Público
Público

Congreso PSOE Enmiendas al Congreso del PSOE plantean que se pida "perdón" a los ciudadanos por apoyar la investidura de Rajoy

El PSC pide que se asuma que "España es un Estado plurinacional, es decir, conformado de manera armónica y aceptada por más de una nación".

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:

Pedro Sánchez (c), reelegido en primarias como secretario general del PSOE, acompañado por los diputados Adriana Lastra y José Luis Ábalos, a su llegada a la sede del partido. al día siguiente de ganar las primarias | J.P. GANDUL

Los delegados del PSOE al 39º Congreso federal han recibido ya las 5.609 enmiendas que serán debatidas este fin de semana en el cónclave socialista, donde se encuentran posicionamientos de los más diversos, aunque prima un malestar por lo ocurrido desde el Comité Federal del 1 de octubre, y plantean la necesidad de reparar lo que pasó y garantizar que no vuelva a repetirse.

En este sentido, hay enmiendas muy duras analizando dicho proceso, como una de sustitución presentada por Baleares en la que se afirma textualmente que el Congreso debe manifestar su rechazo a todas las decisiones que posibilitaron la continuidad del Gobierno de Mariano Rajoy, "pidiendo perdón por ello a los millones de ciudadanos que con más razones para ellos se sintieron engañados llevando la credibilidad del PSOE bajo mínimos". Añade, que este perdón debe ser más especial para los militantes socialistas, “que sufrieron en sus carnes como su partido contradecía sus políticas".

En esta misma enmienda se insta al Congreso a revisar todas las decisiones adoptadas por la gestora y los acuerdos alcanzados por el Grupo Parlamentario Socialistas, y pide homenajear a los compañeros que se mantuvieron en el "no", "por su sentido ético y entereza".

Además, se pide que nunca más una Gestora vuelva a negociar un acuerdo con el PSC y se otorga al Congreso la posibilidad para estudiarlo y, si es necesario, modificar lo ya aprobado, siempre de acuerdo con los socialistas catalanes.
Pero los reproches en este sentido son múltiples. Hay muchas enmiendas que reprochan que el hundimiento del PSOE nació desde la gestión que hizo José Luis Rodríguez Zapatero de la crisis económica, y también se censura la reforma que aprobó el expresidente del artículo 135 de la Constitución para garantizar el déficit. Es más, se precisa y se añade que el PSOE ha obtenido en los últimos años los peores resultados de la historia… "reciente".

Se pide revisar todas las decisiones de la Gestora y los acuerdos adoptados por el Grupo Parlamentario

En el tema territorial, hay un acuerdo básico de caminar hacia una España plenamente federal, y territorios muy diversos han consensuado enmiendas con el propio PSC en este sentido. Eso sí, el socialismo catalán plantea una enmienda para que sea prioritaria y rápida esa reforma constitucional y, en cuanto a su contenido, asume la declaración de Granada, pero añade que el PSOE debe asumir que "España es un Estado plurinacional, es decir, conformado de manera armónica y aceptada por más de una nación".

No obstante, dicha redacción no queda muy lejos de la redacción de otra enmienda presentada por Ávila, que reconoce que "el estado español" es una "nación de naciones en el que, a partir de la diversidad, se ha amalgamado un país moderno y avanzado en el que la convivencia entre las diferentes sensibilidades debe estar garantizada sin el menoscabo de unas para la supremacía de otras".

Además, hay otras enmiendas desde el País Vasco y Catalunya donde se propone la presencia de las comunidades históricas en los organismos de la Unión Europea.
En otros temas, priman las enmiendas de oponerse a la maternidad subrogada y potenciar la adopción, hay una apuesta clara por la laicidad donde se plantea desde revisar con carácter retroactivo la inmatriculación de bienes inmuebles por parte de la Iglesia, hasta que pague el IBI de las propiedades que posee. También se plantea la urgente revisión de los acuerdos con la Santa Sede, y sacar la religión de la escuela pública.

La apuesta por el feminismo como política trasversal del PSOE es clara, apostando por el fortalecimiento de la Ley de Igualdad y la consolidación de la paridad. También hay múltiples enmiendas en las que se acentúa la apuesta de incorporar al ecologismo como eje clave de todas las políticas socialistas.

En el modelo de partido hay diversas propuestas, pero todas ellas van encaminadas a una mayor apertura a la sociedad y dar un papel más determinante a la militancia, que decidirá sobre pactos de gobierno y cuestiones que se consideren importantes. Además, sólo las bases del PSOE podrán volver a destituir a un máximo dirigente del partido.

En cuanto al tema económico hay enmiendas muy ambiciosas en torno al fortalecimiento del Estado de Bienestar, la apuesta por las pensiones públicas, erradicar la pobreza y hacer frente al mercado con un Estado más fuerte. Es el apartado más corregido por la militancia socialista, a la que parece que no gustó el proyecto que elaboró el economista José Carlos Díez por encargo de la Gestora.
Luego hay propuestas para crear en la Ejecutiva un área para el colectivo LGTBI y otra desde Vizcaya —posiblemente hecha por Patxi López— que pide eliminar las primeras 1.605 enmiendas de la ponencia, planteando un texto alternativo que, en su base, coincide con la propuesta del ex lehendakari.

Todo indica que el Congreso va a ser intenso y tendrá que abordar múltiples temas, pero será sólo una primera fase dentro del proyecto de Sánchez. Concretamente, la última enmienda, la 5.609, termina diciendo que en el plazo máximo de un año se deberá celebrar una Conferencia Política para adecuar los estatutos y reglamentos del PSOE a los criterios y principios que acuerde el cónclave socialista. Ahí terminará de nacer lo que ahora llaman el “nuevo PSOE”.