Público
Público

El Congreso edita un libro con los discursos del ministro de Franco que creó la selectividad

Cruz Martínez Esteruelas fue procurador en las Cortes franquistas entre 1963 y 1977. Como ministro de Educación, cerró la Universidad de Valladolid. Y participó en el Consejo de Ministros que dio el “enterado” a los últimos fusilamientos de la dictadura

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Fachada del Congreso de los Diputados/EFE

El Congreso de los Diputados acaba de editar un libro en el que se recogen las intervenciones de Cruz Martínez Esteruelas en las Cortes franquistas entre los años1965 y 1976 en los que fue procurador.

El libro lleva por título “Cruz Martínez Esteruelas. Discursos parlamentarios de un procurador en Cortes. 1965-1976” y ha visto la luz dentro del plan editorial de la Cámara baja para los años 2015 y 2016 que ejecuta la Dirección de Estudios. Análisis y Publicaciones de la institución parlamentaria.

Es la primera vez que el Congreso de los Diputados, que tiene una amplia y reconocida producción editorial desde 1977, edita una publicación dedicada a difundir exclusivamente las intervenciones de un “procurador” de las Cortes de la dictadura franquista, según han explicado a Público fuentes de la cámara relacionadas con esta actividad editorial.

La publicación se presenta, según afirma Fernando Díez Moreno, vicepresidente de la Fundación Tomás Moro, como un “complemento” de las obras completas del político franquista editadas en 2011. Esa fundación, considerada como una entidad de marcada ideología ultraconservadora, fue fundada por el propio Martínez Esteruelas en 1981.

Portada del libro de “Cruz Martínez Esteruelas. Discursos parlamentarios de un procurador en Cortes. 1965-1976

El político franquista, según se destaca en el prólogo, tuvo un gran protagonismo como procurador en los debates de las leyes franquistas de Orden Público y de Prensa.

En la recta final participó activamente en defensa de la ley para la Reforma Política en 1976.

Fue ministro de Planificación y Desarrollo en el gobierno que formó el almirante
Carrero Blanco en 1973 y posteriormente de Educación con Carlos Arias Navarro como presidente del Gobierno hasta diciembre de 1975.

Sin embargo, se ocultan otros pasajes de su trayectoria pública. En su etapa como
ministro de Educación cerró las actividades de la Universidad de Valladolid tras unas protestas estudiantiles, creó la selectividad para acceder a los estudios universitarios y participó en el Consejo de Ministros que dio el “enterado” a las sentencias de muerte que derivaron en los últimos fusilamientos de la dictadura del 27 de septiembre de 1975.

Concurrió como cabeza de lista de Alianza Popular a las elecciones generales de 1977, por Teruel, y en 1979, por Valencia, sin obtener escaño en ninguna de las dos ocasiones.

El libro no forma parte de ninguna de las colecciones habituales del Congreso de los Diputados y quedó incluido en el plan editorial que aprobó la Mesa de la cámara el 25 de abril de 2015 para los ejercicios de 2015 y 2016. En aquel momento el presidente del Congreso era el popular Jesús Posada.

El comité técnico de publicaciones que autorizó el listado de las publicaciones estuvo formado por la actual ministra de Sanidad y Asuntos Sociales Dolors Monserrat, como secretaria tercera de la Mesa, el convergente Jordi Jané, como vicepresidente cuarto, la socista Carmen Silva, como secretaria segunda y el popular Teófilo de Luis, además de secretario general adjunto.

“La propuesta fue realizada por la Fundación Tomás Moro y fueron recabados dos
informes, uno interno y otro externo, como siempre se hace. Fueron favorables y el
comité técnico lo elevó a la Mesa que aprobó definitivamente el catálogo de
publicaciones para el plan editorial de los años 2015 y 2016”, ha explicado a Público

Rosa Ripollés, directora de la Dirección de Estudios, Análisis y Publicaciones del
Congreso de los Diputados. Ripollés añade que desconoce quienes hicieron los
informes, “no solo por confidencialidad, es que son `ciegos´ ya que se presentan sin
conocerse quienes los hacen”.

La directora de este departamento de la institución parlamentaria ha declinado hacer una valoración sobre la edición de este libro en concreto. “El Congreso de los Diputados tiene una larga tradición en su tarea editorial, ampliamente reconocida, basada en la pluralidad y en el valor de los testimonios que se aportan”, ha declarado a Público para definir de forma genérica el trabajo editorial de la institución.

La decisión del plan de publicaciones, en última instancia, la adopta la Mesa de la cámara que en aquel momento tenía mayoría absoluta del PP.

La edición de esta publicación, que se está distribuyendo estos días entre los diversos servicios de la cámara, consta de 500 ejemplares en formato “rustica de bolsillo”.

Su coste, según fuentes parlamentarias conocedoras de las características de este tipo de publicaciones, “ronda los 2.000 euros”. Una parte no menor de la edición se entregará a la Fundación Tomás Moro que ha sido la encargada de preparar y elaborar los contenidos de la publicación, según informan las citadas fuentes.