Publicado: 05.11.2014 13:51 |Actualizado: 05.11.2014 13:51

La corrupción y el paro siguen quitando el sueño a los ciudadanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El paro sigue el principal problema social para los españoles y el segundo, la corrupción, según el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que apenas refleja variaciones respecto al del mes anterior.

La última encuesta del CIS se realizó entre el 1 y el 13 de octubre, días en los que salió a la luz el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid.

El sondeo muestra un leve aumento de la preocupación por el paro, mencionado por el 76% de los ciudadanos, siete décimas más que en la encuesta de septiembre, y un ligero descenso de la inquietud por la corrupción, citada por el 42,3% de los encuestados, cuatro décimas menos que en el barómetro anterior y a más de dos puntos de distancia del máximo histórico (un 44,5% en marzo de 2013).

Los problemas de índole económica permanecen en tercer lugar, pero pierden peso, al ser apuntados por el 27% de los españoles, 1,8 puntos menos que en septiembre.

También desciende la preocupación por los políticos y los partidos, aún en cuarta posición al ser mencionados por el 23,2%, por un 25,8% del mes anterior.

La encuesta —realizada durante la crisis del ébola— muestra un leve incremento de la inquietud por la sanidad, que aparece en el 11,8% de las respuestas, tres décimas más que en septiembre.

La educación (9,1%), los problemas de índole social (7,8), los recortes (4,8%), los problemas relacionados con la calidad en el empleo (4,8%) son las siguientes preocupaciones más mencionadas, seguidas por los nacionalismos, citados por el 3,4 %.

El 82,2 % de los españoles cree que la situación económica es mala o muy mala, en tanto que sólo un 1,3% sostiene que es buena y un 16,1% la ve regular.

A un año vista, la mayoría de los ciudadanos (un 45,3 %) opina que la situación económica seguirá igual, el 25% considera que irá a peor y el 20% que mejorará.

Tampoco son optimistas los españoles ante la situación política: el 80,5 % de ellos la califica de mala o muy mala, el 2,1 % de buena o muy buena y el 14,4% de regular.

Con vistas al futuro, el 48,1% de los sondeados responde que la situación política seguirá igual, el 27,3% teme que empeorará y el 11,6% que mejorará.