Público
Público

Crisis de Gobierno en la Comunidad de Madrid Cifuentes prescinde de sus consejeros más polémicos: Taboada y Sánchez Martos

Ambos han pedido su salida voluntaria. El primero podría ser imputado en Púnica y el segundo fue quien recomendó “abanicos” de papel para hacer frente a la ola de calor en los colegios.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, durante su intervención en la segunda jornada del debate sobre el estado de la región. EFE/Víctor Lerena

Cambiando a sus consejeros más polémicos. Así ha resuelto Cristina Cifuentes la crisis de Gobierno que anunció este viernes en pleno Debate del Estado de la Comunidad de Madrid. Al parecer, tanto Jaime González Taboada (Medio Ambiente) como Jesús Sánchez Martos (Sanidad) habrían pedido su baja voluntaria.

El primero, número tres de la presidenta en el Partido Popular de Madrid, expresó su deseo de dedicarse en exclusiva a la formación. Pero también pesa sobre él una posible imputación en el marco de la Operación Púnica. El cabecilla de la trama, David Marjaliza, así como otros testigos, le acusaron de haber cobrado comisiones, aunque Cifuentes siempre ha defendido su honradez y prometió no expulsarle hasta que un juez no le citara como investigado. Sin embargo, su salida del Ejecutivo se ha producido antes de que llegara ese momento.

El exconsejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, en una imagen de archivo. EFE

Por su parte, el titular de Sanidad ha acumulado grandes polémicas en su haber. Sánchez Martos es quien recomendó a los alumnos de los colegios madrileños que sufrían golpes de calor por no disponer éstos de aire acondicionado que doblasen una hoja de papel hasta hacerse un abanico. “Puede ser una terapia ocupacional importante para los niños, haciéndolo como lo hacíamos cuando éramos pequeños: dobla, dobla, dobla y tienes el abanico”, espetó en una entrevista. 

Pero lo grave es que no ha sabido resolver otros problemas que acumulan los centros sanitarios de la Comunidad: derrumbes, hacinamiento de pacientes en hospitales e incluso la aparición de una cucaracha en los lavabos de los quirófanos y otras “carencias” denunciadas por los médicos del Gregorio Marañón, entre otros escándalos. De hecho, el consejero de Sanidad fue reprobado por la Asamblea de Madrid: Podemos, PSOE-M y Cs y exigieron su dimisión o cese "inmediato". 

Nueva Consejería de Cultura

Ahora ambos saldrán del Ejecutivo y serán sustituidos por el actual consejero de Transportes, Pedro Rollán (por González Taboada) y el hasta ahora viceconsejero de Presidencia y Justicia, Enrique Ruiz Escudero (por Sánchez Martos). La Consejería de Transportes y Vivienda recaerá ahora en la diputada regional y secretaria primera de la Mesa de la Asamblea, Rosalía Gonzalo. Y entre las nuevas incorporaciones se incluye también la del actual director de la Oficina de Cultura y Turismo, Jaime de los Santos, que se ocupará de la recién creada Consejería de Cultura, Turismo y Deportes.

El exconsejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, en una imagen de archivo. EFE

La nueva Consejería de Cultura asumirá las competencias en materia de Deportes y Juventud, de manera que la Consejería de Educación —que pasa a denominarse Consejería de Educación e Investigación—  podrá centrarse "exclusivamente" en un ámbito que el Gobierno regional considera "de gran importancia", que gestiona 4.500 millones de euros (casi el 25% del Presupuesto de la Comunidad), 1,2 millones de alumnos, 50.000 profesores, 1.800 centros públicos, y más de 200.000 universitarios en seis universidades públicas.

Además, las competencias de Educación se verán reforzadas al asumir las competencias en materia de I+D hasta el momento adscritas a otras Consejerías, con lo que se unifican las actuaciones en esta materia, y se facilita la conexión entre el ámbito educativo, el económico y el laboral, con el fin de alcanzar el objetivo de destinar el 2% del PIB a investigación, desarrollo e innovación, explica el Gobierno regional. Con ese objetivo, se creará la Dirección General de Investigación e Innovación.

Nuevos viceconsejeros

Los cambios afectan también a la segunda línea en el escalafón del Ejecutivo. El diputado de la Asamblea, y anteriormente director general de Bibliotecas y director del Instituto Madrileño del Deporte de la Comunidad de Madrid, Álvaro Ballarín, será nombrado viceconsejero de Cultura, Turismo y Deportes.

Cabe destacar que su nombre también fue de los más polémicos por una querella en su contra por un presunto delito de prevaricación. Él alegó que se trataba de un “error administrativo” –y no de corrupción- y el juez terminó sobreseyendo su caso. Aunque Cifuentes se molestó en un principio por la ocultación de dicha imputación, parece, con este nombramiento, haberle perdonado. 

Por su parte, la también diputada regional Isabel Díaz Ayuso sustituirá a Ruiz Escudero como viceconsejera de Presidencia y Justicia. La toma de posesión de todos ellos tendrá lugar este martes, 26 de septiembre, a las 10.00 horas, en la Real Casa de Correos.

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, durante su intervención en la segunda jornada del debate sobre el estado de la región. EFE/Víctor Lerena

Sigue el enfrentamiento entre PP y Cs

De otro lado, el debate del Estado de la Región donde Cifuentes anunció su crisis de Gobierno volvió a evidenciar la división entre el PP y sus socios de Ciudadanos. La relación entre Cifuentes y el líder autonómico de los naranjas, Ignacio Aguado, hace tiempo que no pasa por su mejor momento. Y no parece ir a mejor.

Cs exigió a Cifuentes la bajada de lRPF para 2018 , algo que la presidenta de la Comunidad no les concedió. Al final, su propuesta fue rechazada gracias a que también PSOE y Podemos votaron en contra.

PP y PSOE, además, se oponen también a otra de las exigencias naranjas: impulsar una reforma del Estatuto de Autonomía para acabar con los aforamientos. Eso, a pesar de que es uno de los puntos del pacto de investidura que conservadores y Cs firmaron en junio del 2015. La herida entre ambas formaciones sigue sangrando.