Publicado: 18.10.2016 21:38 |Actualizado: 19.10.2016 08:57

Crecen los 'hernandos' en el PSOE para que siga Rajoy

Ante el silencio de Sánchez y el equívoco de Iceta, los partidarios del “no es no” están desorientados

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 12
Comentarios:
El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, preside la reunión que diputados y senadores socialistas han celebrado en el Senado. / REUTERS

El presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, preside la reunión que diputados y senadores socialistas han celebrado en el Senado. / EFE

MADRID.- Crecen los 'hernandos' en el PSOE. El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, que fue la mano derecha del exsecretario general, Pedro Sánchez, y que pasará ahora de defender el “no es no” que mantuvo con vehemencia a decir todo lo contrario en el debate de investidura para que Mariano Rajoy siga en La Moncloa, se ha contagiado a muchos parlamentarios del partido.

Los que hace dos semanas apoyaban el “no es no” se cambian al bando de la abstención de forma significativa. La operación para que siga Mariano Rajoy en La Moncloa está prácticamente ganada en las filas del PSOE. Llámese “abstención técnica” o que la disfracen de otro modo, que no es probable, la mayoría de los dirigentes socialistas se inclinan ya como “mal menor” dejar gobernar al PP.



Así se vio en la reunión del grupo socialista en la que, tras la breve intervención de Javier Fernández, la inmensa mayoría de intervenciones fueron a favor de la abstención y que Rajoy siga en La Moncloa. Sólo dos versos sueltos, Margarita Robles y Odon Elorza, clamaron en el desierto por el error que puede estar cometiendo el PSOE.

Es cierto que los partidarios del “no es no” han decidido no hablar en estos foros como hicieron en la anterior reunión, y están a la espera de acontecimientos.

También es cierto que influyó en el ánimo de los partidario del “no” unas confusas declaraciones de Miquel Iceta que parecía que apostaba por una abstención técnica. Luego fueron desmentidas por el PSC; pero a la reunión del PSOE llegó la información de que los socialistas catalanes también habían cedido. De momento, el PSC se mantienen en el “no”.

Reunión de diputados y senadores socialistas en el Senado. / EFE

Reunión de diputados y senadores socialistas en el Senado. / EFE


Y a ello se une el silencio del ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que muchos no entienden y que pierde apoyos cada día por falta de fijar una posición. En principio, fuentes cercanas al líder socialista indican que romperá su silencio el próximo lunes tras el Comité Federal del domingo, pero ya las cartas estarán echadas.

Salvo que haya una jugada por detrás, que pudiera ser la de las firmas y que puede ser más seria de lo que se cree, las opciones de Sánchez de buscar el “no” ya son muy escasas o de forzar un Congreso Extraordinario con primarias.

Por ello, ya nadie teme lo que pase en el Comité Federal, donde por una mayoría que puede ser superior al 60% de los votos, dará su beneplácito a la investidura de Mariano Rajoy.

Lo que sí se teme es cómo reaccionarán sus militantes y votantes, muchos de ellos ofendidos con esta decisión, a los que se tratará de calmar con argumentarios. Es decir, la batalla está ganada, pero la guerra será muy larga. Y, como dijo Javier Fernández, el PSOE “es un solar”.