Publicado: 20.01.2014 19:06 |Actualizado: 20.01.2014 19:06

El debate en el Congreso sobre la propuesta del Parlament podría retrasarse hasta otoño

CiU, ERC e ICV van a registrar el texto catalán como iniciativa propia para que la iniciativa catalana no tenga que esperar su turno y garantizar que el debate se celebre esta primavera.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Mesa del Congreso examina mañana martes la proposición de ley orgánica aprobada por el Parlamento de Catalunya sobre el traspaso de la competencia para convocar la consulta soberanista que promueven nacionalistas e independentistas, según fuentes parlamentarias, que en principio, no creen que haya problemas para su admisión a trámite.

La iniciativa del Parlamento catalán llegó el pasado viernes a la Cámara Baja y los servicios jurídicos de la Cámara Baja no han encontrado ningún problema para tramitarla, por lo que se calcula que la Mesa -donde el PP tiene mayoría absoluta frente a PSOE y CiU- acabará procediendo a su calificación.

En todo caso, desde CiU, su diputado Jordi Xuclà ha avisado al PP contra cualquier tentación de impedir la tramitación de la iniciativa, solicitando nuevos informes jurídicos o bloqueando su calificación, como los 'populares' intentaron en su día pidiendo el veto al plan Ibarretxe. "No hay nada más ajustado a derecho que solicitar la transferencia de una competencia por la vía del artículo 150.2 de la Constitución", sostiene Xuclà en un artículo de su página personal.

Las fuentes consultadas precisan que, una vez calificada y publicada en el Boletín Oficial de las Cortes, la propuesta catalana tendrá que esperar su turno, puesto que las iniciativas procedentes de cámaras autonómicas se debaten por orden de llegada y antes que la del Parlament hay otras esperando.

Cabe recordar que la proposiciones de ley aprobadas por los parlamentos autonómicos se debaten una por una y en el primer Pleno de cada mes, por lo que la iniciativa catalana podría llegar a comenzar su periplo parlamentario en el próximo periodo de sesiones, esto es, después del verano.

Esto contrasta con la petición que este mismo lunes ha hecho la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, quien ha pedido que se agilicen los trámites parlamentarios, hasta donde permita el Reglamento de la Cámara, para que la proposición de ley aprobada por el Parlament se debata cuanto antes. Sin embargo, para que esto sea así sólo hay dos posibilidades: que las iniciativas autonómicas registradas con antelación sean retiradas o bien que se solicite su aplazamiento, lo que en todo caso dependería de los autores de la proposición de turno.

Previendo estas dificultades, la intención de CiU, ERC e ICV es registrar ellos el mismo texto pero como iniciativa de sus grupos parlamentarios, lo que garantizaría celebrar el debate en el Pleno del Congreso esta primavera. En todo caso, antes de su debate, el texto debe remitirse al Gobierno, que tiene 30 días para autorizar o no su discusión. Por esta vía, siempre y cuando estas formaciones se decidan a registrar el texto, la petición catalana podría llegar al Pleno del Congreso a finales de marzo o principios de abril.