Publicado: 16.12.2014 14:28 |Actualizado: 16.12.2014 14:28

Cospedal recula y promete readmitir a los interinos despedidos

La Junta de Castilla-La Mancha se compromete con los sindicatos a cumplir la sentencia del Tribunal Supremo

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Archivo - EFE

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. - EFE

MADRID.- Llegó el 16 de diciembre y, con él, un capítulo más en las idas y venidas del Gobierno de María Dolores de Cospedal con respecto a la situación laboral de los trabajadores públicos de Castilla-La Mancha. 

Después de casi dos años y medio, la Junta ha dado marcha atrás y ha prometido, en la Mesa Sectorial que ha mantenido este martes con los sindicatos, cumplir la sentencia del Tribunal Supremo que le obliga a readmitir a los interinos despedidos en agosto de 2012




La decisión de suprimir 672 plazas públicas afectó a más de 400 interinos, que fueron relevados de sus puestos de trabajo. Un hecho que abrió una batalla legal que terminó con sendos varapalos al Ejecutivo de Cospedal en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha y el Supremo.

Pese a todo, la Junta elaboró una "treta", según los sindicatos, para, incluso antes de readmitirlos, volver a despedirlos. Es más, preveía incluso eliminar más plazas públicas alegando el "necesario y estricto control del gasto público".  Así lo demostraba el documento facilitado por el Gobierno autonómico a las organizaciones de representantes de trabajadores, que preveía la supresión en todas la Consejerías. En concreto, 175 plazas menos en Agricultura; 136, en Educación; 42, en Empleo y Economía; 109, en Fomento; 41, en Hacienda; 46, en Presidencia; 183, en Sanidad y Servicios Sociales. A ello se sumaban 24 eliminaciones más del Servicio de Salud (SESCAM); 10, del Servicio Público de Empleo; 2, de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha; 3, del Instituto de la Mujer; y 2 del Instituto de Estadística. 

El Gobierno de Cospedal preveía un recorte de 702 plazas públicas. Esa negociación queda aplazada hasta principios de 2015

Esa era la cuestión principal a negociar en la reunión de hoy y que, finalmente, ha concluido con ese texto guardado, de momento, en un cajón. Según ha informado a este diario el sindicato STAS-Intersindical, la Junta se ha comprometido a readmitir, antes de que termine el año o, como tarde, a principios de 2015, a los interinos afectados, así como a pagar los atrasos que les deben. 

No obstante, dado que la negociación de plazas públicas ha quedado aplazada hasta principios de 2015, los sindicatos aún no cantan del todo victoria. "Puede ocurrir que los readmitan y luego los vuelvan a despedir", analiza el portavoz de STAS-Intersindical, Gustavo Fabra. 

Aun así, hoy celebran la "buena noticia". "Ha sido una victoria jurídica, primero, y ahora también de la movilización social", sentencia Fabra, contento al salir de su reunión con la Junta. "Al menos, de momento, hemos ganado esta batalla", concluye.