Público
Público

El Congreso aprueba aumentar la presencia militar española en Irak

125 militares y 25 guardias civiles se sumarán a los más de 300 españoles que ya están en el país con la misión de entrenar al Ejército y la Policía iraquíes contra el Daesh

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, conversa con el presidente de la Comisión de Defensa del Congreso, José María Barreda (d). EFE/Fernando Alvarado

@CdelCastilloM

MADRID.- El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes ampliar la presencia militar española en Irak con 125 soldados y 25 guardias civiles más, que se sumarán a los alrededor de 300 ya desplegados sobre el terreno.

La ministra de Defensa, Mª Dolores de Cospedal, ha sido la encargada de solicitar el visto bueno de los parlamentarios a esta iniciativa del Gobierno, que se ha aprobado con 29 votos a favor y 8 en contra, de los miembros de Podemos.

Esta fuerza tiene la misión de entrenar al Ejército iraquí en su guerra contra el Daesh, que actualmente libra la batalla para recuperar Mosul, principal base yihadista en el país. El aumento del número de efectivos tiene como objetivo "ampliar los contenidos formativos  del personal iraquí en la lucha contra los artefactos explosivos y desminado", ha explicado la ministra de Defensa, Mª Dolores de Cospedal.

La ministra ha explicado que los soldados y guardias civiles españoles han contribuido a la formación de 22.800 personas, que a su vez "han participado en la campaña que ha permitido al Ejército iraquí recuperar más de la mitad del territorio que fue ocupado por la organización terrorista", ha recopilado. 

Los guardias civiles, por su parte, colaboran con la Policía de fronteras del país y con los efectivos encargados de pacificar el terreno recuperado al Daesh.

La medida ha sido criticada por varios grupos, aunque finalmente solo el de Podemos ha votado en contra. El portavoz en la comisión de Defensa de la formación, Juan Antonio Delgado, ha recordado que esta misión en Irak es descendiente directa de la guerra de ocupación del país lanzada por EEUU hace trece años, y se ha preguntado si hoy en día Irak es un lugar más seguro que cuando España inició sus operaciones militares en el país.

"Si se quiere formar a los soldados y policías iraquíes se puede traer un contingente aquí y entrenarlos aquí", dice Podemos, el único grupo que ha votado en contra

"Hay que reforzar la sociedad civil, cortar las vías de financiacion y de captación", ha afirmado Delgado, indicando que enviar más militares españoles a Irak "no es la solución". "Si se quiere formar a los soldados y policías iraquíes se puede traer un contingente y entrenarlos aquí", ha especificado el diputado, guardia civil en excedencia.

Aitor Esteban, representante del PNV en la comisión, ha afeado por su parte que todos los esfuerzos españoles se centren en apoyar a las Fuerzas Armadas iraquíes y "olviden" a las milicias kurdas, "que han demostrado ser una de las fuerzas más efectivas a la hora de frenar el avance de los yihadistas".

"Diálogo" frente al oscurantismo de Morenés

La comparecencia de Mª Dolores de Cospedal en la comisión de Defensa del Congreso ha sido la primera vez que la ministra ha explicado las principales líneas de acción que guiarán su gestión al frente del departamento. En esta toma de contacto con los diputados ha destacado su voluntad de ofrecer un perfil diferente al de su antecesor, el también conservador Pedro Morenés.

Cospedal ha mantenido un talante dialogante e incluso ha mostrado un propósito de enmienda con algunas de las políticas más criticadas de Morenés, como fue la extrema opacidad con la que manejó el Ministerio y su partida de gastos. "Los costes se verán con toda claridad y con toda transparencia”, ha prometido.

De esta forma, la ministra ha ofrecido a los diferentes grupos convertir Defensa en una área donde imperen las "políticas de Estado" y el "diálogo constructivo". Además, ha avanzado que una de sus prioridades será también promulgar la "cultura de Defensa" entre los ciudadanos.

La mayoría de los grupos han recogido el guante de la conservadora, siendo PSOE y Ciudadanos los que han expresado con mayor énfasis la necesidad de alcanzar políticas de Estado. Los portavoces de estos grupos han convenido con la ministra la necesidad de redactar una ley de financiación a largo plazo del armamento, cuya inclusión en el presupuesto de Defensa de 2017 provocará un aumento del 30%.

Derechos de los militares

Solo los portavoces de Podemos y ERC han elevado el tono en sus criticas a los propósitos de gestión de la ministra. Juan Antonio Delgado ha pedido en este caso que "la democracia entre en los cuarteles", en relación al recorte de derechos que sufren "los ciudadanos de uniforme" por su condición de militares, aí como la persecución del asociacionismo.

"El que se hace militar sabe que va a tener una forma distinta de vivir", ha contestado Cospedal, recordando que los militares se alistan en las Fuerzas Armadas voluntariamente. "Ser voluntario no puede ser equiparable a no tener derechos", le ha espetado Delgado.

La portavoz de ERC ha tachado de "vergonzoso" el aumento del presupuesto militar que tendrá lugar esta legislatura, "cuando el CIS dice que la población española opina que el primer ministerio donde se debería recortar es en el de Defensa", ha tachado Teresa Jordà.