Público
Público

Las consecuencias del 21-D ¿Cuenta atrás para el cese de Albiol?

El líder del PPC se emplazó hasta después de Navidades para "buscar soluciones" a la debacle electoral  y nadie en la dirección nacional descarta su sustitución.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, con el candidato del PPC a las elecciones catalanas, Xavier García Albiol, en una imagen de archivo. EFE

Hasta después de Navidad. Ese es el plazo que en el PP catalán se dieron para "tomar decisiones" y replantear su "estrategia" en Catalunya. Después de obtener los peores resultados de la historia de la formación en las últimas elecciones, su líder, Xavier García Albiol, se quedó a los pies de los caballos, pero rehusó dimitir de inmediato.

El presidente del Gobierno y del PP le respaldó haciendo suya la derrota y corresponsabilizándose de la debacle: cuatro diputados, última fuerza, pérdida del grupo parlamentario, una deuda millonaria y la confirmación de la fuga de votos hacia su mayor competidor: Ciudadanos. Tanto Mariano Rajoy como otros altos cargos de Génova alabaron el trabajo del líder catalán teniendo en cuenta la "difícil" situación. Pero ninguno de ellos descartó nada acerca de su futuro y, pasadas las vacaciones, su cese podría ser inminente.

"Para mí lo fácil sería dimitir, pero ahora lo que corresponde es que todos intentemos buscar soluciones", declaró el propio Albiol el pasado 22 de diciembre. También se emplazó a hacer un "replanteamiento profundo con seriedad y serenidad" para "tomar las decisiones en el momento adecuado".

Lo mismo opinan en la dirección nacional del partido: "El PP de Catalunya tiene que hacer una profunda reflexión y lo hará después de este período de Navidades", dejó caer el número tres del PP, Fernando Martínez-Maillo, en una reciente entrevista con Europa Press. "Es necesario un período de tranquilidad antes de tomar decisiones", agregó el coordinador general del partido, que dejó claro que el 21-D "no se estaba juzgando a Rajoy".

En realidad, la estrategia de Albiol no fue la única que falló. Él se dedicó a atacar a Cs por su campaña del "voto útil" que provocó, en su opinión, que los últimos escaños en juego se fueran al independentismo en lugar de al PP. Pero lo cierto es que ni siquiera el aluvión de miembros del Gobierno central y de la Ejecutiva nacional -Rajoy incluido- que acudieron a apoyarle en campaña lograron que su mensaje fuera efectivo.

Antes de eso, tampoco funcionó la llamada Operación Diálogo que dirigía la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y en la que también colaboró el exjefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas. Todo ello, sumado a la excesiva actuación policial durante el referéndum del 1-O y a la aplicación del 155 de la Constitución de la que el Gobierno central quiso presumir en solitario, se les volvió en contra.

Con Moragas rumbo a Nueva York -una huida hacia un retiro dorado que no ha sentado muy bien en el PP- y descartada la crisis de Gobierno con respecto a Santamaría ("Nadie me lo ha pedido", zanjó Rajoy) ni la asunción de responsabilidad por parte del presidente, que no prevé un adelanto de las elecciones generales, sólo queda Albiol en el punto de mira. Sólo su renovación ofrecerá un cambio de imagen y estrategia que pueda salvar los restos del PPC.

El momento elegido para hacerlo podría ser inminente, aunque también cabe la posibilidad de que Rajoy espere un poco más, por si llegase a haber una repetición de elecciones en Catalunya. Aun así, a Albiol ya le han salido posibles sustitutos: la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y quien consiguió arañar el cuarto escaño a Cs gracias al voto exterior; Alejandro Fernández, diputado por Tarragona y portavoz del PPC en el Parlament la pasada legislatura.

Tras dos dimisiones en las filas de los conservadores catalanes y las críticas de otras voces del PP -la FAES de Aznar incluida-, el secretario general del PPC confesó esta misma semana que todos los miembros de la dirección territorial "están a disposición de lo que decida el partido". Santi Rodríguez argumentó que los comicios pillaron al PPC en pleno período de "renovación" tras el congreso autonómico de marzo de 2017, por lo que descartó que vaya a haber "muchos cambios". Pero no negó la posibilidad de la marcha de Albiol: "El resultado del 21-D lo pone todo en cuestión", concluyó. ¿Cuenta atrás?

DISPLAY CONNECTORS, SL.