Público
Público

Corrupción política Camps: en el PP "nadie se ha enriquecido nunca jamás"

El expresidente valenciano reniega de la amistad con Álvaro Pérez, 'El Bigotes', "no era amigo era colaborador del partido". Apunta a Eduardo Zaplana, porque fue quien le envió al delegado de la trama Gürtel.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps (izda.), a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como testigo en el juicio de Gürtel. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El expresidente valenciano Francisco Camps ha negado en el juicio de Gürtel que él ordenase que el PP se financiase con dinero negro para sufragar gastos electorales, y ha proclamado que en su partido "nadie se ha enriquecido nunca jamás".

Camps ha desmentido en el juicio la confesión aportada en el juicio por el exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa, hermano del exministro Juan Costa, quien sostiene que existía una Caja B en el partido ordenada por el propio Camps y Juan Cotino, expresidente de las Cortes Valencianas.

Con esta financiación irregular se había ordenado a empresarios a costear gastos electorales en las elecciones de 2007 y 2008, que habrían sido pagados a las empresas de la trama Gürtel por medio de facturas falsas, siempre según la versión de Costa.

"Niego la mayor. Jamás habría defendido o permitido un sistema de este tipo", ha declarado Camps respecto a la confesión de Costa ante el titular del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia que juzga la pieza de la supuesta caja B del PP de Valencia, dentro del caso Gürtel.

"Por qué ha mentido durante 9 años"

"Es absurdo", ha incidido Camps mientras desmentía que él y Cotino ordenasen el presunto sistema de financiación ilegal. "Nunca jamás" se reunió con empresarios ni les ordenó que pagasen actos electorales del PP.

Camps ha dicho que el entonces secretario general del PP, Ricardo Costa, nunca le dijo que el partido estaba pagando la deuda contraída con la Gürtel con facturas falsas giradas a empresarios por servicios electorales que no habían realizado.

"No solo no me dio cuenta de ninguna irregularidad, sino que cuando saltó esta cuestión yo llamé al señor Costa para decirle 'qué es lo que está pasando' y me dijo: No te preocupes presidente, esto está perfectamente ordenado. Son falsedades".

Pidió a Costa "el máximo nivel de transparencia", ha recordado, porque en ese momento ya había "follón" por la conocida 'caso de los trajes', de la que finalmente fue absuelto.

Y ha añadido: "Alguien tiene que explicarnos por qué ha mentido durante 9 años a un juez del tribunal superior de justicia de valencia (...) Durante 9 años yo a todo el mundo le escuché exactamente lo mismo: que eso no era verdad".

Señala a Zaplana y reniega del Bigotes

Por otra parte, Francisco Camps ha destacado que el entonces presidente del partido en Valencia Eduardo Zaplana fuen quien trajo a Álvaro Pérez, el Bigotes -delegado de la trama Gürtel-, para encargarse del montaje de los actos del partido.

Pérez apareció "en octubre de 2002 en un acto de Alicante". Se lo enviaba Zaplana, ha asegurado. "Apareció en el acto de mi presentación como candidato, no me lo presentó Alejandro Agag".

Camps ha renegado de 'El Bigotes' en su declaración. En las escuchas policiales que figuran en la causa, Álvaro Pérez se refiere a él como "amiguito del alma", mientras los dos se profesan lealtad porque se quieren "un huevo".

Ahora, Camps asegura que 'El Bigotes' "no era amigo, era colaborador del partido".

Desconoce quién llevaba las cuentas

En relación a la reunión que, según Costa, éste mantuvo con el extesorero del PP Luis Bárcenas en la sede nacional del partido en la que le transmitió este supuesto sistema irregular de financiación, Camps ha dicho que no es posible que se produjese porque está "completamente convencido" de que el presidente o el secretario general del partido, que eran "sus interlocutores", se lo hubiesen contado.

"Sinceramente, no lo sé", ha dicho a la pregunta sobre quién llevaba los temas económicos en el partido, aunque ha supuesto que el secretario general (entonces Costa) "es el que llevaba la vida económica del partido e imagino que era el que llevaba la contabilidad de la campaña electoral también".