Publicado: 06.10.2014 23:50 |Actualizado: 06.10.2014 23:50

Los consejeros del 'clan de la visa' lograron 50 millones de euros en préstamos de Caja Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ser miembro del consejo de Caja Madrid no sólo acarreaba como privilegio el uso de una tarjeta negra, opaca al fisco y con algunos límites según se estuviera más cerca del poder. También permitió autoconcederse créditos y avales empresariales en condiciones ventajosas, que aumentaban a medida que la crisis económica se afianzaba en España. En total, el núcleo duro del ‘clan de la visa' consiguió préstamos por valor de 50.193.000 euros.

A la cabeza está Gerardo Díaz Ferrán, que gastó 94.000 euros en la tarjeta negra y logró préstamos personales o a sus empresas por importe de 32.412.000 euros. Destacan los 24 millones de euros que Caja Madrid le prestó en plena crisis, en el año 2008; los 432.000 del año 2009, cuando ya Air Comet boqueaba sus último aliento y se avecinaba la quiebra del Grupo Marsans, gestión fraudulenta que le ha llevado a la cárcel. O unos préstamos a ‘familiares' suyos por valor de 7.980.000 euros.

 Le sigue en el ranking Javier de Miguel Sánchez (PP),  ex alcalde de El Escorial (Madrid) y de la confianza de Alberto Ruiz-Gallardón y firme defensor de Miguel Blesa. Este consejero gastó 172.700 euros en tarjetas ‘fantasma' y consiguió unos créditos y avales por valor de 4.193.000 euros en el año 2006.

El número tres en la lista de los más favorecidos por los créditos de Caja Madrid es Arturo Fernández, presidente del Grupo Cantoblanco -que adeuda varias nóminas a sus trabajadores- y presidió la patronal madrileña CEIM. Fernández gastó en tarjetas ‘fantasma' 38.800 euros, pero gracias a su puesto en la Caja consiguió créditos y avales para su empresa por valor de 2.579.000 euros, todos ellos firmados en el año 2010.


El cuarto con más créditos es José María de la Riva (PSOE), nombrado consejero por el sector de impositores. Este dirigente socialista de Carabanchel (Madrid) obtuvo préstamos superiores a los 2 millones de euros. El más importante es un crédito por 1.050.000 euros concedido en 2009 y a pagar en 24 meses.

¿Es correcto conceder un crédito millonario a una empresa constructora cuyo consejero delegado está sentado en la entidad financiera que lo otorga? Así ocurrió en 2010, año en el que Francisco Javier López Madrid, consejero delegado del Grupo Villar Mir (OHL) y consejero de Caja Madrid consiguió un crédito para su empresa de 1.500.000 euros. Gastó 34.800 euros en tarjetas opacas.

Los préstamos eran para los consejeros, pero también para sus familias, hechos que la entidad debía comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores a través de sus informes de gestión corporativa.

Así, ocho familiares de Ignacio de Navasques Cobian, ex secretario general de Caja Madrid Cibeles se vieron beneficiados por otros tantos préstamos. El consejero, que obtuvo a su vez dos créditos a su favor, logró para sí y los suyos unos créditos por valor total de 1.438.000 euros.

Francisco José Pérez Fernández era miembro de la comisión de control de Caja Madrid a propuesta del PSOE. Se autoconcedió dos créditos y la entidad otorgó otros cinco préstamos a sus familiares. En total, 1.089.000 euros.

María Carmen Cafranga Cavestany, designada a propuesta del PP y presidenta de la Fundación Caja Madrid hasta que saltó el escándalo, disfrutaba de un aval de empresa de 100.000 euros al año. En el año 2010 el aval de empresa aslcanzó los 300.000 euros a 12 meses, al tiempo que obtuvo otro aval de otros 155.000 a tiempo indefinido. Firmó un préstamo hipotecario en 2007 por 676.000 euros. Total de dinero de la caja prestado, 1.131.000 euros. Total dinero gastado en tarjeta negra, opaca a Hacienda: 175.200 euros.

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, gastó 436.700 euros en tarjetas opacas, pero se concedió préstamos y créditos por valor de 696.000 euros.

Antonio Romero Lázaro (PSOE), miembro de la Comisión de Retribución de Caja Madrid, consiguió un crédito de 900.000 euros en 2007 a pagar en 24 meses. Y otro de 900.000 euros dos años después, a pagar en otros 24 meses. A su vez, tiró de tarjeta y gastó 252.000 euros.

Pablo Abejas Juarez (PP), ex director general de Economía de la Comunidad de Madrid  gastó 246.700 euros en tarjetas y consiguió créditos por valor de 507.000 euros.

DESCARGA LA LISTA de los créditos principales logrados por los consejeros, sus empresas y sus familias.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-se-deberian-producir-mas-dimisiones-por-el-escandalo-de-las-tarjetas-de-cajamadrid