Publicado: 11.01.2016 19:35 |Actualizado: 11.01.2016 19:35

"Creo que voy a morir, papá"

Ángel María Esteban Sanz, padre de una de las fallecidas en el pabellón multiusos madrileño en 2012, escribe una carta simulada poniendo voz a su hija. Este martes, más de tres años después de la tragedia, arranca el juicio del 'caso Madrid Arena'.

Publicidad
Media: 2.57
Votos: 7
Comentarios:
Avalancha en el pabellón madrileño Madrid Arena, donde fallecieron cinco chicas en noviembre de 2012.

Avalancha en el pabellón madrileño Madrid Arena, donde fallecieron cinco chicas en noviembre de 2012.

MADRID.- "Estoy en la fiesta, en el Madrid Arena, con las amigas de la Alameda. Lo estamos pasando genial, aunque empieza a haber mucha gente y se está haciendo agobiante". Así comienza la carta que este lunes Ángel María Esteban Sanz -padre de Katia, una de las víctimas mortales del Madrid Arena- ha escrito en su muro de Facebook.

"Me están aplastando, me cuesta respirar, poco a poco el dolor me va desapareciendo, ya no siento nada... Creo que me voy a morir, papá. Cuánto te echo de menos. Papá, te quiero"

A menos de 24 horas del comienzo del inicio del juicio, el padre de Katia ha querido recordar a su hija con una carta en la que simula un hipotético testimonio de su hija. "Vamos a ir al servicio y luego nos subiremos arriba que hay menos gente. La verdad es que me acuerdo de que siempre me has dicho que tenga cuidado y que mire en donde me meto", continúa la carta.

En el texto, titulado Carta que podría haber escrito mi hija, Ángel María Esteban detalla la aglomeración de gente y la falta de seguridad: "Yo esperaba que hubiese mas policía y estuviese mas controlado por el hecho de ser un recinto municipal, pero ni nos han registrado el bolso, ni pedido la documentación". "Por haber, hay gente con bengalas y muy borrachos", recalca.



Katia, una de las víctimas mortales del Madrid Arena.

En el momento en el que se produjo la avalancha, Katia bien podría haber detallado lo que hoy escribe su padre: "Me están apretando, aplastando, me cuesta respirar, poco a poco el dolor me va desapareciendo, ya no siento nada, creo que me voy a morir papá, cuánto te echo de menos. Papá te quiero".

El padre de Katia dedica la carta a quien "permitió que hubiese el doble o triple de personas de las permitidas; a las autoridades que permitieron que las puertas de emergencia las cerrasen con las barras del bar; a los que abrieron las puertas para que entrasen en desbandada; a los que permitieron el botellón; a los políticos que no controlaron que se cumpliesen las leyes, a los médicos que no hicieron nada, a..."

"Ojalá nunca os encontréis en mi situación, ni con hijos, ni con nietos... porque lo que habéis hecho no tiene perdón de Dios", sentencia la carta.

Este martes da comienzo el juicio por la tragedia del Madrid Arena, en la que cinco jóvenes murieron en una avalancha. El empresario Miguel Ángel Flores, principal acusado, se enfrenta a una pena de cuatro años de prisión. Junto a Flores, 14 acusados más se enfrentan a penas que oscilan entre dos y cuatro años de cárcel.