Publicado: 20.01.2016 13:14 |Actualizado: 20.01.2016 16:50

PP y C's ignoran a los letrados
de las Cortes y tumban el grupo de Esquerra, IU y Bildu

Las dos formaciones conservadoras alegan en la reunión de la Mesa del Congreso de los Diputados “fraude de ley” por entender que los dos diputados de IU y los otros dos de Bildu se integraban con los de ERC para cobrar dinero.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
Vista del Congreso la semana pasada, el día de su constitución. /EFE

Vista del Congreso la semana pasada, el día de su constitución. /EFE

MADRID.- En la primera ocasión que ha habido oportunidad los representantes del PP, tres miembros, y los de Ciudadanos, otros dos, en la Mesa del Congreso de los Diputados han votado conjuntamente, imponiendo su mayoría en el órgano de dirección de la cámara.

El motivo no ha sido otro que el de oponerse a la creación del grupo parlamentario de Esquerra Republicana integrado por los nueve miembros del partido independentista catalán más otros cuatro parlamentarios, dos de IU y dos de Bildu.

El resto de la Mesa, los dos socialistas, incluido el presidente socialista Patxi López, y los dos de Podemos, se han manifestado a favor de autorizar la constitución de ese grupo parlamentario por entender que se ajusta “de forma escrupulosa” a las normas que exige el reglamento de la Cámara baja, según ha explicado el propio López en una breve comparecencia ante los periodistas.

El informe jurídico realizado por los letrados no ponía ningún impedimento a su constitución

Uno de los miembros de Ciudadanos en la Mesa, Ignacio Prendes, vicesecretario segundo, ha argumentado la negativa en que la conformación de ese grupo “constituye un fraude de ley, con el único objetivo de cobrar las subvenciones electorales que marca la ley”. El vicesecretario segundo ha añadido que ese argumento se basaba “en las declaraciones públicas en medios de comunicación que han hecho varios portavoces políticos que pretenden formar ese grupo parlamentario”.




El grupo parlamentario de Esquerra Republicana – nombre formal con el que se autodenominaba – estaba integrado por los 9 diputados obtenidos por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), más los dos de IU y los dos de Bildu. Con esta forma los once parlamentarios cumplían al pie de la letra los preceptos que marca el reglamento de la Cámara baja para la constitución de un grupo parlamentario: tener al menos 5 escaños y haber logrado, a nivel nacional, al menos el 5% de los votos.

De esta forma, ERC superaba un pequeño escollo técnico consistente en que esta formación no logró alcanzar el 15% de los votos en una de las cuatro circunscripciones en las que se presentaba, otro de los requisitos para formaciones exclusivamente territorio les y que no llegan al 5% de votos nacional. De todas formas, este mismo “obstáculo” no ha sido óbice para que la mesa haya autorizado, aunque con dos votos en contra, el grupo de Democràcia i Llibertat (DiL) que tampoco llegaba al 15% de los votos en la circunscripción de Barcelona.

El propio presidente de la cámara, el socialista Patxi López, se ha mostrado sorprendido, al igual que los miembros de la Mesa de Podemos, por el voto contrario a la constitución de este grupo. “Cumplen todos los requisitos”, ha afirmado López, quien ha explicado que se abre a partir de este momento la posibilidad de que este grupo presente ante la Mesa un recurso de reconsideración antes del viernes por la tarde.

El grupo de ER puede presentar recurso, que resolverá el próximo martes la propia Mesa una vez “oído” el criterio de la Junta de Portavoces, donde hay una mayoría de partidarios a autorizar el grupo

El recurso que presentarán los integrantes del grupo de ER lo resolverá el próximo martes la propia Mesa una vez “oído” el criterio de la Junta de Portavoces. Este detalle se considera importante porque en esta instancia hay una mayoría de partidarios a autorizar a este grupo. El informe jurídico realizado por los letrados no ponía ningún impedimento a su constitución.

Esta ha sido la primera decisión polémica que se ha adoptado en la Mesa mostrando una gran división entre las formaciones conservadoras y las progresistas. Hay que recordar que Patxi López logró la presidencia d e la Cámara baja gracias un acuerdo con Ciudadanos, lo que no impidió que el PP obtuviera tres puestos en el órgano de dirección al no querer Podemos sumarse a un pacto con los socialistas con la inclusión del PNV.

La Mesa también ha rechazado, aunque de forma más previsible, la constitución del grupo parlamentario planteada por Compromís por no alcanzar ninguno de los requisitos exigidos, ni número de diputados ni porcentaje de votos, ni a nivel nacional ni en el territorial.

La Mesa ha postergado a la semana próxima la decisión de qué comisiones parlamentarias se crearán en base al informe jurídico solicitado a los letrados para establecer los criterios de actividad de la cámara mientras existe un Gobierno en funciones. “Yo quiero que la cçámara conmience a funcionar a tope a partir del martes próximo”, ha declarado el presidente López a los periodistas.

Sin embargo, no ha querido aventurar qué tipo de comisiones se pondrán en marcha “aunque hay algunas como la del Estatuto del Diputado, que debe dar las autorizaciones a las declaraciones presentadas por los diputados, que deben funcionar de forma inmediata; también la del reglamento de la cámara y otras”.