Publicado: 09.06.2014 18:32 |Actualizado: 09.06.2014 18:32

La corrupción se lleva por delante al alcalde de Santiago, del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Se va. El alcalde de Santiago, del PP, ha sido el último en apuntarse a la gran lista de dimisiones que se han producido en su Ayuntamiento tras destaparse varios casos de corrupción, entre ellos, la operación Pokemon. Así lo ha anunciado Ángel Currás, imputado en dicha trama, durante la rueda de prensa en la que iba a anunciar los nombres de los nueve nuevos concejales que debían sustituir a quienes la semana pasada abandonaron sus cargos: siete de ellos por haber sido inhabilitados tras una condena por prevaricación y otros dos por haber sido imputados en el mismo caso que su primer edil.

Currás, a quien el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, dejó la responsabilidad de renovar el Gobierno municipal, ha suspendido la renovación de ediles hasta que se produzca el relevo en la alcaldía, informa La Voz de Galicia. Asimismo, también ha aclarado que se va como primer edil, pero que no renunciará a su acta de concejal.

También ha confirmado el nombre de su sucesor: será Agustín Hernández, el actual conselleiro de Medio Ambiente. Con él serán tres los conservadores que han ocupado el sillón de mando del Ayuntamiento compostelano desde que el PP se hizo con el Gobierno en las elecciones municipales de 2011. Desde entonces, la corrupción no ha dejado de salpicar a la capital gallega. El ex primer edil Gerardo Conde Roa fue condenado por un delito fiscal; siete concejales, por prevaricación; y otros dos están imputados —como el propio Currás— en el caso Pokemon, en el que se investigan presuntas irregularidades en las adjudicaciones de varios ayuntamientos a empresas, principalmente, del Grupo Vendex.

En el PP de Galicia no querían ya a Currás, también denunciado por acoso por el exsubjefe de la Policía Local de Compostela, y varios dirigentes locales habían pedido ya su retirada. El presidente de la Xunta, que ya había anunciado que el regidor no repetiría ni como cabeza de lista de los conservadores ni como presidente del PP local, dejó en sus manos esta decisión aunque jamás le dio su apoyo expreso.

Ahora al sucesor de Currás le tocará renovar a casi todo el equipo de Gobierno, para lo que tendrá que utilizar a concejales no electos. Y es que Hernández era ya el último de la lista que el PP presentó a los comicios de 2011. Apenas quedan suplentes: tras la dimisión de Conde Roa, entró Rebeca Domínguez, también imputada en la Pokemon. Paula Prado dejó el Ayuntamiento para ejercer de portavoz del Gobierno regional —y acabó dimitiendo, también la semana pasada, por estar siendo investigada en el mismo caso— y luego se produjo una larga sucesión de dimisiones (y sus correspondientes sustituciones), bien por motivos personales, bien por haber sido salpicados por la corrupción. Entre los que quedaban de la lista (siete personas), uno ha fallecido (Aníbal García), otra es diputada en el Congreso (Marta González), y otro es el propio Agustín Hernández, próximo alcalde de la ciudad.

El portavoz del PSOE de Santiago, Francisco Reyes, ha aplaudido la decisión de Currás, aunque ha considerado que se produce "a destiempo", y ha confiado en que todos los concejales que faltan por nombrar en el consistorio provengan de la lista que el PP presentó a las últimas elecciones locales.

"El momento para dimitir fue tras la primera sentencia condenatoria" Tras la rueda de prensa del ya ex regidor de Compostela, Reyes ha asegurado que la dimisión era "la única salida posible para la situación de enroque del Gobierno del PP de Santiago", que se encontraba en una "crisis como nunca se había conocido en este ayuntamiento".

Sin embargo, ha apuntado, esta decisión se produce "a destiempo", dado que "el momento verdadero para dimitir tenía que haber sido cuando se conoció la sentencia que condenaba por primera vez en la historia de este ayuntamiento a la junta de gobierno" por la aprobación del pago de la defensa al edil Adrián Varela, que también dimitió de su cargo.

Tras esta decisión, y el anuncio de que el nuevo alcalde será Agustín Hernández -hasta ahora conselleiro de Medio Ambiente y número 25 de la lista por Santiago-, Francisco Reyes ha confiado en que "las vacantes de concejales" que faltan, un total de nueve, se cubran "con los miembros de la candidatura que se presentó a las locales" y que "fue votada por los vecinos de Santiago".

Para concluir, Reyes ha evidenciado una "clarísima diferencia" entre el PP y el PSOE de Santiago, indicando que durante 19 años de gobierno socialista en la ciudad, Santiago "sólo conoció dos alcaldes" -Xosé A. Sánchez Bugallo y Xerardo Estévez-, mientras que el Partido Popular, "con un gobierno con mayoría absoluta", lleva "tres alcaldes en tres años".


http://www.quoners.es/debate/que-crees-que-se-deberia-cambiar-para-reducir-los-casos-de-corrupcion-en-espana