Público
Público

la corrupción del pp Rajoy sí conocía el presupuesto de campaña de 2000 que negó ante el juez de Gürtel

El presidente del Gobierno y director de la estrategia electoral de Aznar en sus segundas elecciones generales informó de que el presupuesto manejado por el PP ascendía a 2.800 millones. El Tribunal de Cuentas advirtió en diciembre de ese año sobre la falta de transparencia de las donaciones.

Publicidad
Media: 3.63
Votos: 48
Comentarios:

José María Aznar (i) y Mariano Rajoy, durante un curso de verano del ex 'think tank' del PP, la fundación FAES. EFE

La estrategia de Mariano Rajoy y Pío García-Escudero, durante su interrogatorio esta semana como testigos del caso Gürtel, no dejaba lugar a dudas: los directores de campaña del Partido Popular no se ocupaban y desconocían el presupuesto destinado a este periodo preelectoral, sino de la parte política (discursos, debates, mensajes, etc.)

Rajoy insistió una y otra vez en este punto, subrayando así que nunca en sus varias décadas de altas responsabilidades en el PP tuvo conocimiento del dinero que entraba y salía de la calle Génova para mantener la calidad salarial de la que gozaban sus altos mandos. Rajoy llegó a cobrar cerca de 300.000 euros al año como líder del PP y jefe de la oposición política, estando José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno.

Información de El País sobre la presentación de la campaña de José María Aznar, candidato del PP a la Presidencia del Gobierno en 2000, cuando Rajoy fue director de la misma.

Sin embargo, una vez más, la hemeroteca ha venido a desmentir a Rajoy, que u olvidó testificar que conocía el presupuesto de la campaña de las elecciones generales de 2000 -cuando fue director de la candidatura de José María Aznar- o mintió al Tribunal, algo que constituiría un delito para un testigo.

Según ha recogido en su blog el periodista y sociólogo, Emilio Silva, colaborador de Público, Rajoy detalló en rueda de prensa, antes de las elecciones generales de 2000, que el presupuesto del PP para ésta estaba, según El País de entonces, en 1.900 millones de pesetas para publicidad y organización de actos (el límite legal estaba en 1.950 millones) y otros 900 millones para mailing o envío de papeletas y propaganda. 

Información del diario ABC sobre el presupuesto de campaña del PP para las elecciones de 2000, cuando los conservadores obtuvieron la mayoría absoluta.

También el diario ABC, en una información firmada por el periodista Mariano Calleja, se hizo eco de este presupuesto facilitado por el equipo de campaña del PP dirigido por Rajoy, aunque no hizo referencia a los 900 millones de mailing y dejaban las cuentas en 1.900 millones de pesetas.

¿Mintió Rajoy bajo juramento en la Audiencia Nacional? Esto fue lo que dijo literalmente:

PREGUNTA DE LA ACUSACIÓN: Ya que ha precisado que dirige la parte política… la parte económica, ¿no la conoce el director de campaña?

RESPUESTA DE RAJOY: En absoluto. El presupuesto se elabora por los servicios económicos y cuando se termina la campaña dan cuentas al Comité Ejecutivo. El director de campaña se dedica única y exclusivamente a la política.

El presidente del Gobierno, no sólo olvidó bajo juramento lo que en 2000 conocía al detalle, aseguró que otra de sus funciones, junto a la estrictamente "política" era asegurarse de que todo estaba correcto ante el Tribunal de Cuentas, el órgano fiscalizador de los partidos, y los informes "eran positivos".

Sin embargo, en diciembre de 2000, el Tribunal de Cuentas, que cifró el coste de la campaña de 2000 en 2.688 millones de pesetas de los 2.800 presupuestados, alertó de que pese a que el PP era de los pocos partidos que detallaban las aportaciones de personas físicas (14,4 millones para esas elecciones), según publicó El País entonces, el PP "es el partido con el mayor número de proveedores que no han cumplido con su obligación de informar al Tribunal de Cuentas de los servicios prestados". Veintisiete empresas ignoraron ese deber por un importe de 62,2 millones, según el informe de la auditoría.