Publicado: 29.05.2014 00:00 |Actualizado: 29.05.2014 00:00

La consulta a la militancia pende del pulso entre Madina y Díaz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El PSOE mantiene abierta la discusión interna acerca del grado de apertura con el que el partido escogerá a sus líderes del futuro. Cuatro días después de la mayor derrota de la historia del partido la principal incógnita sigue siendo hasta qué punto los miembros del aparato están dispuestos a ceder soberanía a la militancia para iniciar esa nueva etapa con la que, además, pretenden recuperar la confianza de la ciudadanía.

Ayer, la presión ejercida por distintos miembros del partido pero principalmente por el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Eduardo Madina, hacía reaccionar a la Ejecutiva federal aún en manos de Alfredo Pérez Rubalcaba, que ponía en marcha una ronda de llamadas con todos los barones territoriales para estudiar la posibilidad de abrir la elección de su sucesor a todos los afiliados. Desde la Ejecutiva federal reconocen que la fórmula más plausible sería la convocatoria de un Comité Federal que permita la celebración de una consulta previa al congreso, como la que convocaron los socialistas gallegos en 2013.

Según Ferraz, todo dependerá de lo que digan esos líderes territoriales. "Es una conversación entre 17. Todo el mundo tiene que estar de acuerdo", aseguraban este miércoles a Público las fuentes mencionadas.

El pulso real, el que hará que finalmente el partido se decante por una u otra fórmula para abrirse, se sitúa en cambio entre dos personalidades cruciales para el futuro del PSOE. Por un lado está Madina, figura en la que tienen depositadas sus esperanzas muchos de los dirigentes y miembros de base del partido por su capacidad de integrar a distintas sensibilidades internas. Él jugó ayer sus cartas al condicionar su concurrencia al congreso extraordinario convocado por Rubalcaba para los días 19 y 20 de julio a que se abran cauces de participación a la militancia. Y ganó, ya que el líder federal dio su brazo a torcer e hizo suya esa propuesta. 

Desde la dirección del partido insistían en que la decisión final será colegiada. "Andalucía es muy importante, pero también está el resto de federaciones", apuntaban ayer. Pero lo cierto es que la última palabra la tendrá la persona con más poder institucional y orgánico del conjunto de los socialistas, la presidenta de la Junta andaluza, Susana Díaz. Será por tanto la capacidad de decisión con la que pueda contar ella en el futuro PSOE la que determinará si acepta el planteamiento de Madina. 

Fuentes cercanas al diputado vizcaíno negaban anoche que él esté estableciendo una negociación a dos con la máxima dirigente de los socialistas andaluces. Y diputados afines al vasco añadían que está hablando "con todo el mundo", también con Díaz, para "tratarles de convencer" de que es necesario aplicar la premisa "un militante, un voto". 

Al margen de todas estas conversaciones y negociaciones se encuentra la otra aspirante a las primarias, la exministra de Defensa Carme Chacón. Parlamentarios cercanos a la catalana consideran que existe ya un pacto entre Madina y Rubalcaba para que la sucesión recaiga en el dirigente vizcaíno. Consideran que si finalmente se celebra esa consulta a la militancia él tiene garantizada la victoria porque dispone de varias federaciones a su favor, y porque creen que la votación se reduciría a la mitad de los cerca de 240.000 afiliados de los que dispone el partido, que serían los únicos que estarían al corriente de las cuotas y por tanto tendrían derecho a participar.

Su opción, insisten, es que las primarias abiertas a toda la ciudadanía se realicen antes del congreso extraordinario. "Ante el gravísimo problema que tiene el PSOE la cuestión no es cómo nos organizamos entre nosotros, sino cómo podemos conectarnos a la sociedad", apuntaban fuentes cercanas a Chacón insistiendo en esa idea de las votaciones abiertas.

Diputados afines a Madina negaban la mayor. Explicaban que no existe ningún pacto entre el diputado y Ferraz. "Precisamente él se ha enfrentado a Rubalcaba. Éste tenía un croquis que Eduardo ha roto", insistía un parlamentario. Otra diputada remarcaba, además, el compromiso del vasco con las primarias abiertas: "Él tiene más votos fuera que dentro", zanjaba.


http://www.quoners.es/debate/como-consideras-de-necesaria-la-participacion-de-los-militantes-en-el-congreso-del-psoe