Público
Público

¿Por qué se constituye un nuevo partido de izquierdas en Catalunya?

Este sábado tomará forma el espacio político de los Comuns con el objetivo de decidir un nuevo modelo de país alejado de la hegemonía convergente. Políticos, independientes y militancia decidirán el ideario político, el código ético y la dirección transitoria de la nueva formación de cara a las próximas elecciones.

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 7
Comentarios:

Ada Colau durante un acto reciente de los Comuns.MARC LOZANO

Este sábado se celebra la asamblea constituyente del nuevo partido de los Comuns en el pabellón de la Vall d'Hebron de Barcelona, ​​con capacidad para albergar a más de 3.400 personas.

Esto significa que quedará formalmente creado el nuevo sujeto político que desde hace cuatro meses preparan algunas fuerzas de izquierdas en Catalunya: Barcelona en Comú, ICV, EUiA y Podem; junto con los esfuerzos de otras personas no vinculadas a estos partidos, pero que ven esta oportunidad como "histórica" ​​para instaurar un nuevo "modelo de país" alejado del relato procesista de los últimos años y capaz de acabar con "la hegemonía convergente ".

Un objetivo ambicioso, pero con un tiempo de cocción mucho más relajado que otras coaliciones electorales iniciadas por los Comuns.

Durante la asamblea se votarán presencialmente el ideario político (después de aportaciones hechas por 3.500 personas durante los meses de febrero y marzo) y el código ético de la nueva formación, y a partir de las 19h de la tarde se darán a conocer los resultados de las personas que integrarán la dirección transitoria del nuevo partido (comisión ejecutiva y coordinadora) tras ocho días de votaciones telemáticas que finalizan el mismo sábado.

El grupo impulsor que ha liderado el mando del nuevo espacio cederá sus funciones a estos dos órganos que, a diferencia del primero, habrán sido elegidos por las personas inscritas en el nuevo partido. De momento, de las más de 8.000 personas inscritas en la plataforma 'Un País en Común', más de 4.100 han votado a los candidatos que formaran la nueva dirección transitoria hasta que se aborde la organización definitiva del partido.

Tras la retirada de la lista de la dirección de Podem, hay ocho candidaturas a la ejecutiva del partido, que puede ser de un máximo de 33 personas, y 21 a la coordinadora, con un máximo de 120 personas.

Muchas personas se presentan a título individual, en su mayoría activistas como por ejemplo Toni Barbará (Dempeus per la Salut Pública) o Miguel Pajares (presidente de la CCAR, la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado), porque la votación no es en bloque y permitirá mezclar los candidatos de las diferentes listas.

¿Qué perfiles hay en el nuevo espacio?

La candidatura encabezada por el portavoz del nuevo espacio, Xavier Domènech, e integrada por la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau, tiene todas las de ganar al aglutinar a los principales dirigentes de las organizaciones de los Comuns (BComú, ICV, En Comú Podem y EUiA) y apostar por caras más desconocidas vinculadas al activismo social o político tanto para la ejecutiva como para la coordinadora del nuevo partido.

Entre las personas con cargos políticos que integran esta lista, destacan los dirigentes de ICV Ernest Urtasun, David Cid y Marta Ribas; casi la totalidad de concejales en el Ayuntamiento de Barcelona para BComú, como Gerardo Pisarello, Eloi Badia, Janet Sanz, Laia Ortiz, Gemma Tarafa [comisionada de Salut], Laura Pérez, Gala Pin, Mercedes Vidal o Jaume Asens; el coordinador general de EUiA, Joan Josep Nuet, y otros vinculados al partido como Héctor Sánchez, Nuria Lozano, Eva Balart o Núria Buenaventura; diputadas de En Comn Podem como Lucía Martín, Aina Vidal, Mar Garcia o vinculados como Marc Grau, y cargos con peso político de BComú como Susana Segovia y Adrià Alemany. Más allá de Barcelona, ​​también participan el portavoz de Terrassa en Comú, Xavier Matilla, y la alcaldesa de Castelldefels, Candela López, entre otros representantes territoriales.

Si dejamos a un lado la política activa, en la lista participan representantes de la sociedad civil o personas a título individual que ven esta oportunidad política como "histórica" ​​para comandar un cambio político en Catalunya liderado por fuerzas de la izquierda. Entre éstas, destacan la sindicalista de CCOO Joana Agudo Bataller; la psicóloga Teresa Estany Profitós; mujeres activistas como Rosa Cañadell, Sandra Ezquerra o Hakima Abdoun; y académicos como el catedrático en Ciencias Políticas, Joan Subirats -dirigente de BComú-, el geógrafo Jordi Borja o la profesora de Historia Contemporánea de la UB, Paola Lo Cascio.

Lo Cascio representa uno de los perfiles más independientes de la ejecutiva encabezada por Domènech, y precisamente de aquellos que la candidatura quiere poner en valor para animar a la ciudadanía a implicarse en el proceso de construcción del nuevo espacio. En declaraciones a Públic, la docente universitaria reconoce que el proceso de construcción de este nuevo partido "ya no está tan empapado a los movimientos sociales como lo estaba BComú". "La diferencia es que ahora todo el mundo ha hecho muchos aprendizajes y vemos una ventana para construir", indica.

