Publicado: 03.11.2014 13:50 |Actualizado: 03.11.2014 13:50

Cospedal rechaza una renovación en el PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mientras el PP sigue confiando en que sus contundentes medidas y las del Gobierno para evitar la corrupción política harán cambiar la percepción ciudadana de que no se actúa contra un comportamiento generalizado, las voces críticas con la cúpula arrecian en el PP y hoy han aparecido en casi todos los medios de comunicación (Público se hizo eco este fin de semana).

Estos críticos, normalmente amparados en el anonimato de las fuentes periodísticas para evitar ser señalados con consecuencias o no, piden un congreso extraordinario antes de mayo que provoque una renovación completa de la cúpula del PP antes de las eleccioned muncipales, autonómicas y generales. En algunos casos -no todos-, piden incluso que Mariano Rajoy deje el liderazgo y dé paso a una nueva generación; en este caso, el nombre más repetido es el de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

La secretaria general del PP, sin embargo, ha querido acallar estas voces, primero, negando la necesidad de cualquier cambio. "No hay necesidad", subrayó en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité de dirección del partido. Y segundo, restando categoría a estas voces "con poca representatividad" que se amparan en el anonimato para no "dar la cara" en un partido que es "abierto". María Dolores de Cospedal ha tachado de "cobardía" presentarse en los medios sin dar el nombre y les ha invitado a hacerlo en el Comité Ejecutivo, donde ella misma vierte sus "opiniones".

Tan pocos cambios necesita el PP, en opinión de Cospedal, que ni siquiera se plantea, de momento, nombrar a otro vicesecretario general en sustitución de Esteban González Pons, que pasa a ser portavoz del PP español en el Parlamento Europeo, el cargo de Jaime Mayor Oreja antes de las europeas y de Miguel Arias Cañete antes de ser miembro de la Comisión Europea. Pons continuará participando en las reuniones con candidatos locales y autonómicos y diseñando los programas para 2015.

Al respecto de los comicios del año próximo, la número dos del PP ha querido restar importancia a las encuestas que dan al PP una caída de voto sin precedentes, situándolo incluso por detrás de Podemos y el PSOE. "La encuesta más importante se hace en las urnas" y estos sondeos, según Cospedal, sólo ofrecen la imagen de "un momento concreto", cuyas malas perspectivas el PP confía en anular. Con todo, la secretaria general ha advertido contra los "populimos", en referencia a la formación de Pablo Iglesias, y, al contrario que el presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha asegurado que ella, como jefa del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, "no pactaría con Podemos".

Ni Cospedal ni Rajoy han dado muestras de entender el clamor social -incluso interno- que les exige la asunción de responsabilidades políticas por los casos de corrupción que se han desatado, particularmente, en las últimas semanas (Bárcenas, Gürtel, tarjetas opacas, operación Púnica...), más allá del "dejar hacer a los jueces y a las fuerzas y cuerpos de Seguridad" que plantea la primera y las peticiones de "perdón" del segundo. "El PP no puede meter a la gente en la cárcel", ha concluido la secretaria general.