Publicado: 17.01.2016 15:07 |Actualizado: 17.01.2016 15:07

Cospedal advierte al PSOE de que "no puede jugar" con la unidad de España "por intereses partidistas"

La secretaria general del PP pide "generosidad" y "sentido de Estado" a PSOE y Ciudadanos para evitar que el Congreso de los Diputados se convierta en "un zoco de sillones" o un "experimento de laboratorio".

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
La presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores Cospedal, a su llegada a la Junta Directiva Regional de los populares castellanomanchegos, hoy en Toledo. Ismael Herrero (EFE)

La presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha y secretaria general de esta formación a nivel nacional, María Dolores Cospedal, a su llegada a la Junta Directiva Regional de los populares castellanomanchegos, hoy en Toledo. Ismael Herrero (EFE)

TOLEDO.- La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha vuelto a insistir en la opción de una gran coalición que de algún modo una a PP y PSOE, trasladado su ofrecimiento explícito al PSOE y Ciudadanos, remarcando que su partido "está dispuesto a compartir" en la forma "que sea mejor" para que sumando fuerzas tengan la oportunidad de "diseñar" España.

"Queremos seguir siendo generosos, queremos el consenso de nuestro país, porque con la unidad de España no se juega por intereses partidistas", ha asegurado Cospedal durante la reunión de la primera Junta Directiva del PP de Castilla-La Mancha de este año, que ha tenido lugar este domingo en el Parador de Toledo.



Por ello, ha pedido a los partidos "más implicados", "responsabilidad, generosidad y sentido de Estado" para evitar que el Congreso de los Diputados se convierta en "un zoco de sillones" o un "experimento de laboratorio".

El futuro de los españoles, según ha asegurado, no puede estar "sujeto al mercadeo político de los puestos ni de las plazas en el Congreso ni en el Senado". Así, sin nombrar a nadie, ha indicado que "no todo vale con tal de ser presidente del Gobierno".

"El futuro de los españoles no puede estar sujeto al mercadeo político de los puestos"

"No puede ocurrir que los intereses personales de algunos, por su propia supervivencia política estén por encima del interés general de los españoles y del interés general de España", ha aseverado.

A su juicio, la España del futuro se está diseñando en esta semanas, por lo que ha pedido a estas formaciones que "entre todos seamos capaces de diseñar y dialogar de poner en común, de buscar lo que nos une y no acrecentar lo que nos separa", porque de ello, a su juicio, depende el éxito del proyecto del país.

Las "equidistancias" de Sánchez

En concreto, se ha dirigido al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para decirle que "no puede haber equidistancias" en la defensa de la unidad de España, equidistancias que ha atribuido al líder de los socialistas. "Es a veces lo que pretende", ha asegurado, criticando además la cesión de senadores del PSOE a Esquerra Republicana y otros tantos a Democracia y Libertad (DL).

Cospedal ha dibujado el siguiente escenario en este aspecto: "un Gobierno catalán que está retando al resto del país, los que quieren dividir España y los que luchamos por defender la unida de nuestro país".

Reproches a García-Page

También le ha lanzado un mensaje al presidente regional, Emiliano García-Page, deseándole suerte en su voluntad de conseguir un "puesto a nivel nacional", que "es lo que está deseando y aún no ha conseguido", pero, según ha asegurado, no por ello tiene que dejar de interesarse por la Comunidad autónoma.

"Solo le oigo hablar de temas nacionales, nunca de Castilla-La Mancha. Que no nos someta a decir un día una cosa y otro la contraria, para a ver si se hace más amable o más simpático", ha reprochado Cospedal.

Además, ha asegurado estar apenada porque los socialistas de Castilla-La Mancha "apoyen al pacto del PSOE con Esquerra y Democracia y Libertad", posición con la que los votantes de la región "no están de acuerdo".

Cospedal también ha trasladado la preocupación del PP de Castilla-La Mancha por "la ralentización de la economía", una vez aprobado el techo de gasto, así como el incremento de tiempos en las listas de espera.

"No vamos a parar de decir aquello que no creamos que es justo, no vamos a bajar la cabeza, hemos trabajado mucho para sacar a nuestro Gobierno de la ruina y de la quiebra", ha afirmado.