Público
Público

Congreso del PSOE Comienza el 39 Congreso del PSOE al grito de "¡presidente, presidente!" a Sánchez

El cónclave socialista arranca con ánimos de unidad en torno al secretario general. Luis Tudanca ha iniciado el turno de intervenciones en un breve discurso con elogios a dirigentes como Zapatero o Almunia y recuerdo para los fallecidos.

Publicidad
Media: 2.14
Votos: 7
Comentarios:

De izquierda a derecha, José Luis Abalos, Cristina Narbona, Pedro Sánchez y Adriana Lastra saludan a los delegados al comienzo del Congreso Federal del PSOE. /EFE

Los delegados del PSOE que asisten al 39 Congreso Federal han recibido este sábado al nuevo secretario general, Pedro Sánchez, con una larga ovación y gritos de "¡presidente, presidente!". Muestra de la piña que pretende ser este Congreso en torno a Sánchez y a su nueva Ejecutiva.

Tras su llegada al plenario del Palacio de Congresos de Madrid, los compromisarios han brindado a Sánchez un aplauso cerrado mientras bajaba por las escaleras junto a la que va a ser vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y la presidenta del partido, Cristina Narbona.

Sánchez y sus colaboradores han subido al escenario para saludar con el brazo en alto a los delegados, que le han gritado "¡presidente, presidente!". A continuación, Sánchez ha ocupado su sitio en primera fila, en la que también están sentados los ex secretarios generales del PSOE José Luis Rodríguez, Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia. El abrazo entre Sánchez y Zapatero ha sido especialmente significativo.

El 39 Congreso Federal del PSOE, cuyo lema es "Somos la izquierda", ha quedado formalmente constituido con la presencia de 941 de los 1.035 delegados inscritos. Lo que supone un 90,92% de los inscritos. El primer trámite ha sido la elección de la mesa del congreso, presidida por el líder de los socialistas de Castilla y León, Luis Tudanca, y con la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, como vicepresidenta.

Mensaje de Susana Díaz a Sánchez

A la entrada del Congreso, los dirigentes socialistas afines y no afines a Pedro Sánchez han querido transmitir un mensaje de calma y de unidad. Así, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que se "Me ha propuesto que este Congreso sea donde no nos enzarcemos a la primera de cambio ni haya mal rollo".

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha considerado que a él su partido "siempre" le gusta y que los socialistas siempre deben estar dispuestos a ganar y a llegar a la Moncloa "con la gente". Mientras, Susana Díaz, derrotada por Pedro Sánchez en las primarias, le ha recordado que "no hay una mayoría alternativa" para echar de La Moncloa a Mariano Rajoy a través de una moción de censura y ha apostado por que el PSOE se recomponga para aspirar a ganar las próximas elecciones.

Mientras, el presidente de Extremadura y nuevo presidente del Consejo de Política Federal del PSOE, Guillermo Fernández Vara, ha afirmado que en esta cita que "ni la soberanía popular ni la unidad de España están en juego". Y ha señalado que en el marco de la Constitución no tiene problema en reconocer que España es "un país diverso y diferente".

Tudanca estrena las intervenciones

Tudanca ha abierto el turno de intervenciones con palabras de reconocimiento para Zapatero, Almunia y Rubalcaba, que no ha ocultado su rostro serio después de que durante la campaña apoyara a la presidenta andaluza, Susana Díaz.

Luis Tudanca ha dado instado a sus compañeros a estar a la altura de lo que ha calificado "Congreso histórico" y ha reclamado "unidad" para poder llegar a la presidencia del Gobierno. Además, ha explicado que la sociedad ha cambiado durante estos años y el PSOE lo ha hecho con ella y se ha puesto en hora para poder hacer juntos una sociedad mejor.

María Angeles Siemens, directora general del comité español de ACNUR, se dirige a los delegados durante la inauguración del Congreso Federal del PSOE. /EFE

A la apertura de la asamblea, también asisten el que ha sido presidente de la gestora, Javier Fernández, y su el portavoz de la dirección interina, el andaluz Mario Jiménez, quienes no han querido hacer declaraciones al llegar al palacio de congresos.

Tudanca también ha recordado a los cargos socialistas fallecidos en los últimos meses, entre ellos, Carme Chacón, José Antonio Alonso, Pedro Zerolo y Elena de la Cruz. "Os quisimos, os queremos y os echamos de menos", ha asegurado el secretario general del PSOE de Castilla y León ante la ovación de los delegados.

Igualmente, ha querido "honrar la memoria y la obra" del excanciller alemán, Helmut Kohl, el artífice de la reunificación alemana, quien falleció ayer, viernes, a los 87 años.

Antes del comienzo de los discursos, se ha proyectado un vídeo para exponer algunas de las metas del PSOE, como impulsar una nueva política laboral y combatir la corrupción del PP. Del millar de delegados, las federaciones que más aportan son Andalucía, con 255, País Valenciano (95), Madrid (80) y Catalunya (77).

En la primera jornada del congreso, se van a poner en marcha las tres comisiones -política, económica y modelo de partido- que van a debatir las ponencias sobre el ideario que se va a aprobar en el congreso. También se va a terminar de perfilar la Comisión Ejecutiva Federal, cuya votación tendrá lugar mañana, domingo.