Público
Público

Corinna niega haber hecho negocios en nombre del rey y da su relación por terminada

La conseguidora alemana asegura que desde hace 40 años, ninguna empresa mueve ficha en Oriente Próximo, Latinoamérica o el Este sin que Juan Carlos de Borbón intervenga.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corinna zu Sayn-Wittgenstein niega haber hecho nunca 'negocios' en nombre del rey, aunque confirma que cobró durante dos años por una labor de asesora en la gestión de un fondo hispano-saudí sobre infraestructuras presentado en 2007 por el monarca en El Pardo.

En realidad, en unas declaraciones realizadas al mensual americano Vanity Fair, la conocida como princesa alemana asegura que en España no se ejecuta ninguna operación empresarial con los países de Oriente Próximo, Latinoamérica o el Este sin que Juan Carlos de Borbón intervenga. Es 'la forma de hacer negocios desde hace 30 ó 40 años' en nuestro país, garantiza Sayn-Wittgenstein.

Sobre su relación con el rey, la aristócrata por parte de exmarido la da por terminada y la reconoce más allá de una amistad. 'Somos amigos íntimos. Hay personas que no entienden que puede pasar cosas en un determinado momento y terminan, aunque la amistad, no'. Sayn-Wittgenstein explica que el rey es ahora 'una persona mayor que lucha contra sus problemas de salud y necesita toda la ayuda posible (...) No va a pasar nada, salvo que él no puede ir de caza ni yo viajar a España'.

La princesa reconoce que su regreso a nuestro país no entra en sus planes, porque no sería 'apropiado ni inteligente'. Aun así, Sayn-Wittgenstein advierte de que el monarca llama todas las semana a sus hijos -dos de cada uno de sus dos matrimonios- para preguntar 'cómo les va'. También informa de que no conoce a la reina Sofía, que apenas se encontró con ella en una ocasión y 'por accidente'.

Vanity Fair publica en EEUU un amplio reportaje titulado Rey y controversia y la conseguidora alemana se ha prestado a colaborar con sus declaraciones en un texto en el que se abordan, aparte de la relación de Sayn-Wittgenstein con Juan Carlos de Borbón, la posible abdicación del jefe del Estado, la crisis de popularidad de la Monarquía, los negocios de ésta o el caso Urdangarin.