Público
Público

Congreso del PSOE de Baleares Sánchez llama a la movilización a “toda la gente indignada” al estilo Podemos

Pide a Rajoy que diga “la verdad, sólo la verdad y nada más que la verdad” sobre la financiación ilegal de su partido.

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:

Pedro Sánchez en la clausura del Congreso del PSOE de Baleares. TWITTER/PSOE

Si alguna duda había de que Pedro Sánchez está orillando al PSOE a su perfil más de izquierdas, quedó completamente despejada este sábado por el contenido de su discurso en la clausura del Congreso del PSOE de Baleares, que reeligió a Francina Armengol como secretaria general de esta federación.

Sánchez, en esta ocasión, no sólo denunció las políticas del Partido Popular que, en su opinión, están conduciendo a España a tener “un Estado social de mínimos y sin derechos laborales”, sino que por primera vez hizo un llamamiento a la movilización ciudadana para que se rebele contra esta situación.

El líder socialista indicó, al más puro estilo de Podemos, que el PSOE va a llamar “a la movilización democrática de la mayoría social, de toda la gente indignada, porque ha sufrido injustamente”.

Indicó que los socialistas quieren llamar a la movilización “a los olvidados en este crecimiento injusto”, y añadió: “Ellos tienen dinero, tienen influencia y tienen poder. Pero nosotros tenemos la fuerza imbatible de la razón, de la justicia y de la democracia. Y les vamos a ganar”.

Además de este llamamiento, su intervención estuvo plagada de guiños a políticos de izquierdas en materia de feminismo, ecologismo, laicismo y, sobre todo, en su apuesta por el federalismo y el concepto de una España plurinacional.

"El federalismo suma y multiplica"

El líder socialista reivindicó que la propuesta del PSOE para ir a un modelo federal es la única factible y auguró que se acabará imponiendo, “porque el separatismo divide, el centralismo y el inmovilismo resta, y el federalismo suma y multiplica”, afirmó. Por ello, abogó por no buscar vías “unilaterales, ilegales y estrechas”, y pidió que se abran autovías “de concordia, diálogo y negociación”.

Además, en la semana en la que presidente del Gobierno deberá declarar como testigo por la presunta financiación ilegal del PP, Sánchez no olvidó pedirle a Mariano Rajoy que “por una vez, diga la verdad, toda la verdad y solamente la verdad”.

El secretario general del PSOE puso de relieve la imagen que da España al exterior al tener que ir a declarar ante un juez un presidente en activo por la financiación del partido que le llevó al poder, y el daño institucional que supone. Por ello, indicó que lo mínimo que le puede exigir a Rajoy es que “por una vez no se esconda, colabore con la Justicia sin inexactitudes y silencios cómplices”.

Sánchez atacó con dureza los casos de corrupción del Partido Popular durante toda su intervención y acabó diciendo: “La política no tiene que ser un problema, no tiene que ser corrupción, prevaricación y manos sucias que es en lo que la ha convertido el PP”, por lo que reiteró que es necesario que sean desalojados del poder.

Finalmente, Sánchez destacó la unidad interna que ha presidido el Congreso del PSOE balear, y pidió a todos los socialistas que sigan su ejemplo, “porque ahora toca mirar al futuro”.