Público
Público

corrupción en el PP Rajoy tendrá menos apoyos en la moción de censura que Montoro en los Presupuestos

La abstención del PSOE, PNV y Nueva Canarias en la iniciativa de Unidos Podemos refleja la delicada situación parlamentaria del PP, acosado por la corrupción. Sólo Ciudadanos mantiene un "no a Pablo Iglesias" que Rivera no identifica con el respaldo a la gestión del presidente.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,c., el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando,d. durante la última jornada de debate y votación en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado de 2017, cuya aprobación ha quedado garantizada tras el acuerdo del Gobierno con Nueva Canarias. EFE/Chema Moya

La moción de censura al Gobierno presidido por Mariano Rajoy registrada por el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea no prosperará, y así quedará reflejado en el marcador tras el debate de la iniciativa que arranca el próximo martes día 13.

Sin embargo, el resultado de la votación pondrá de manifiesto también que la falta de apoyos a Pablo Iglesias, candidato a la Presidencia del Gobierno propuesto por su grupo parlamentario, no se traduce en un respaldo explícito a Rajoy y su Ejecutivo, al contrario.

"Nadie del PP y el Gobierno puede creer que con la votación de Presupuestos había un cheque en blanco para Rajoy", asegura el PNV

De hecho, el actual inquilino del Palacio de La Moncloa no podrá esgrimir que esa votación negativa a Iglesias se corresponde con un gesto de confianza a su gestión y a la del PP. Así se desprende del sentido del voto que han manifestado los diferentes grupos parlamentarios ante el debate de la próxima semana, el primero de este tipo en los últimos 30 años y el segundo desde 1977, cuando se constituyeron las primeras Cortes democráticas tras la dictadura franquista.

Pablo Iglesias, la semana pasada, en un momento de la entrevista con Público en el Congreso. PÚBLICOTV

Los 170 diputados que sumarán el 'sí' a Rajoy en la moción de censura de Iglesias no superarían una cuestión de confianza del presidente del Gobierno

La moción de censura que plantea Pablo Iglesias, líder de Podemos, como candidato a presidir el Gobierno, tendrá el respaldo de los escaños de su propio grupo parlamentarios formado por los 67 diputados de Podemos y las confluencias; a esos efectivos se sumarán los 9 del grupo parlamentario de ERC y los cuatro de Compromís, además de los dos diputados de EH Bildu, todos ellos integrados en el Grupo Mixto. En total, 82 síes.

En el lado de la abstención se situarán los 84 integrantes de la bancada socialista a los que hay que sumar el único voto del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, formación que acudió en coalición con el PSOE en Canarias.

También se pronunciarán por la abstención los 8 diputados del PDeCAT, integrados en el Grupo Mixto, y los 5 del grupo parlamentario vasco del PNV. En total, 98 votos en blanco –el marcador del hemiciclo los refleja en color amarillo-. Frente a Iglesias se colocarán las bancadas popular, con 137 escaños que incluyen los de sus socios de UPN (2) y Foro Asturias (1) - ambas formaciones, también en el grupo Mixto – y la bancada naranja de Ciudadanos, que suman otros 32 diputados. También votará en contra del aspirante la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas. Todos ellos suman 170 noes.

Adiós al éxito de las cuentas de Montoro

Esa cifra sería insuficiente para superar una teórica moción de confianza en el supuesto de que Rajoy se sometiese a ella en el debate que arranca el próximo martes en la sesión plenaria de la Cámara Baja. Es más, Rajoy no concita ni un solo apoyo adicional a los que obtuvo para su investidura como presidente del Gobierno el pasado mes de noviembre. Entonces pudo ser investido gracias a la abstención de la mayoría de los diputados del grupo socialista.

De hecho, ese resultado no alcanza el recuento de votos positivos que el ministro de Hacienda y de la Función Pública, Cristóbal Montoro, logró reunir para asegurar la aprobación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017. En la votación de la pasada semana el pleno del Congreso de los Diputados ratificó esas cuentas públicas con 176 votos, es decir con la mayoría absoluta de la cámara. Hasta ahora ha sido el único logro palpable del Ejecutivo de Rajoy.

“Nuestro voto negativo es en contra del candidato de  Unidos Podemos; no un respaldo expreso a la gestión de Rajoy”, advierte Ciudadanos

Fuentes del grupo parlamentario de Ciudadanos trasladan una idea sobre la votación en la moción de censura: “Nuestro voto negativo es en contra del candidato que propone Unidos Podemos; en ningún caso puede entenderse como un respaldo expreso a la gestión de Rajoy. Eso es otra cuestión muy diferente”, explican a Público.

Desde las filas del PNV se transmite que la abstención de sus diputados “no tiene nada que ver con el apoyo a los presupuestos. Son cosas diferentes y nadie del entorno del grupo popular y del Gobierno puede entender que con la votación de la semana pasada había un cheque en blanco para Rajoy de cara al futuro. De eso, nada”, comentan a este periódico fuentes de los nacionalistas vascos.