Público
Público

Alejandro Luzón Consuelo Madrigal consigue 'amadrinar' a su Fiscal Anticorrupción

Alejandro Luzón toma posesión como jefe de la lucha contra la corrupción después del fiasco de Moix. Busca apaciguar los ánimos y acelerar las investigaciones. La exfiscal general del Estado fue su madrina.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

La exfiscal general del Estado Consuelo Madrigal (i), acompaña al nuevo fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón (d). /EFE

El nuevo Fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, ha tomado posesión de su cargo en el Tribunal Supremo este miércoles, con Consuelo Madrigal como madrina.

La exfiscal general del Estado se mostraba feliz y exultante en su amadrinamiento, no en vano no fue renovada por el Gobierno después de mantener un duro pulso con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, para que Luzón fuera fiscal jefe Anticorrupción.

Catalá, aconsejado por líderes populares como Ignacio González -las grabaciones del caso Lezo así lo atestiguan- optó por nombrar a Manuel Moix como fiscal Anticorrupción, quien dimitió después de descubrirse que la casa heredara de sus padres era propiedad de una sociedad panameña y tras más de dos meses de crisis por su enfrentamiento con otros fiscales de Anticorrupción.

Tras la dimisión de Moix, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha optado por nombrar a Alejandro Luzón, que era la opción defendida por su antecesora y el candidato que obtuvo mayores votos en el Consejo Fiscal.

Luzón es uno de los fiscales fundadores de esta fiscalía especializada, encargada de los grandes casos de corrupción como Púnica, Lezo, Bankia, Rato, Gürtel, Nummaria...

Calmar las aguas de Anticorrupción

El nuevo fiscal jefe cuenta con el apoyo de todas las sensibilidades de la carrera fiscal, incluido el implícito apoyo de la Unión Progresista de Fiscales. Le precede su fama de profesionalidad y capacidad de empatía.

Ahora le toca encauzar la convulsa Fiscalía Anticorrupción. Por ello, el proyecto que ha presentado a Maza pasa por pacificar, organizar y apoyar a sus subordinados ante jueces, abogados y medios de comunicación, no en vano Moix llegó a reunirse con un investigado que pretendía denunciar al fiscal José Grinda a espaldas del afectado. El propio Moix ha asistido al acto en un plano discreto.

El nuevo fiscal Anticorrupción ha optado por jurar su cargo ante José Manuel Maza, pero con la ausencia de Catalá, así como la presencia de los miembros del Consejo Fiscal. La ceremonia ha estado presidida por Carlos Lesmes, presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, varios de cuyos vocales han asistido al acto como Clara Martínez de Careaga o Rafael Mozo.

Al acto han asistido compañeros de su especialidad como Antonio Romeral; el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Jesús Alonso, y jueces como el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Andreu -quien llevó el caso Bankia con Luzón como acusador público- o el magistrado Pablo Ruz.

En su proyecto también se incluye acelerar las investigaciones y acortar los plazos, además de un aumento de la plantilla y más miembros de la Policía adscritos.
Y, frente a la tesis que inculcó Moix en la opinión pública, el Gobierno y los aledaños del poder de que había que poner 'orden' en Anticorrupción, Alejandro Luzón defiende en su proyecto el trabajo realizado hasta ahora que él bien conoce ya que ejerció en esta fiscalía especializada durante veinte años. De este trabajo previo de dirección y organización "serio y concienzudo" es del que pretende partir ya que está "orientado en la dirección correcta", reza el documento.