Publicado: 16.10.2016 20:50 |Actualizado: 16.10.2016 23:15

Crece el clamor del 'no' a Rajoy, pero la abstención gana en el Comité Federal del PSOE

Más de quinientas agrupaciones se han pronunciado ya en contra de facilitar el Gobierno del PP.

Publicidad
Media: 3.31
Votos: 13
Comentarios:
Javier Fernández y Miquel Iceta en una imagen de archivo. EFE

Javier Fernández y Miquel Iceta en una imagen de archivo.

Las declaraciones de Francisco Correa esta semana sobre la corrupción en el PP, la victoria de Miquel Iceta abanderando un “no” a Mariano Rajoy en las primarias del PSC o los resultados que se están dando en muchas agrupaciones contrarias a cualquier abstención o a cualquier tipo de amaño para que gobierne el PP, está movilizando como nunca a los partidarios de esta opción y a las bases del partido.



Según fuentes cercanas a quienes propugnan el “no”, más de 500 agrupaciones socialistas se ha pronunciado ya por no cambiar de posición en cuanto al acuerdo del 28 de diciembre. El PSOE tiene un total de 4.000 asambleas, pero aún no se han celebrado todas.

La victoria de Iceta, además, ha sido un revulsivo para este sector que se está movilizado como nunca. La presidenta balear, Francia Armengol; el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, o el ex lehendakari vasco Patxi López ya se han posicionado claramente en no facilitar que Rajoy siga en La Moncloa; a quienes se le suman cada día más dirigentes territoriales considerados “sanchistas”.

Este sector, además, hará suyo el posicionamiento de Iceta de no facilitar la investidura a Mariano Rajoy. Pero, además, si el Comité Federal aprueba la abstención, exigirán que dicha decisión deba de ser ratificada con una consulta a las bases del partido.

También sigue el frente de las firmas que se presentarán esta misma semana. Según el último recuento, están en 75.000 afiliados, a menos de veinte mil para poder forzar unas primarias y un Congreso Extraordinario de forma inminente, que es lo que pretenden.

Todo esto preocupa a la gestora y a los barones que abanderarán la abstención o una salida menos vergonzante, como que se ausenten once diputados, pero que siempre permita seguir a Mariano Rajoy en La Moncloa.

Sin embargo, fuentes cercanas a este sector aseguran que la preocupación es por el clima de división que se está creando en el partido, pero no por el resultado que pueda darse en el Comité Federal.

Esto quiere decir que los barones parecen tener amarrada la votación que se pueda producir en el Comité Federal ante un cambio de posición política más que seguro, y parece difícil que gane el planteamiento del “no es no”.

La gran representación en este órgano de Andalucía, con 80 miembros de los 290 que componen el Comité, es determinante, aunque podría ser que no todos vayan en la misma dirección que quiere Susana Díaz.

Pero a esto hay que sumar el peso de representantes que también tiene Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana o Extremadura, cuyos dos primeros dirigentes van virando a la abstención, que fue siempre la primera bandera del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara.

El cálculo inicial sobre cómo están las fuerzas, aunque en el PSOE siempre puede haber sorpresa, es que la victoria de los que apuestan por la investidura de Rajoy sea similar o superior al resultado que derrocó a Sánchez. En aquella ocasión, los que apostaron por la gestora lograron 132 votos, el 55% de los miembros que ejercieron su derecho en el Comité Federal.

Esta será la semana decisiva, ya que el martes convocará la gestora el Comité Federal, que podría ser jueves o domingo. Si sale la abstención, Mariano Rajoy será investido presidente el 29 de octubre.