Publicado: 15.07.2014 12:56 |Actualizado: 15.07.2014 12:56

"Si las cosas van bien, el Gobierno debe retornar el sacrificio que hicieron los empleados públicos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Si el Gobierno dibuja un escenario presupuestario donde se inicia la recuperación y hay dinero, se tiene que empezar a hablar de recuperación del empleo, de la restitución de la calidad de los servicios públicos y de las condiciones laborales de sus empleados", ha solicitado hoy Francisco García, de CCOO, solicitando a la Administración Central revocar las medidas de recorte que se suceden desde 2010. Su sindicato, junto a UGT y la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) han entregado hoy un escrito con "las séis líneas rojas" que exigen que el Gobierno respete para abrir la negociación. 

Los sindicatos han pedido al Gobierno que dé ejemplo como principal empleador del país y retome las contrataciones "Mientras el Gobierno mantiene la tasa de reposición en el 0%, vemos como toman iniciativas que aún precarizan aún más el empleo público, como la liberalización del Registro Civil. Si el primer problema de este país, acordado por todo el mundo, es el desempleo, el principal empleador de este país, que son las Administraciones Públicas, después de haber depurado de manera tan salvaje el empleo público, tiene que empezar a tomar la iniciativa para retomar de nuevo la senda de creación de empleo en el ámbito de los servicios públicos", ha manifestado ante la sede del ministerio de Hacienda en Madrid Julio Lacuerda, secretario general de FSP-UGT.

Los sindicalistas han recordado que desde 2010 se han perdido 400.000 empleos públicos y se ha reducido la capacidad de los servicios públicos, reduciendo la calidad de la atención directa e indirecta que reciben los ciudadanos. Ayer, el secretario de Estado de Administraciones Públicas convocó a los representantes sindicales para comunicarles su intención de abrir las mesas de negociación el próximo viernes, tanto la de la Función Pública como la de Administración General del Estado.

García ha advertido al Gobierno que si no demuestra "un compromiso claro" en las negociaciones, se enfrentará a "un otoño caliente y de movilización": "Si el Gobierno cambia el rumbo nos encontrará en la mesa, si no, nos encontrará en la calle".

Vista de la calle Alcalá a la altura del ministerio de Hacienda, durante la concentración de los sindicatos. Foto: Carlos del Castillo

Los representantes de CCOO, UGT y CSI-F han explicado que el recorte de las condiciones laborales afecta al global de los ciudadanos, aunque a veces estos "solo lo aprecian cuando les ocurre en servicios públicos de atención directa", como pueden ser la sanidad o educación públicas. Precisamente este martes, Mariano Rajoy ha presumido los servicios públicos españoles: "España tiene un Estado del bienestar como nadie en el mundo... O casi nadie"

"Los recortes en los servicios públicos no solo han deteriorado el empleo en los servicios públicos , sino también la calidad de esos servicios públicos para los ciudadanos", ha declarado García, de CCOO. "En la educación pública el número de alumnos por aula se ha elevado más de un 10%. Hay menos horas para hacer desdobles en la lengua y en las matemáticas. Hay menos horas para atender a los alumnos con asignaturas pendientes, menos horas para preparar actividades extraescolares o complementarias. Más listas de espera en la sanidad pública", ha denunciado.

Los sindicalistas han avisado al Gobierno sobre el desgaste electoral que podría conllevar una guerra con las uniones de trabajadores, sumada al retroceso que marcaron las elecciones europeas del 25 de mayo. "No tiene muchos precedentes que el partido del Gobierno, en dos años, haya perdido tantas posiciones como en estas últimas europeas y yo creo que el gobierno tendrá que reflexionar sobre qué papel ha jugado en esa pérdida de crédito ante los ciudadanos los recortes en los servicios públicos y el conjunto de los recortes sociales", ha avisado García.