Publicado: 03.10.2016 22:22 |Actualizado: 03.10.2016 22:36

Correa deja tirado a su abogado
de oficio tras dos años y contrata
uno de pago para el juicio de la Gürtel

Juan Carlos Navarro, abogado de Valencia, lo defenderá en el juicio que comienza este martes e intentará un difícil pacto con la Fiscalía para reducir sus penas a cambio de colaborar con la Justicia.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6
Comentarios:
Imagen de archivo de Francisco Correa, supuesto cabecilla de la trama de corrupción. EFE

Imagen de archivo de Francisco Correa, supuesto cabecilla de la trama de corrupción. EFE

MADRID.- El líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, ha dejado tirado a última hora a su abogado de oficio, Juan Antonio Gragera, tras dos años de defensa y dominio de los 307 tomos que ocupa el sumario del caso, para contratar a un abogado de pago, Juan Carlos Navarro.

El tribunal que juzga a partir de este martes la pieza centrada en la primera época de Gúrtel (1999-2005) no tiene aún constancia oficial del cambio de letrado. Por ello, Gragera deberá comparecer en la vista oral que se celebra en San Fernando de Henares (Madrid) y defender a Correa si fuera necesario en el caso de que el nuevo letrado no comparezca por cualquier circunstancia.



La decisión de última hora responde a la estrategia de Correa de intentar una negociación con la Fiscalía. Juan Carlos Navarro y Francisco Miranda representaron a Francisco Correa en la pieza de Fitur juzgada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, centrada en las contrataciones de la trama con la Generalitat entre 2005 y 2009 para dicha Feria. Ambos renunciaron un mes antes por discrepancias con su defendido, quien contrató al letrado Javier Saavedra.

Las peticiones contra
Francisco Correa superan
los 300 años de cárcel

La venia fue solicitada por Navarro y Miranda a Gragera el pasado 25 de septiembre, según confirmó el primer letrado a Público.

El giro de la estrategia de defensa se materializó al día siguiente con la presentación del famoso escrito ante la Audiencia Nacional, en el que Correa ofrecía como gesto a la Fiscalía 2,2 millones de euros que tenía escondidos en Suiza para indemnizar a las administraciones públicas perjudicadas en la pieza de la primera época de Gürtel cuya vista oral comienza este martes. Dicho dinero, sin embargo, está retenido por la justicia española en otra pieza de este caso.

El letrado Juan Antonio Gragera fue designado abogado de oficio de Francisco Correa por el Colegio de Abogados de Madrid el 25 de septiembre de 2014. Desde entonces, ha llevado la defensa de Correa en un sumario que ha estudiado y abarca 307 tomos, lo que equivale a unos 11 terabites, de tal manera que los letrados de la causa han necesitado varios discos duros externos para consultarlo.

El caso de Gragera se convierte en un símbolo de lo que ocurre con los abogados de oficio en Madrid. Acumulan un retraso de más de dos trimestres en el pago de sus servicios, no cobran ni la media del resto de abogados de oficio de España y se ven sometidos a giros de última hora.

No consta, por ahora, que el letrado de pago haya ofrecido al de oficio tramitar la factura a Correa por sus servicios prestados en estos dos años.

Francisco Correa afronta una petición de 125 años de prisión en esta pieza sobre la primera época de los negocios de sus empresas. En todas las causas de Gürtel las peticiones contra él superan los 300 años de cárcel. La Fiscalía pide además que pague multas por valor de 60,3 millones de euros.