Publicado: 27.01.2014 16:22 |Actualizado: 27.01.2014 16:22

Cospedal deberá recuperar los 672 puestos que destruyó en 2012

El TSJ de Castilla-La Mancha estima los recursos de los sindicatos y concluye que la Junta no respetó el derecho a la negociación colectiva de los trabajadores. La sentencia obliga a la Junta a restituir el empleo y el sueldo de unos 400

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Junta de Castilla-La Mancha que preside la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, "violó" el derecho a la libertad sindical recogido en la Constitución y vulneró el derecho a la negociación colectiva de sus propios trabajadores públicos. Esta es la conclusión a la que ha llegado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), que en una contundente sentencia ha obligado al Gobierno regional a restituir las 672 plazas de interinos que destruyó en agosto de 2012, así como a readmitir a todos los que por su decisión fueron despedidos.

En la sentencia (ver PDF), a la que Público ha tenido acceso, el TSJCM arremete contra el papel que mantuvo la Junta en la reunión del 20 de agosto de ese año entre el director general de la Función Pública, Juan Manuel de la Fuente, y los sindicatos. En el orden del día de aquella mesa sectorial de los funcionarios estaba la negociación de la Relación de Puestos de Trabajo de la administración regional. Al encuentro, la Dirección General de la Función Pública llevó un borrador, que, tal y como adelantó este diario, contemplaba la supresión de 672 puestos de trabajo público en Castilla-La Mancha. Al final de la reunión, ese borrador se convirtió en texto definitivo sin que se tocara ni una sola coma.

Pues bien, el Alto Tribunal da la razón a los sindicatos UGT y STAS Intersindical, que recurrieron la decisión de la Junta. Explica que "las circunstancias en que se desarrolló la sesión de la mesa negociadora, en la que habría de abordarse una cuestión de la trascendencia y envergadura de la que se trataba", como la documentada "merma efectiva" de la posibilidad de los sindicatos "de alegar sobre aspectos objeto de la negociación y de exponer razones que pudieran ser escuchadas y valoradas por la Administración, ponen de manifiesto la ausencia de una real negociación con posibilidad de ser eficaz".

A eso se le añade, según los cinco miembros del tribunal, "la falta absoluta de acuerdo en ningún extremo como resultado de esa reunión negociadora", y la publicación de la mencionada modificación de la Relación de Puestos de Trabajo después de finalizada la reunión, "con unos textos previamente remitidos para su publicación y firmados por el titular del órgano competente" y el TSJCM considera en definitiva que fueron "adoptados con anterioridad a la iniciación del proceso negociador". 

La Sala de lo Contencioso Administrativo que ha redactado la sentencia concluye así que se produjo una "infracción del ejercicio de la facultad negociadora de los sindicatos", lo cual "implica una violación del derecho a la libertad sindical" que consagra el artículo 28 de la Constitución.

Por ello declara nulas las disposiciones recurridas por los sindicatos y, además, condena a la Junta a "reponer a los funcionarios afectados por motivo de las disposiciones anuladas en los puestos de trabajo que venían ocupando". Según los sindicatos consultados por este diario, los interinos afectados serían unos 400, ya que el resto de plazas si bien figuraban en la Relación de Puestos de Trabajo estaban vacantes.

El Gobierno de Cospedal deberá ahora readmitirles "con el reconocimiento de todos los derechos profesionales y económicos que correspondan". Es decir, que la administración castellano manchega deberá pagar a los funcionarios que despidió lo que hubieran cobrado de no haberse producido su cese. Asimismo, el TSJCM impone las costas de los procesos a la Junta.

Desde STAS Intersindical han anunciado ya que pedirán la "dimisión inmediata" tanto de Juan Manuel de la Fuente como de su superior, el consejero de Presidencia de la Junta, Leandro Esteban.