Publicado: 07.05.2015 22:46 |Actualizado: 08.05.2015 01:08

Podemos confía en
el tirón de Iglesias, Bescansa y Errejón para ganarse a los indecisos

El partido señala al PP como su único rival y deja fuera de la ecuación al PSOE y a Ciudadanos. Echará el resto en Valencia, Madrid, Aragón y Asturias, donde se ve con más posibilidades

Publicidad
Media: 3
Votos: 5
Comentarios:
Pablo Iglesias, durante la presentación del programa marco autonómico del partido, este martes. REUTERS

Pablo Iglesias, durante la presentación del programa marco autonómico del partido, este martes. EFE/ Kiko Huesca

MADRID.- Es su tercera cita con las urnas en su año de vida, la penúltima antes de las generales, su objetivo número uno. Podemos entraba de lleno en la campaña electoral durante la medianoche de este viernes manteniendo el reto de "asaltar los cielos", y apostando por el tirón mediático de Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa para seducir a los indecisos. Cada uno participará en más de una docena de mítines y otros actos acompañados por otros dirigentes nacionales que les ayudarán a arropar a los candidatos autonómicos, muchos de ellos todavía desconocidos para la opinión pública.

"Los portavoces nacionales tienen más visibilidad, pero son los candidatos los que se labran credibilidad trabajando en el ámbito más cercano", asegura a Público Íñigo Errejón, secretario de Política y número dos del partido, además de máximo responsable de coordinar las campañas, junto con Carolina Bescansa.

Después de algunos fallos de coordinación y comunicación en la campaña andaluza, Errejón explica que aunque se reúnen con los equipos autonómicos para "poner a punto discursos" y argumentario, son esos equipos los que deciden su hoja de ruta, qué temas tratar y qué estrategia mediática seguir:"Hay un paraguas estatal que es la línea general", pero "son las candidaturas las que tiran de imaginación, las que sacan la cabeza". "La batuta la llevan ellos", apunta.



La encuesta del CIS destapada este jueves no cambia la estrategia del partido: dicen salir a ganar en todas las comunidades, a pesar de que el sondeo los sitúa como segunda o tercera fuerza en el mejor de los casos. Según la encuesta sólo tienen opciones de gobernar en Navarra -a pocas décimas de UPN, primera fuerza-, pero la dirección sigue apostando por intensificar esfuerzos en Madrid, Valencia, Aragón y Asturias, las plazas en las que se ve más fuerte.

Son las regiones que acogerán más mítines con los principales dirigentes (entre tres y cuatro cada una salvo Aragón, dónde sólo hay uno previsto) y jugarán un papel clave en la estrategia del partido para las generales de finales de año, en especial en el caso de la comunidad que aspira a gobernar José Manuel López, con el que Iglesias lleva semanas volcándose, y con el que cerrará la campaña el 22 de mayo.

Errejón: "El PP es el culpable del secuestro de las instituciones en la mayoría de comunidades"

El partido sigue aplicando la estrategia del enemigo único que encarna el Partido Popular porque, como justifica Errejón, "es el adversario fundamental": "Es el ejemplo perfecto de lo que no hay que hacer", "el culpable del secuestro de las instituciones en la mayoría de comunidades". Fuera de su ecuación quedan el PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos, una fuerza a la que considera "una opción política que encarna la continuidad del PP", "sin suficiente valentía para contribuir al cambio".

A juicio del número dos del partido, son tres las "maniobras" que intentan desarrollar "los poderosos" para poner palos en las ruedas de la maquinaria electoral de Podemos: "Sembrar la incertidumbre y el miedo"; "desarrollar un simulacro de castigo a los grandes partidos" para después apoyar opciones que no representan el cambio, e intentar centrar el debate público en Podemos: "Como no se pueden contar algunas verdades se intenta hablar de Podemos, intentan no hablar de soluciones para que hablemos de nosotros mismos", apunta.

Iglesias: "Las autonómicas son el anticipo del cambio"

La plana mayor de Podemos ha dado el pistoletazo de salida a la campaña en el madrileño barrio de Hortaleza, donde reside el candidato José Manuel López. Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Luis Alegre y Sergio Pascual han arropado al candidato en la tradicional pegada de carteles.

Carolina Bescansa,José Manuel López, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón durante el pistoletazo de salida a la campaña de Podemos.

Carolina Bescansa,José Manuel López, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón durante el pistoletazo de salida a la campaña de Podemos.

Ante decenas de simpatizantes, el secretario general de Podemos ha recordado que un año atrás el arranque de campaña les cogió en Berlín, en un momento en el que ninguna encuesta se aproximaba siquiera al resultado que lograron el 25 de mayo -5 escaños-. "Vamos a trabajar para que las autonómicas sean el anticipo del cambio", ha defendido.

En esta línea, y preguntado por la encuesta del CIS de este jueves, Iglesias ha evitado pronunciarse sobre la caída en la intención de voto que otorga a su formación la encuesta con respecto a la anterior: "Superamos al Partido Popular en intención directa de voto", ha zanjado.

"Tenemos un proyecto para la comunidad de Madrid", ha dicho por su parte López. "Sabemos que a partir de ahora lo importante es contarlo porque la ciudadanía va a reconocerse en el proceso", zanjaba.

Una campaña de 2,4 millones de euros

Desde su nacimiento Podemos optó por no contraer créditos bancarios, y son los simpatizantes quienes financian las distintas campañas electorales a través de microcréditos. En total, el partido espera recaudar cerca de dos millones cuatrocientos mil euros, medio millón más que IU y Ciudadanos, y lejos de los 7,8 millones del PSOE -el PP no ha querido dar cifras-.

La mitad del presupuesto servirá para costear las campañas en Madrid y Valencia; ya han recaudado 345.900 euros en la Comunidad que hoy gobierna Ignacio González, y otros 188.000 en la región que controla el PP de Alberto Fabra.

El precedente andaluz

Errejón reconoce que son los grandes actos "los que más ilusionan a los militantes", y "devuelven el carácter épico" y la "pasión por la política" que considera marca de la casa. Sin embargo, defiende también que "hay que desarrollar muchos actos de más proximidad a sectores concretos", y reconoce que esta es una de las enseñanzas de la campaña andaluza tras la que se hicieron con 15 diputados.

En lo que respecta a los peligros que deberán afrontar, Errejón no descarta que los ataques mediáticos contra su formación se intensifiquen antes del 24 de mayo. "Para algunos sectores parece que sobre Podemos valga todo", lamenta.

Apenas un año después de las elecciones en el Europarlamento con las que asestó el primer golpe al bipartidismo, Podemos se prepara para la segunda cita con las urnas de 2015, parada obligatoria en el trayecto a las generales, en un momento en el que las encuestas indican que la formación empieza a asentarse en un tablero político dominado por cuatro fuerzas.

Errejón insiste en que tienen ganas de campaña. Son las primeras elecciones en las que Juan Carlos Monedero no les acompañará en la primera línea, y en las que podrán medirse con el Partido Popular en sus feudos históricos. En resumen, unos comicios claves para lograr el cambio político que persiguen.