Publicado: 06.11.2014 22:30 |Actualizado: 06.11.2014 22:30

Las Cortes no fiscalizan los viajes de los parlamentarios y los ocultan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el Congreso de los Diputados y en el Senado no existe ninguna instancia ni normativa que controle el número de desplazamientos que realizan los parlamentarios de ambas cámaras que conforman las Cortes Generales. Esta institución tiene una partida presupuestaria específica para costear íntegramente los desplazamientos que realizan los diputados y senadores por todo el territorio nacional tanto en avión como en tren. La gestión de estos viajes se realiza a través de la agencia de viajes que, por concurso, tiene adjudicado este servicio y que actualmente presta El Corte Inglés.

La gestión de estos viajes se realiza por concurso  y el servicio actualmente lo presta El Corte Inglés

La institución parlamentaria tampoco lleva a cabo ninguna fiscalización de los motivos por los que un diputado o un senador solicitan un billete de avión o de tren para desplazarse a un determinado lugar aunque sea ajeno a su propia circunscripción electoral.

Según la práctica que rige el régimen administrativo de la actividad de los parlamentarios un miembro de cualquiera de las dos cámaras de las Cortes Generales puede desplazarse sin coste alguno a cualquier parte del territorio nacional. En ningún momento un parlamentario debe explicar las razones por las que realiza el desplazamiento, aunque sea en dirección opuesta a la provincia por la que ha sido elegido. Los viajes se realizan en primera clase salvo que el parlamentario especifique que desea hacerlo en clase turista.

Los viajes se realizan en primera clase salvo que el parlamentario especifique que desea hacerlo en clase turista

"Es un asunto delicado. La norma, no escrita, es que no existe ningún control porque ello podría suponer una fiscalización de la libertad que debe tener cualquier parlamentario para ejercer su actividad como miembro de cualquiera de las dos cámaras, tanto en su función de legislador como en la de controlador del poder ejecutivo", explica a Público un experto conocedor del funcionamiento de las Cortes Generales durante los últimos años. Uno de los argumentos que se esgrimen para justificar la ausencia de este tipo de control de los viajes es el posible conflicto con la esencia de la propi actividad parlamentaria.

El gasto que realiza un parlamentario "no queda reflejado en ningún documento interno"

"Puede haber desplazamientos en los que un parlamentario se traslade a un determinado lugar para mantener un encuentro que no deba ser conocido públicamente, por ejemplo una fuente reservada; también es frecuente que determinadas personas o colectivos no quieren que se sepa públicamente que se reúnen con un diputado o senador de un grupo parlamentario concreto", agregan otras fuentes parlamentarias consultadas por este periódico. El gasto que realiza un parlamentario concreto "no queda reflejado en ningún documento interno. Es más, ni la propia agencia de viajes concesionaria tiene instrucciones para que haga un seguimiento personalizado.

La dirección del departamento económico de ambas cámaras es la instancia que supervisa el gasto de esta partida presupuestaria de forma global", aseguran fuentes oficiales de las Cortes Generales que piden el anonimato. No obstante, algunas de las fuentes consultadas estiman que esta "protección", pese a estar justificada, acabará por desaparecer. "Es el signo de los tiempos y ahora los ciudadanos exigen saberlo todo, especialmente aquello relacionado con la institución parlamentaria que no pasa por sus mejores momentos en cuanto al prestigio social. Es cuestión de tiempo y a lo mejor no tarda mucho", sostiene una de las fuentes. En cualquier caso, en la actual legislatura no parece que el actual estatus quo vaya a cambia. 

"En la primera legislatura de la administración Zapatero se logró publicar en las páginas digitales de ambas cámaras el régimen salarial de los diputados y de los senadores, así como sus declaraciones de bienes y de rentas y sus actividades autorizadas. Fue un logro; costó mucho porque hubo grandes reticencias internas de las propias cámaras como las planteadas por el cuerpo de letrados", explican fuentes parlamentarias conocedoras de aquellas decisiones.

Otra fuente consultada recuerda lo sucedido en una legislatura reciente. "Las Cortes tenían establecida una tarifa plana con una compañía telefónica para aplicarla a los teléfonos móviles de los parlamentarios. En una ocasión, la propia compañía avisó a la institución de que una parlamentaria, lo de menos es el nombre y el grupo al que pertenecía, registraba un uso que cuadruplicaba el de la media de los diputados y de los senadores.

Desde la presidencia de la cámara correspondiente se le puso en conocimiento de ese hecho porque, aunque no suponía un coste adicional para la institución, reflejaba una utilización anormal; la diputada volvió a realizar un consumo medio. Debe quedar claro que no hubo la más mínima indagación del destino de las llamadas", explica la citada fuente.

Todas las fuentes consultadas señalan que en relación al consumo de los viajes realizados por los parlamentarios de ambas cámaras "no constan" incidentes como del caso del teléfono; tampoco se han detectado casos como el desvelado por Público protagonizado por el actual presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, mientras fue senador autonómico entre los años 2008 y 2011. En cualquier caso, para que ello fuese posible habría que establecer cuál es la "media" de viajes realizados por los parlamentarios. Ese dato no figura formalmente en ninguna parte.

"Se están estudiando nuevas medidas", se ha limitado a decir una fuente oficial de la Cámara alta 

"Se están estudiando nuevas medidas", se ha limitado a decir una fuente oficial de la Cámara alta al intentar este periódico recabar las razones por las que no se puede acceder a la información de los viajes que realizan los miembros del Senado. Sin embargo, no supieron concretar si entre las nuevas medidas - justificadas a la luz de la ley de Transparencia aprobada el pasado año pero que no estará en vigor plenamente hasta finales de 2015 - se encuentra la publicación del listado de los viajes que realizan los miembros de la Cámara alta y las razones que los motivan.