Público
Público

Refugiados El Congreso pide reprobar a Zoido y a Dastis por incumplir las cuotas de refugiados

Toda la oposición salvo el PNV aprueba la PNL de Unidos Podemos que también pide el cese de los ministros de Exteriores y del Interior.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido (i.) junto al de Exteriores, Alfonso Dastis, durante un desayuno informativo.- EUROPA PRESS

La mayoría de la oposición ha reclamado este martes en el Congreso la reprobación del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y de su homólogo de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, por sus políticas migratorias y, más concretamente, por el incumplimiento del compromiso de España con la UE en materia de acogida de refugiados.

La Cámara ha dado el visto bueno, en presencia sólo de Zoido, a la proposición no de ley de Unidos Podemos que, no obstante, no es vinculante para el Ejecutivo, que ya tiene otros dos ministros reprobados por la Cámara Baja: el de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el de Justicia, Rafael Catalá.

La iniciativa solicita también el cese de esos dos ministros a quienes han acusado de convertir a España en la Francia de los años 30 que "encerró a los españoles en campos de concentración".

Así lo ha señalado la portavoz adjunta de la formación morada, Ione Belarra, quien, durante su intervención, echó en cara a Zoido y Dastis no haber seguido el ejemplo de México tras la Guerra Civil española, país que, según ha explicado la diputada, "abrió sus puertas" a los españoles y para convertirse en el segundo hogar de muchos compatriotas.

Dastis y Zoido se unen a los ya reprobados Montoro y Catalá

"Pero ha habido falta de voluntad política y de palabra", ha señalado Belarra, quien ha asegurado que con su actitud durante esta crisis migratoria los propios Zoido y Dastis "se han reprobado". "No son democráticos", ha declarado también la portavoz morada, quien ha llamado al resto de partidos de la Cámara a apoyar esta propuesta como primer paso para "restablecer la democracia" en el país y "echar al PP de las instituciones".

Unidos Podemos ha contado en esta iniciativa con el apoyo del PSOE, quien ha denunciado la "mala gestión" del Gobierno, así como su "falta de sensibilidad y sentido humanitario" hacia quienes se tienen que desplazar de su país en difíciles circunstancias.

El portavoz socialista en esta materia, Odón Elorza, ha reprochado, además, el silencio de Zoido y Dastis ante las diferentes iniciativas parlamentarias que, sobre refugiados, se han ido debatiendo en el Congreso. "El diálogo y la interacción con los grupos parlamentarios debe darse permanentemente", ha declarado Elorza, quien ha defendido que esta situación es "un mal ejemplo" para los ciudadanos en "educación y valores" al ver cómo sus representantes "deja a la gente olvidada y marginada" y que no hace lo suficiente.

Ciudadanos no ha concretado durante el debate el sentido de su voto, pero su portavoz, Luis Salvador, se ha mostrado muy crítico con la labor de ambos ministros. Así, les ha acusado de "no estar a la altura" de una potencia económica como es España y les ha llamado a cambiar el modelo productivo, a equilibrar los mercados para generar empleo y riqueza e invertir en soluciones en origen para que descienda la inmigración y los refugiados.

En este sentido, ha reprochado a Zoido y Dastis la falta de ayuda oficial al desarrollo que sitúa a España en el puesto 26 de 28 con 32 millones de euros. "Nos comprometimos a reubicar y reasentar a 17.000 refugiados y sólo ha llegado un 11,4% cuando en Europa ha habido países que han llegado al 27%", ha apuntado Salvador.

También ERC ha denunciado la labor del Ejecutivo en esta materia y le ha acusado de "sabotear" su propia ley de asilo. La diputada republicana Ana María Surra, ha señalado que el país está "haciéndole el trabajo a la Europa más xenófoba, apoyando las devoluciones en caliente para evitar que los inmigrantes invadan su territorio" o apoyando el acuerdo de Turquía para enviar a este país todos los inmigrantes que lleguen de Grecia. "Lo suyo es incumplir, golpear y mentir", ha concluido.

Además del apoyo de ERC, Unidos Podemos también cuenta con el de EH Bildu, que se ha referido a las malas prácticas del Gobierno en política migratoria nombrando las concertinas o el uso de la violencia en las vallas. Además, ha reprochado a Dastis sus "inefables entrevistas a la BBC". También apoyan la propuesta morada Compromís y PDeCAT. Este último ha criticado el silencio del titular de Exteriores que, según ha apuntado, "sólo se ha roto" durante su mandato para su explicar sus vacaciones en la embajada de Ecuador.

Todas estas críticas han sido cuestionadas por el portavoz del PP, Rubén Moreno, quien ha criticado los errores existentes en el texto de Unidos Podemos que, según ha apuntado, nombra directivas europeas que aún no están en vigor y se ha preguntado por qué se siguen pidiendo vías seguras y legales de llegada al país cuando, a su juicio, ya existen.

El PP anuncia la llegada de 220 refugiados

Moreno ha repasado las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo para cumplir con los compromisos de la UE y ha recordado que, en materia de reasentamiento se cumplirán los cupos. En este sentido, ha indicado que este miércoles llegarán a España 220 refugiados más. "En su último informe la Comisión Europea no ha criticado a España" ha apuntado Moreno, quien ha llamado a la formación morada a trabajar en "soluciones positivas" para solucionar los problemas del país.

Por su parte, el portavoz del PNV, Mikel Legarda, ha reconocido en su discurso la falta de acción del Gobierno en esta materia y que la política de asilo en el país "no funciona correctamente". Sin embargo, a su juicio, no se puede focalizar esta situación en dos ministros, sino que hay que enmarcarla en "la crisis de valores que existe en la UE" y que está "tensando las relaciones" entre Estados y condicionando los resultados electorales.

Por ello, los nacionalistas vascos han decidido no apoyar la propuesta morada y sí ha abogado por poner en marcha una mesa de coordinación entre Gobierno y comunidades autónomas, con competencias en materia de acogida, para poner en marcha las medidas necesarias para mejorar la situación.