavoces de sus alianzas territoriales en Catalunya (Xavi Domènech, En Comú Podem), Comunidad Valenciana (Joan Baldoví, Compromís-Podemos- És el moment) y Galicia (Alexandra Fernández, En Marea). Los cuatro insisten en que no contemplan un escenario alternativo a contar con cuatro grupos parlamentarios. De hecho, Iglesias se ha referido a sus compañeros de mesa como "los portavoces de los grupos parlamentarios del cambio".

"Cumplimos los requisitos necesarios para formar grupo. Estamos en nuestro derecho de exigir este grupo", sostiene Fernández, que asegura que lo contrario supondría un "fraude democrático". Por su parte, Domènech recuerda que hay precedentes en la historia de la cámara, a pesar de que en algunos casos no se cumplían todos los requisitos, como asegura que sí ocurre con estas alianzas. "Otro escenario visualizaría que se está preparando una Gran Coalición. Entendemos que los compañeros socialistas aceptarán estos principios", apostillaba,



La última palabra al respecto corresponde a la Mesa, el órgano de gobierno de la Cámara Baja, pero PP, PSOE y Ciudadanos rechazan públicamente el planteamiento de Podemos. La Mesa debe quedar constituida este miércoles, pero el partido morado condiciona su apoyo al candidato socialista a presidir el Congreso, el exlehendakari Patxi López, a que los socialistas les respalden para hacerse con los cuatro grupos, para lo que aún cuentan con unos días de margen.

"Estamos confiados en que se puede llegar a acuerdos en el último minuto. Confiamos que la Mesa sea reflejo de esta realidad plurinacional que los ciudadanos votaron el día 20", asegura Joan Baldoví. Para lograrlo, el portavoz de Compromís-Podemos-És el Moment asegura que están abiertos a negociar los tiempos de intervención en los plenos o las asignaciones económicas que les correspondan -con cuatro grupos se harían con una mayor subvención-, porque el objetivo "es tener voz, no acaparar nada".

Ha sido el primer encuentro entre Podemos y sus alianzas territoriales tras la investidura el domingo del nuevo president Catalán, Carles Puigdemont, aunque Iglesias se reunió con Ada Colau en Barcelona este mismo lunes. Por el momento, y aunque los portavoces de És el moment no sean tan claros al respecto, el partido de Iglesias y las fuerzas "hermanadas" mantienen también la celebración de un referéndum de autodeterminación en Catalunya como línea roja, además de la reforma constitucional de cinco ejes que vertebra su propuesta de gobierno.

"Encantados de que la UDEF investigue"

En las últimas horas, OK Diario y El Confidencial han publicado informaciones sobre la supuesta investigación abierta por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) a Podemos para aclarar si ha recibido financiación de Irán. El primero cifra la cantidad investigada en dos millones de euros, el segundo en cinco millones.

"Estamos encantados de que la UDEF investigue y estamos a su disposición", respondía este martes Iglesias a una pregunta al respecto. El líder del partido del círculo sacaba pecho porque su partido "tiene los bolsillos transparentes" y ha sometido sus números a una "auditoría externa", además de a la supervisión del Tribunal de Cuentas.