Publicado: 10.07.2014 14:58 |Actualizado: 10.07.2014 14:58

Cospedal reivindica, como el Papa, la política como "caridad" porque busca "el bien común"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rodeados de toallas tendidas en los bungalows que conforman el camping de El Escorial, de niños disfrutando en la piscina y mosquitos ávidos de conseguir su desayuno. Así han inaugurado los dirigentes del PP su Escuela de Verano, tres jornadas en las que los conservadores debatirán sus ideas de "regeneración democrática" con el fin de convertirlas en una propuesta concreta que pactar con el resto de formaciones políticas.

La primera invitada estrella fue la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal que, tras criticar al PSOE y al resto de la oposición por "protestar mucho y aportar poco", ha defendido la "honradez y la vocación de servicio público" de la "mayoría" de los políticos, a pesar de los escándalos de corrupción que afectan a "varias personas", también de su partido, reconoció, sin citar en ningún momento al extesorero de su partido Luis Bárcenas. "El Papa Francisco habló de política y dijo que es una de las formas más elevadas de caridad porque la política lleva al bien común cuando uno se dedica a la política con convicción y principios", sentenció, abogando por "rechazar cualquier otra forma de entender la política". Frente a la corrupción, Cospedal defendió la "transparencia" y el "dar ejemplo". "Tenemos que decir que la política está para servir a los ciudadanos", defendió.

La presidenta del PP de Madrid ya había introducido esa idea en su presentación de las jornadas. Para lanzar su propuesta de regeneración, para "recuperar la confianza de los ciudadanos", Esperanza Aguirre parafraseó a Felipe VI en su discurso de investidura: "Creo que va a ser útil para nuestro partido tomar las palabras del rey", argumentó, instando a los miembros de su partido a "buscar la cercanía con los ciudadanos, saber ganarse su aprecio, respeto y confianza y tener una conducta íntegra, honesta y transparente".

Aguirre, que antes de su intervención ya había vuelto a arremeter contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, animó a los suyos a no defraudar a sus votantes "y más en unos momentos en los que el PSOE se encuentra sumido en una profunda crisis de la que no se sabe por dónde va a salir y que, como resultado de esa crisis, la izquierda está mirando cada vez más hacia el populismo chavista". "Ahora más que nunca es necesario un PP limpio y preparado para volver a ilusionar a los españoles", agregó defendiendo que pare ello es necesario que los conservadores vuelvan a "permanecer firmes" en sus principios "morales y éticos" y a dar "batallas dialécticas" con el fin de que "el relato del PP esté mucho más presente en los debates abiertos en la sociedad española y los medios de comunicación". Ninguna de las lideresas llegó a realizar una propuesta concreta de "regeneración democrática"

Ninguna de las lideresas llegó a realizar una propuesta concreta de "regeneración democrática", más allá del ya anunciado debate sobre la elección directa de alcaldes o la reducción del número de diputados autonómicos. También hablaron de la necesidad de acercar de nuevo "la política a la ciudadanía", cuestión que ambas escenificaron al término del acto, cuando, a pesar de haber salido del recinto por la puerta de atrás, se dieron un baño de masas entre señores y señoras que se retaban sobre quién había conseguido más fotos con Cospedal, Aguirre o también el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, o el eurodiputado Esteban González Pons.

Antes de eso, la 'número dos' de Mariano Rajoy en el partido expuso también la necesidad de "agilizar las instituciones, de que haya más participación ciudadana, hacer más eficaz y más pequeña la administración y agilizar todas las administraciones, desde luego, la de la justicia", opinó Cospedal, que también defendió el 'decretazo' con que el Gobierno ha modificado casi 25 leyes de manera urgente a pesar de la oposición de todos los demás grupos del Congreso. "Es urgente aprobar medidas para la reactivación económica del país; pero el PSOE y la oposición sólo sabe decir que no, lo que no saben es proponer en positivo", criticó la secretaria general del PP.

Tanto Cospedal como Aguirre aludieron también al reto soberanista lanzado, especialmente, por el president de la Generalitat Artur Mas, aunque también desde Euskadi. La presidenta de los conservadores madrileños apostó por contar a los electores lo que ellos piensan "del auge de los populismos y de los necionalismos". "No corren buenos tiempos para la política española, pero estoy segura de que todos unidos vamos a poder afrontar el desafío secesionista de los nacionalistas y la salidad de la crisis", concluyó Aguirre.

La secretaria general, por su parte, acudió a Mariano José de Larra para criticar a quienes ponen "en tela de juicio la Constitución cuando enfrentan un problema territorial que quieren crear ellos para justificar su propia existencia como partidos nacionalistas". "Aquí yace media España. La mató la otra media", citó Cospedal, que aseguró que la intención del PP es "consolidar el Estado de derecho". Un Estado de derecho al que apeló también tras recordar el 17 aniversario del secuestro por parte de ETA de Miguel Ángel Blanco, para mostrar su "orgullo" por la defensa "de la democracia por encima de todo" del Gobierno de aquel entonces. "El PP no cedió al chantaje de los terroristas asesinos y no va a ceder nunca", concluyó.


http://www.quoners.es/debate/cual-es-tu-valoracion-general-de-los-politicos-espanoles