Para ella, "la política es un proyecto, y este que tiene las características de ser un proyecto de país solvente que recoge la idea de trabajar por objetivos y amalgamar culturas diferentes". El nuevo partido, según ella, funcionará porque "el proceso hasta aquí se ha planteado de manera participativa y los espacios se han abierto". "Yo no vengo de ningún sitio y he podido aportar", añade como ejemplo personal y miembro del grupo impulsor.

Por todo ello, Lo Cascio espera que el próximo 8 de abril "sea un momento en el que la gente, a pesar de venir de espacios diferentes, se pueda reconocer por un objetivo común".

Las caras menos conocidas que alcanzarán peso político

Nombres como Elisenda Alamany o Marc Parés resuenan ya con fuerza para ocupar espacios de importante decisión dentro del nuevo partido y se destaca su perfil como "independientes", por mucho que sean personas con una politización previa -Alamany es concejala de Decidim Castellar y Parés ya participó en la campaña del 20D de En Comú Podem.

Parés, ideólogo del nuevo partido y profesor de Geografía de la UAB, recuerda a Públic que esta vez ha decidido involucrarse activamente en política porque "el nuevo espacio ya no será una coalición de partidos, sino que tendrá una base ciudadanista", sin contar que él es de Vic y ahora es un nuevo espacio de ámbito catalán.

"Queremos superar la lógica de los cuatro partidos que han formado esto porque no se trata de unir a las militancias de los partidos. Sin ellos no llegaríamos al 8 de abril, pero ahora las cosas se hacen de otra manera y con contenidos dirigidos a una gran mayoría social", argumenta. "El objetivo de este nuevo espacio es hacer una mayoría social que permita hacer un modelo de país alternativo", añade. El hecho de que la dirección de Podem haya decidido quedarse fuera del nuevo espacio le incomoda porque "hace mucho tiempo que esperamos que haya un proyecto de izquierdas unitario" y "ante un momento histórico, la dirección de Podem no ha sabido leer el mundo actual ".

En la misma línea, la filóloga Elisenda Alamany destaca a Públic el valor de las personas no orgánicas que forman parte de la lista del Domenech, un tercio según indica, y el respeto entre los diferentes actores políticos a la hora de confeccionar la lista: "nuestra lista recoge lo mejor de cada tradición, ningún actor se pone por delante del otro porque va mucho más allá de una coalición o una suma de siglas. Es importante que consigamos sumar la gran cantidad de independientes porque se debe respetar una perspectiva no partidista ". Y continúa: "Es un proyecto que no se ha hecho en un despacho, se ha construido con transparencia y esto permite sumar tantos independientes como sea posible". Según explica, "el objetivo de todos los actores [entiende los que están al grupo impulsor] era englobar a la mayor diversidad posible de actores para interpelar al máximo de gente posible".

Alamany, convencida de que las listas no han sido un 'pacto entre cúpulas' como ha denunciado Podem sino una "lista de consenso" con diversidad de actores y personas independientes, considera que la retirada de Podem "no afectará al conjunto de la gente que está ilusionada y voz en 'un país en Comú' como una opción de país ".

"Si continúan los titulares negativos, puede provocar una cierta confusión, pero no una barrera para dejar de participar", dice convencida. Además, como reiteran los impulsores del nuevo partido, considera que "el empuje y las reivindicaciones de Podem están" con la participación de personalidades como Vicenç Navarro, que forma parte de Podemos estatal y está en la lista 'de consenso', y de la lista encabezada por Jéssica Albiach, también con cargo en Podemos y quien se ha desmarcado de la dirección de Podem.

La filóloga defiende que el día 8 de abril "comienza para mucha gente la ilusión por un nuevo sujeto". "El 'proceso' está en un punto muerto, nosotros queremos seguir pensando en el 'mientras tanto' y en el futuro de Catalunya", anima.

Nombres que quedan fuera del espacio político

Esta gran asamblea, sin embargo, se ha quedado a último momento sin la participación de la dirección de Podem, que la semana pasada retiró su candidatura.

Por tanto, las personas inscritas en 'Un País en Comú' ya no pueden apostar por la lista presentada por la dirección de Podem que estaba liderada por la diputada de En Comú Podem Marta Sibina. Aparte de la representante, y de más cargos vinculados a Podem y otras coaliciones participadas, el nuevo partido que se constituirá el sábado se quedará sin activos sociales como el economista y activista Sergi Cutillas o el sociólogo Felipe López-Araguren, que estaban a la candidatura defendida por Albano Dante Fachín.

¿Participará Podemos en la asamblea del nuevo partido?

La decisión de Podem de retirarse del nuevo espacio ha trastornado el posicionamiento favorable de la dirección estatal de Podemos con el nuevo partido de izquierdas catalanas.

La semana pasada los líderes de Podemos defendieron públicamente su respeto a la decisión de la dirección catalana y, por tanto, ratificaron que Podem no forma parte del nuevo sujeto. Sin embargo, según explican fuentes del partido a Públic, "se espera que haya comunicación por parte de la dirección de Podemos" de cara a la asamblea del día 8, ya que dentro del nuevo partido hay diputados del grupo confederal el Congreso como Xavier Domènech o Lucía Martín.

Según estas mismas fuentes, "desde la dirección del nuevo espacio se ha presionado para su asistencia a Pablo Iglesias", pero señalan que "es muy improbable". Podemos, a medida que avanza el proceso de consolidación del nuevo partido, sabe que deberá posicionarse en algún momento y, sobre todo, cuando se acerque una nueva convocatoria electoral y la dirección estatal deba plantear una estrategia de apoyo a sus homólogos catalanes.