Público
Público

Congresos regionales del PP Ignacio Diego dará la batalla a su número dos por la Presidencia del PP cántabro 

El actual líder de la organización territorial asegura que opta a la reelección porque se lo ha pedido "una amplia mayoría". Génova,molesta porque quería una candidatura de unidad para la región.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

María José Sáenz de Buruaga e Ignacio Diego, en una imagen de archivo. ELDIARIOCANTABRIA.ES

Ignacio Diego no se retirará, como quería en un principio. El presidente del PP de Cantabria ha anunciado hoy que volverá a presentarse a la reelección y  batallará, así, con su número dos, María José Sáenz de Buruaga

Apenas cinco días después de que ella anunciase su candidatura y tras reunirse con la dirección nacional, Diego decidió presentarse, pese a la petición de Génova para que hubiera una única candidatura en la región.

El coordinador general del PP y responsable de Organización y Electoral, Fernando Martínez-Maillo, pidió ayer "responsabilidad" al PP de Cantabria con el fin de buscar una lista de integración y consenso ante el congreso regional que se celebrará a finales de marzo. Maíllo trasladó este mensaje personalmente tanto a Diego como a Buruaga en una reunión en Madrid, con intención de calmar las tensiones en la organización territorial. 

No obstante, el líder de los conservadores cántabros ha asegurado que se presenta de nuevo, "por última vez" y porque se lo ha pedido una "amplia mayoría". Además, ha lamentado que no pueda llevarse a cabo el "cambio tranquilo" que él quería

Y es que la relación de Diego y Buruaga no es buena. "La relación con el presidente de mi partido es que es el presidente de mi partido", respondió ella, que fue acusada de "traidora" por promover un acercamiento al actual presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, con quien Diego mantiene amplias distancias. Además, ella es la protegida en la sombra del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, cuya enemistad con el actual presidente del PP cántabro es de sobra conocida en la región. 

Pese a todo, Diego ha abogado este martes, en una rueda de prensa sin preguntas, por un proceso "sin vetos, ni exclusiones, ni purgas, ni intransigencias". "En el PP no sobra nadie, todos hacemos falta. Sólo sumando se crece, sólo unidos se avanza, restando siempre se pierde, dividiendo siempre se retrocede, y aún tenemos tiempo por delante y por eso quiero seguir siendo optimista", ha sentenciado el líder popular, que ha hecho un llamamiento para dejar a un lado las "aspiraciones personales".

Sin embargo, el anuncio de Diego ha causado malestar en la dirección nacional del partido, que considera que se ha roto el acuerdo alcanzado ayer de mantener contactos con los cargos del partido para buscar una única lista integradora.

La dirección nacional seguirá su ronda de contactos con líderes del PP cántabro 

En Génova subrayan que el malestar no se produce por el anuncio de Diego, sino por la ruptura del citado acuerdo para buscar una lista única, y aseguran que para la dirección nacional no supone ningún drama que haya dos candidatos, aunque habrían preferido esperar a los resultados de las reuniones planteadas para tratar de llegar a un acuerdo.

Las fuentes consultadas señalan, en cualquier caso, que la dirección nacional seguirá promoviendo las reuniones que ayer acordó tener para seguir buscando una salida consensuada a esta crisis del PP regional.

Está previsto así que hoy haya reuniones entre miembros de la dirección nacional como Maíllo o el vicesecretario de Política Autonómica y Local, Javier Arenas, con senadores y diputados en el Congreso de Cantabria para conocer su opinión sobre quién debe liderar el partido en esa región.