Publicado: 30.08.2013 11:15 |Actualizado: 30.08.2013 11:15

El Congreso de Argentina firma su condena a "la impunidad" de los crímenes franquistas

En una carta, el presidente de la Cámara y varios diputados de Gobierno y oposición expresan su "enérgico repudio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"La Cámara de Diputados de la Nación declara su enérgico repudio a los crímenes de lesa humanidad cometidos en España por la dictadura franquista y a la impunidad de que gozan sus responsables". Así de tajante se ha pronunciado el Congreso argentino en una carta a la que Público ha tenido acceso firmada por su presidente, Julián Domínguez, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de esa cámara, Romero Carlotto, y otros ocho diputados de diferentes formaciones políticas.

En su delclaración, los parlamentarios han expresado además su solidaridad con las víctimas, "apoyando el proceso judicial abierto en nuestro país para investigar los crímenes, promoviendo de esta forma la memoria, la verdad y la justicia", señalan.

La redacción del documento, con fecha del 28 de agosto, coincide con la presencia en el país sudamericano de Darío Riva, primer querellante de la causa, Carlos Slepoy, abogado de las víctimas de la dictadura, y Soledad Luque Delgado, víctima del robo de su hermano durante el franquismo, que presentarán el lunes la primer declaración sobre el robo de bebés ante la juez del caso, la argentina María Servini de Cubría.

Entre los fundamentos aducidos por el Congreso para redactar el documento, los diputados destacan "la absoluta denegación de justicia existente en España respecto a estos crímenes" y que el proceso judicial abierto en Argentina "es el único en el mundo que pretende investigarlos".  

"Las víctimas del genocidio sufrido por nuestros pueblos recurrieron a los tribunales españoles, y a los de otros países europeos, en procura de que se les otorgara el amparo judicial que los nuestros les negaban. Hoy las víctimas del genocidio franquista, uno de los más graves perpetrados en el siglo XX, lo hacen ante los tribunales de justicia argentinos con el mismo propósito", señala el documento.

Ante la imposibilidad de abrir un proceso en España y tras ser apartado de la carrera judicial el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que investigaba los crímenes, el 14 de abrir de 2010 las asociaciones por la Memoria Histórica interpusieron una querella ante la justicia argentina para investigar los crímenes franquistas, una causa que sigue abierta y que el Gobierno español ha obstaculizado en varias ocasiones.