Publicado: 01.11.2015 13:28 |Actualizado: 01.11.2015 13:28

El Congreso tuvo esta legislatura más diputadas que nunca y fue paritario por primera vez

Tras cuatro años, el Palacio de las Cortes ha echado el cierre con 23 diputadas más que las que recibió cuando se inició la legislatura, lo que supone un 42,2% del total. Los hombres han pasado de ser 225 (64,2%) a quedarse en 202 (el 57,7%).

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El Congreso de los diputados./EUROPA PRESS

El Congreso de los diputados./EUROPA PRESS

MADRID.- El Congreso arrancó en 2011 la X Legislatura con 125 mujeres, el 35,7% del total de los 350 diputados elegidos en aquellas generales, pero a lo largo de estos cuatro años se ha ido incrementando la presencia femenina hasta llegar a 148 diputadas, superando así el 40% del hemiciclo, y situándose por primera vez dentro de los porcentajes considerados paritarios. Asimismo, ha sido la legislatura en la que más mujeres han pasado por el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

La Ley de Igualdad aprobada en 2007 estableció las denominadas listas paritarias, que obligan a los partidos a que, en cada tramo de cinco puestos de sus candidaturas, ninguno de los dos sexos supere el 60 por ciento o esté por debajo del 40 por ciento, pero eso no impide que uno de los dos géneros cope los puestos de salida que finalmente tengan escaño.



De hecho, la paridad no se logró tras las generales de 2008 -las primeras en las que todas las candidaturas tuvieron que cumplir los nuevos requisitos fijados en la Ley de Igualdad- porque entonces fueron elegidos 226 hombres (64,5%) frente a 124 mujeres (35,4%), exactamente igual que en las legislativas anteriores que tuvieron lugar en 2004.

Llegaron con los relevos, no por estar en puestos de salida

De las votaciones del 20 de noviembre de 2011 sólo surgió una diputada electa más que en las dos convocatorias anteriores: 125 mujeres frente a 225 hombres, es decir, el 35,7% por un 64,2% de varones.

Pero tras estos cuatro años, el Palacio de la Carrera de San Jerónimo ha echado el cierre con 23 diputadas más que las que recibió cuando se inició la legislatura, lo que supone un 42,2 por ciento del total. Los hombres han pasado de ser 225 (64,2%) a quedarse en 202 (el 57,7%).

Además, esta ha sido la legislatura en la que el Congreso ha contado con más mujeres puesto que de las 438 personas que han tenido acta en la Cámara Baja en estos cuatro años, 175 (el 39,9%) han sido féminas. Desde que empezó esta etapa democrática el número de mujeres se ha multiplicado por ocho, pues en la Legislatura Constituyente sólo hubo 21 diputadas (el 6% del total).

En la primera legislatura (1979-1982) subieron a 24, en la segunda (1982-1986), la primera de mayoría absoluta de Felipe González, volvieron a bajar a 23 y en la siguiente (1986-1989) llegaron a 33. El avance más grande tuvo lugar entre 1989 y 1993, cuando tuvieron escaño un total de 54 féminas, que se transformaron en 65 en la quinta legislatura, última de aquella etapa socialista.

A partir de ahí la entrada de diputadas en el Congreso fue creciendo más intensamente y entre 1996 y 2000, primera legislatura del Gobierno de José María Aznar, rozaron el centenar (fueron 98), una cifra que ya superaron en la siguiente (2000-2004), cuando hubo 132 diputadas y una de ellas, la 'popular' Luisa Fernanda Rudi se convirtió en la primera presidenta de la institución.

Después el ritmo de entrada de mujeres se ralentizó aunque seguían aumentando. En la octava legislatura, la primera de José Luis Rodríguez Zapatero, 146 escaños tuvieron nombres femeninos, en la siguiente (2008-2011) llegaron a 158 y en la que acaba de terminar se ha batido el récord de 175 mujeres en el hemiciclo de la Cámara Baja a lo largo de todo el periodo.

Mujeres en la mesa del congreso

Las mujeres también han ido ganando peso poco a poco en la Mesa del Congreso y de las comisiones. En concreto, en el órgano de gobierno de la Cámara, que tiene nueve miembros, sólo hubo una mujer en la Legislatura Constituyente y ocupó una de las cuatro vicepresidencias.

En la primera legislatura hubo tres mujeres en la Mesa (una vicepresidenta y dos secretarias), pero en las tres siguientes volvieron a quedarse con una única representante del sexo femenino (una secretaria en cada una de aquellas legislatura).

En quinta y la sexta subieron a dos (ambas secretarias) y en la séptima se produjo un salto cuantitativo y cualitativo puesto que Rudi ocupó la Presidencia y por la Mesa llegaron a pasar otras cinco mujeres (tres vicepresidentas y dos secretarias).

La siguiente legislatura (2000-2004) hubo dos vicepresidentas y dos secretarias, en la novena dos vicepresidentas y una secretaria y en la que acaba de finalizar la Mesa ha contado con dos vicepresidentas y otras tantas secretarias.