Público
Público

CONGRESO PP DE MADRID Cifuentes disputará la presidencia del PP de Madrid con un 'aguirrista'

La presidenta de la Gestora desvelará su candidatura este martes. El Congreso se celebrará el 17, 18 y 19 de marzo. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cristina Cifuentes y su antecesora Esperanza Aguirre, en una imagen de archivo. EFE

Cristina Cifuentes aún no ha decidido su candidatura a la Presidencia del PP de Madrid (o eso dice) pero ya le ha salido un competidor. Se trata del aguirrista Luis Asúa, expresidente del PP de Chamberí en épocas de Gallardón, que está dispuesto a dar la batalla al oficialismo de la Gestora que ahora dirige la también presidenta de la Comunidad. 

"Habrá una candidatura alternativa aunque saque un porcentaje ínfimo", escribió Asúa en el artículo de El Imparcial en el que anunció sus intenciones. En el texto denunciaba que Cifuentes, "campeona de las primarias", está "descafeinando" el sistema de elección directa que siempre ha defendido.

Asúa quiere confrontar "el ideario de centro izquierda de Cifuentes con el liberal de centro derecha" de Aguirre

Para él, la convocatoria del Congreso regional del partido, que se celebrará los próximos 17, 18 y 19 de marzo degrada precisamente el espíritu de las primarias. Por un lado, porque se trata del Puente de San José; por otro, porque asegura que se han acortado los plazos y que éstos son insuficientes para poder armar una candidatura con garantías. Por último, considera que Cifuentes ya está utilizando su cargo "para iniciar desde el poder una campaña personal", escribió. 

Después, en una entrevista en El Confidencial, Asúa aseguró que su decisión no se debe a sus ansias de poder. Es más, incidió en que ya está "fuera de la política" [fue concejal en Madrid capital; concejal-presidente en los distritos de Chamberí y Tetuán (1999-2003), Centro y Chamberí (2003-2007) y Retiro (2007-2011); y viceconsejero de Medio Ambiente (hasta marzo de 2013)] y aseguró que retiraría su candidatura si alguien "más joven y con un equipo y un proyecto más articulado" se decide a dar el paso. 

El presidente del PP de Chamberí, Luis Asúa, en una imagen de archivo (2011). Foto: FLICKR de Alberto Ruíz-Gallardón

Dos días más tarde, en cambio, confesó a El Diario que está dispuesto a "confrontar el ideario de centro izquierda de Cristina Cifuentes con el liberal de centro derecha, que tantos éxitos" ha dado al PP, a su parecer. Una enmienda a la totalidad para la presidenta de la Comunidad que, en su opinión, es "una mujer extraordinaria en su aventura política, pero que últimamente no da una", escribió en El Imparcial

Se da por hecho que Cifuentes sí será candidata, aunque ella se resiste a desvelarlo

No es de extrañar, dado que, aunque Asúa niega ser "aguirrista", sí le atribuye a la lideresa todos los éxitos electorales del PP madrileño del que Aguirre dimitió en 2016 tras años destapándose casos de corrupción que salpicaron a sus manos derecha como Francisco Granados

Cifuentes, enemiga conocida de su antecesora, tomó entonces las riendas del PP regional y rompió con el modelo de gestión anterior. Llegó al cargo prometiendo una auditoría y "tolerancia cero" con la corrupción -aunque a ella también la oposición la acusa de intentar taparla- y, a día de hoy, no le tiembla el pulso para denunciar la herencia recibida de su antecesora, también en el Gobierno de la Comunidad. La denuncia del mal estado de los centros de salud madrileños es un buen ejemplo de ello.

En cualquier caso, Asúa apuesta por una bicefalia: quiere a un presidente en la Comunidad y a otro distinto en el partido. Cifuentes, por su parte, aún no se ha decidido, o eso aseguró este fin de semana en el Congreso Nacional del PP: "Lo pensaré a partir del domingo, ahora no estoy en eso", afirmó. Este martes se desvelará la incógnita: la presidenta ha convocado a la Gestora para anunciarles su decisión final.

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, felicita a la anfitriona del Congreso y presidenta de la Gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes. EFE

No obstante, todos dan por hecho que saltará a la piscina porque "hay agua" y porque cuenta con el apoyo de buena parte de la cúpula de Génova, aunque no de algunos cargos intermedios que la ven como rival en la pugna por la sucesión de Mariano Rajoy que, de todos modos, parece haber quedado aplazada hasta dentro de cuatro años.

Pese a ser uno de los versos sueltos que puso en el zapato del presidente nacional la piedra de las primarias, Cifuentes terminó pactando con Génova y todos volvieron a ser amigos. Así lo hicieron ver durante la cumbre popular, donde los participantes, también Rajoy, alabaron a la anfitriona del evento.

La mayoría da por hecho que, si Cifuentes se presenta, no tendrá rival. Rajoy, candidato único, ganó por un 95,65% de los votos. Ella, como mínimo, tendrá un opositor, Luis Asúa, y toda una corriente interna contra la que pelear: la de los aguirristas que, aunque cada vez más apagados, prometen seguir dando la batalla.