Publicado: 12.12.2014 00:04 |Actualizado: 12.12.2014 00:04

Podemos crea más dudas sobre el futuro de Ganemos Madrid

La presentación de la candidatura Claro que Podemos, favorita para la elección del Consejo Ciudadano de Madrid, no aclara si impulsará su propio espacio de confluencia para ganar la Alcadía de la capital. Los actores implicados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si ya era incierta la participación de Podemos en la plataforma Ganemos Madrid, que aspira a arrebatar el Ayuntamiento de la capital al PP mediante una candidatura ciudadana y de confluencia política,  el proceso de elección del Consejo Ciudadano de la formación de Pablo Iglesias en la capital ha arrojado aún más dudas.

Ganemos es una plataforma paciente, nacida con participantes a título individual de Podemos, Izquierda Unida, Equo, plataformas y colectivos sociales de diversa índole, del movimiento vecinal de Madrid, de los centros sociales autogestionados... Una amalgama que ha tardado mucho tiempo en materializarse, a diferencia de otras plataformas con el mismo nombre en otros municipios del Estado. Todavía no es concreto, pero camina lentamente con un objetivo claro: recuperar la capital para sus ciudadanos y "desalojar a la mafia de la instituciones". Para ello necesita el apoyo de la ciudadanía en las urna, pero primero el de las fuerzas políticas que batallan por el cambio en la ciudad y también en la región. Tiene el de IU y el de Equo, pero la espera es, claramente, por Podemos, que con su proyección en las encuestas se convierte en el elemento que aportaría posibilidades reales de cambio político.

El pasado junio nacía Municipalia, el germen de la actual plataforma, que cambió el nombre tras la presentación de Guanyem Barcelona, liderada por Ada Colau. Allí volvían a confluir las experiencias de otras iniciativas anteriores como Alternativas Desde Abajo, que tras la aparición en escena de Podemos quedó en un segundo plano. Desde entonces, Ganemos Madrid ha apostado por una forma de hacer política muy parecida a la Podemos, apostando por las primarias abiertas para elegir candidatos, por la confluencia, por ocupar la centralidad del tablero político, por huir de las "sopas de siglas" y las decisiones de despachos.

Las condiciones, coinciden varios actores de Ganemos, son propicias para que Podemos se sume, pero eso se decidirá el 2 de enero, cuando los Consejos Ciudadanos de la formación morada estén establecidos en todos los municipios. Sin embargo, el mensaje que lanzó el pasado martes Jesús Montero, candidato a la secretaria general de Podemos en la capital, miembro del Consejo Ciudadano Estatal y apoyado por el secretario general, Pablo Iglesias, fue recibido con cierta perplejidad entre los portavoces de Ganemos y los demás actores políticos.

Palabras como "no nos meteremos en platos precocinados", "vamos a proponer un proceso de candidatura de unidad popular" y la fecha del 31 de enero como límite para decidir " el formato, los actores y las características" de esa candidatura no hacen pensar que Podemos, al menos la candidatura que representa Montero, quiera impulsar Ganemos Madrid, sino crear su propio espacio de confluencia en el que Podemos lleve la iniciativa.

"Lo único que está claro es que no va a haber dos candidaturas de unidad popular compitiendo en Madrid, y que no va a haber una sola sin que esté Podemos en ella", asegura a Público Jesús Montero, quien será secretario general y coordinador de este proceso en Podemos si las votaciones de la ciudadanía siguen la línea que han seguido hasta ahora, es decir, que gane la lista que apoya Pablo Iglesias. Montero reconoce que hay un gran trabajo previo en esta plataforma, pero las encuestas le dicen que es Podemos el que pone los votos sobre la mesa, y eso le da la posibilidad de poner condiciones al proceso.

"Nuestras condiciones serán aportaciones que habrá que discutir con los demás actores, pero no somos un cheque en blanco", añade Montero, que recuerda que la estrategia de Podemos hasta ahora "ha sido muy exitosa y queremos darle continuidad".

Por el momento sólo está clara su apuesta firme por el formato de agrupación de electores, aunque no cierra la puerta a la coalición de partidos, de la que Izquierda Unida es más partidaria. Algunos ven esta postura un veto velado a IU, que tras la victoria de Mauricio Valiente en las primarias dejó clara su intención de confluir en este proyecto de unidad popular.

Guillermo Zapata, uno de los portavoces de Ganemos, se muestra "optimista" con la implicación de Podemos y afirma que "sería trágico que hubiera dos candidaturas de orden ciudadano con metodología similar competiendo". Recuerda que el proyecto en el que trabaja "no ha venido a poner líneas rojas a nadie" y que están "dispuestos a ceder a las condiciones que plantee cualquier actor siempre que se discutan". "Coincidimos en que no queremos ser una sopa de siglas, estamos de acuerdo con que haya un programa participativo y primarias", recuerda.

Zapata niega que Ganemos sea un plato precocinado, sino que es el resultado del "trabajo de hace meses de cientos de personas" y que "ya ha recibido el apoyo de 21.000 madrileños", en referencia a las 30.000 firmas que se marcaron como requisito para seguir adelante. "No hemos venido a tener una parcela propia, queremos ser un proceso participativo e inclusivo y es hora de ser inteligentes, generosos y abiertos a la participación y a trabajar por un proceso de confluencia ciudadana" ante la situación de "emergencia social y política y económica" de la capital, subraya.

Para Inés Sabanés, coportavoz de Equo en Madrid, "no hay ninguna razón objetiva para que alguien impulse otra candidatura ciudadana", pero matiza que "eso depende de la capacidad de pensar hacia afuera y no hacia adentro". Sabanés no cree que haya problemas para que los actores implicados se pongan de acuerdo en el método, en el modelo de primarias y en el código ético que se adopte. "Espero que todos hagamos el esfuerzo de pensar menos en lo que nos pasaría como partido y pensar más en esa mayoría de gente que espera el cambio en Madrid", explica.

Público no ha podido recabar la opinión de Izquierda Unida, cuyo proceso de primarias no ha estado exento de polémica. Este fin de semana decidirá sobre la continuidad de los excoordinadores regionales y actuales portavoces en el Ayuntamiento y la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo y Ángel Pérez, por su responsabilidad en la gestión de Caja Madrid-Bankia. La resolución será, sin duda, determinante para el futuro de la organización en esta iniciativa ciudadana.

El próximo plenario de Ganemos será el día 20 y en él se aprobará el reglamento de las primarias. El borrador actual contempla que los candidatos se presenten a título individual, aunque dejan claro "estará abierto a posibles cambios en su puesta en práctica si otros colectivos o fuerzas políticas se incorporan al proceso". Preguntado sobre si una de las condiciones de Podemos es que pueda replicarse su modelo de primarias, en el que se pueden presentar listas completas, Montero ni lo confirma ni lo desmiente. Por su parte, su candidatura rival, Madrid Sí Se Puede, apuesta por la plena participación de Podemos en la actual plataforma ciudadana.