Público
Público

Cospedal endosa a Arenas y Rajoy el finiquito de Bárcenas, único responsable de las finanzas

La secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha niega la contabilidad en B y haber percibido los 45.000 euros que figuran en los papeles del ex tesorero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La número dos del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha sido clara a la hora de fijar su posición ante el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional respecto a Bárcenas: su relación con el ex tesorero del partido fue mala una vez se hizo cargo de la secretaría general y desde 2009 se tornó en inexistente. Y ha dado una prueba: ella no tuvo nada que ver , ha dicho taxativamente, con la fijación de las condiciones del finiquito de Luis Bárcenas (salario, coche, despacho, secretaria); eso fue una decisión 'exclusiva' de Mariano Rajoy y de Javier Arenas adoptada en una reunión que mantuvieron con el propio Bárcenas y su mujer, según han explicado fuentes judiciales a Público.

De Cospedal ha declarado esta mañana ante el magistrado Pablo Ruz por el caso de la supuesta financiación ilegal del PP a raíz de las informaciones aportadas por el ex tesorero de la formación conservadora, Luis Bárcenas, en una pieza separada del caso Gürtel de corrupción política que implica a numerosos cargos del PP. La dirigente del PP, que compatibiliza su responsabilidad orgánica con la presidencia de la comunidad de Castilla-La Mancha, ha estado casi dos horas y media declarando ante el juez y las distintas partes personadas en la casusa, fiscalía, defensas de los imputados y acusaciones populares.

La declaración de la secretaria general del PP ha seguido una línea argumental similar a la manifestada ayer por dos de sus antecesores en el cargo, Francisco Álvarez-Cascos y Javier Arenas: negación radical de la existencia de una contabilidad B, desconocimiento de los llamados papeles de Bárcenas como de los mecanismos de las donaciones al tiempo que, por supuesto, rechazó el cobro de los 45.000 euros, en dos pagos en 2009 y 2010, que figura en la contabilidad paralela que aportó Bárcenas al juzgado.

'No había un control de las donaciones ajeno al que pudiera llevar el tesorero', ha dicho Cospedal al ser preguntada sobre este punto, según han explicado varios abogados presentes en el interrogatorio. Es más, uno de los ha añadido que 'Cospedal ha asegurado que le extrañaría que hubiera un registro de los DNI de los donantes'. También ha dicho ignorar, en línea con lo expuesto el día anterior por sus predecesores, que se produjeran donaciones troceadas para evitar los límites de la legislación sobre partidos políticos, han agregado las fuentes.

La estrategia de la número dos del PP, al igual que hicieron Álvarez-Cascos y Arenas el día anterior, también ha sido la de trasladar a los tesoreros la completa responsabilidad sobre las finanzas del PP. En este punto ha sido tan reiterativa que la defensa de uno de los imputados, el ex tesorero Álvaro Lapuerta (actualmente en un estado grave de salud) le ha preguntado si es que en el partido no se hacían auditorías sobre las finanzas del partido, en un intento de compartir las responsabilidades, aspecto que ha dicho ignorar.

El juez Ruz ha constreñido en exceso el interrogatorio, según varios abogados que han intervenido en este trámite judicial, al declarar 'impertinentes' varias preguntas formuladas por las acusaciones. En concreto, ha evitado que Cospedal tuviese que responder sobre la supuesta comisión de 200.000 euros para el PP por parte de la empresa Sacyr a cambio de la concesión de la contrata de basuras en la ciudad de Toledo cuando estuvo gobernada por el PP por entender que en ese asunto existían personas aforadas y se debía dilucidar la cuestión en un trámite aparte. Pero además el juez Ruz ha impedido otras preguntas al margen de este asunto, entre ellas la indemnización cobrada por el ex gerente, Cristóbal Páez: 'Ha bajado mucho el listón y ha sido proteccionista; ha evitado hasta siete preguntas', ha dicho uno de los abogados presentes. Alguna de ellas relacionada con apuntes en los papeles de Bárcenas que, aparentemente, señalaban a su marido.

Respecto a los 'papeles de Bárcenas' Cospedal ha manifestado que tuvo conocimiento de ellos 'por los periódicos'. También ha explicado que sobre los pagos al arquitecto que llevó a cabo la importante reforma en el edificio que alberga la sede nacional del PP, por valor de más de 600.000 euros, dijo que cuando ella se hizo cargo de la secretaría general 'el proceso estaba ya en marcha y en su recta final, por lo que desconocía los pormenores de este asunto'. El fiscal se ha limitado a formular tres preguntas, según fuentes judiciales presentes en el acto.

A lo largo de las casi dos horas y media Cospedal ha mantenido una actitud 'acorde con el acto judicial, consciente de su papel y del entorno en el que se encontraba. Evidentemente estaba muy preparada y le ha ayudado el hecho de que es abogada del Estado. No ha tenido la actitud arrogante de Álvarez-Cascos ni la de colaboracionista que adoptó Arenas', ha explicado a este periódico uno de los abogados presentes.

La presencia de María Dolores de Cospedal ha hecho historia hoy en el Partido Popular. Es la primera secretaria general en activo de la formación conservadora que acude ante un juez de la Audiencia Nacional para declarar, en calidad de testigo, sobre un asunto escabroso: la presunta financiación ilegal de su partido durante años, los que estuvo Luis Bárcenas como gerente y tesorero, cargos de máxima confianza de los sucesivos líderes del PP: Manuel Fraga, José María Aznar y Mariano Rajoy.


Cospedal ha llegado a la Audiencia Nacional sonriente tras descender de un automóvil que le ha dejado en la puerta de la sede judicial. Debía responder, entre otras cuestiones, si recibió, como aseguran los apuntes de los 'papeles de Bárcenas' un total de 45.000 euros en dos pagos efectuados en los años 2008 y 2009, siempre en sobres - 'de color marrón', dijo Bárcenas ante el juez - y en billetes de 500 euros.

A la hora de su llegada, minutos antes de las diez de la mañana, un grupo de jóvenes de Nuevas Generaciones del PP le ha mostrado su apoyo y se ha enfrentado a un grupo de damnificados por las preferentes de Bankia que, al igual que ayer, llamaron 'sinvergüenza' a la compareciente. La policía, que hoy han hecho acto de presencia con un despliegue a todas luces desproporcionado - incluso con petición de documentación a no pocos periodistas presentes como ayer - ha tenido que colocar vallas para separar a ambos colectivos.