Público
Público

El Congreso ataca con la corrupción del PP a Rajoy y sus ministros esta semana

Los grupos parlamentarios socialista, Unidos Podemos y Ciudadanos presentan una amplia batería de preguntas en pleno y comisión sobre la actuación partidista de la fiscalía.

Publicidad
Media: 3.88
Votos: 8
Comentarios:

Mariano Rajoy durante el debate de los presupuestos.- REUTERS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, regresa esta semana a la sesión de control parlamentario al Ejecutivo después de cinco semanas ausente en este trámite pese a la proliferación de acontecimientos en torno a la corrupción en su partido, el PP. Hasta el momento, Rajoy no se ha pronunciado al respecto ni la oposición ha tenido oportunidad de preguntarle.

Este miércoles, sin embargo, el jefe del Ejecutivo y líder del partido conservador se encontrará de bruces con preguntas sobre la corrupción del PP y el comportamiento partidista de la Fiscalía General del Estado y la de Anticorrupción; también deberá contestar otra sobre la petición social de celebrar un referéndum de autodeterminación en Catalunya.

El portavoz socialista, Antonio Hernando, será el encargado de iniciar la presión sobre Rajoy, a quien le preguntará sobre qué medidas piensa adoptar para recuperar la confianza ciudadana tras la catarata de noticias sobre corrupción que afectan a su partido y a ex altos cargos, como Ignacio González, encarcelado por la operación Lezo.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, será el encargado, a continuación, de presionar al presidente del Gobierno. El dirigente de la formación morada quiere conocer la valoración de Rajoy sobre el trabajo desarrollado en las últimas semanas por la Fiscalía Anticorrupción, y su responsable, Manuel Moix.

El nuevo portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, finalmente, preguntará a Rajoy sobre qué respuesta piensa dar como presidente del Gobierno a la demanda social de celebrar un referéndum de autodeterminación en Catalunya. Fuentes de esta formación política explicaron a Público que también saldrá a relucir la “policía política” del ministerio del Interior contra el proceso soberanista.

La presión sobre el Gobierno en estas materias no finaliza con las preguntas a Rajoy. Otros tres miembros de su Gobierno deberán responder a otras seis preguntas planteadas por la oposición; incluso el grupo parlamentario de Ciudadanos participa en la ofensiva contra el Ejecutivo con la corrupción del PP como argumento.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, es la otra “pieza” que persigue la oposición. El secretario general de la formación naranja, José Manuel Villegas, pregunta por las injerencias de la Fiscalía General del Estado en las investigaciones sobre casos de corrupción. Por su parte, la diputada socialista Isabel Rodríguez quiere que el ministro explique las maniobras de la Fiscalía para “obstaculizar” las causas judiciales sobre corrupción.

Otro diputado socialista, Rafael Simancas, plantea a Catalá de qué forma explica “los vínculos del Gobierno” con los protagonistas de la operación Lezo. Pero la presión de la oposición no se detendrá en este pinto. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es objeto de preguntas por parte del grupo socialista en temas de corrupción. Pedro Saura le preguntará sobre los efectos en materia de corrupción que ha tenido la amnistía fiscal que decretó en la anterior legislatura.

Es responsable de las finanzas públicas también será preguntado por la diputada Soraya Rodríguez sobre la valoración que hace el Gobierno de las actuaciones presuntamente corruptas conocidas ahora del ex vicepresidente Rodrigo Rato, antiguo jefe del propio Montoro.

La novena pregunta de la sesión de control al Gobierno la formulará el también diputado socialista Felipe Sicilia, en esta ocasión a titular de Interior, Juan Ignacio Zoido. La cuestión es sencilla: si el ministro considera que el secretario de Estado de Seguridad explicó de forma convincente en sede parlamentaria la reunión que mantuvo con el hermano de Ignacio González tras conocer que ambos eran investigados por la justicia.

La ofensiva de la oposición se completa con una interpelación urgente al ministro de Justicia que plantea el grupo parlamentario socialista. Este grupo quiere averiguar si el ministro Catalá “piensa asumir responsabilidades políticas” por las maniobras realizadas desde el Ministerio Fiscal “dirigidas a obstaculizar determinadas causas judiciales contra la corrupción”, sí como “las propias actuaciones del ministro en relación con estas causas”.

Además, una vez acabe la sesión plenaria, las explicaciones de miembros del Gobierno continuarán. Será en la comisión de Justicia en la que a primeras horas de la tarde deberán comparecer, de forma consecutiva, el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, y el ministro Catalá. Prácticamente todos los grupos de la oposición han solicitado estas comparecencias para responder sobre la actuación de ambos en la operación Lezo de corrupción de altos cargos del PP en Madrid.

Poco después, en este caso en la Comisión de Interior, deberá hacer lo propio el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para hablar del polémico paso fronterizo de El Tarajal entre Ceuta y Marruecos. A buen seguro que surgirán rescoldos de su anterior comparecencia sobre su reunión con el hermano de Ignacio González.

Para rematar la tarde, otro protagonista de polémica en el seno del Gobierno, el director general de Tráfico, Gregorio Serrano, comparecerá en la comisión de Seguridad Vial para exponer las líneas generales de su departamento. Es también seguro que deberá explicar detalles de la polémica suscitada sobre su pretensión de ocupar un piso de la Guardia Civil en Madrid como redsidencia, para lo que fue previamente acodicionado.