Publicado: 20.07.2014 19:12 |Actualizado: 20.07.2014 19:12

El Congreso afronta nuevas obras que costarán más de cuatro millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Congreso de los Diputados tiene que afrontar una nueva fase de obras de rehabilitación que van a costar más de 4 millones de euros y que esta vez afectarán a la mayor parte de la segunda planta del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, así a uno de sus sótanos. Los trabajos arrancarán en agosto y está previsto que duren unos 15 meses, prácticamente hasta el final de la legislatura. Desde 2011 la Cámara ha invertido casi seis millones en reparaciones y rehabilitaciones.

Fuentes parlamentarias han precisado que Dragados (Grupo ACS) ha sido la empresa elegida, en un procedimiento negociado, para hacerse cargo de estas nuevas obras que va a sufrir la sede de la Cámara Baja.

El pasado año ya se sustituyeron las cubiertas del Palacio, un trabajo que también llevó a cabo Dragados y en el que se invirtieron 4,5 millones de euros con cargo a Patrimonio Nacional. Además, se reformaron el hemiciclo y una nueva sala del Palacio, dotándoles de un nuevo sistema de climatización para lo que se desembolsaron más de 400.000 euros, pagados por la institución.

Los nuevos trabajos tienen como objetivo el refuerzo de las estructuras horizontales de la segunda planta del Palacio, que son las originales y datan de mediados del siglo XIX. En concreto, se va a reforzar el forjado de las mismas y se va cambiar el suelo que las cubre.

También es necesario hacer reformas en el segundo sótano del edificio, que se acabó de construir en 1850, sobre un antiguo convento. De hecho, parte de los cimientos del convento se utilizaron para levantar el Palacio de la Carrera de San Jerónimo y también tendrán que ser revisados ahora. Además de reparar la cimentación, para afianzarla y arreglar sus deficiencias actuales, se van a retocar la bajantes de pluviales y de saneamientos. En lo que va a de legislatura, la Cámara Baja ha ido prácticamente enlazando una fase de obras con otra.

En los trabajos para la sustitución de las cubiertas del Palacio se descubrió el mal estado en el que estaban las estructuras de la última planta del edificio y hubo que actuar de urgencia para repararlas por motivos de seguridad. En julio de 2012 el Congreso adjudicó un contrato por importe de 778.800 euros (IVA incluido) para las obras de mantenimiento y reparación de los de los edificios parlamentarios, así como para pequeños traslados.

Asimismo, se decidió rehabilitar la ahora bautizada como Sala Prim, un espacio que antes ocupaban dos salas de comisión —Catalatrava y Olózaga—, que llevaban más de una década sin utilizarse. Con ello se ha recuperado uno de los espacios de la historia reciente del Congreso pues allí llegó a reunirse el Senado en las Cortes Constituyentes y allí se celebraron las reuniones de la ponencia de la que nació la Constitución de 1978.

Además, este verano se ha aprovechado para hacer obras en el edificio que la institución tiene el número 36 de la Carrera de San Jerónimo. En concreto, se están restaurando las fachadas interiores de la conocida como tercera ampliación, una tarea que también ha recaído en Dragados y que supone una inversión de unos 150.000 euros.