Público
Público

Crisis del Gobierno Rajoy, cinco semanas fuera de control parlamentario en plena catarata de corrupción

El presidente del Gobierno logra zafarse de las sesiones de preguntas de diputados y senadores de la oposición entre viajes, cumbres y un calendario favorable.

Publicidad
Media: 3.30
Votos: 10
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante una sesión de control al Gobierno. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, estará cinco semanas justas sin someterse al control parlamentario de la oposición en el Congreso de los Diputados pese a que, en teoría, esa práctica debe repetirse durante tres semanas al mes, más otra más en el Senado. Se trata de un hecho llamativo en un sistema parlamentario como es el español.

Esta prolongada ausencia de Rajoy, que acumula largos y reiterados periodos de “vacaciones” parlamentarias desde que llegó a Moncloa a finales del año 2011, se produce además en unas semanas en las que los casos de corrupción vinculados al PP se han convertido en una verdadera catarata de acontecimientos que acorralan a su formación política y a relevantes figuras de la formación conservadora.

En este tiempo se ha producido el encarcelamiento del ex presidente madrileño Ignacio González, en la denominada Operación Lezo, que ha generado un “tsunami” de consecuencias como la dimisión de Esperanza Aguirre como concejal y portavoz popular en el Ayuntamiento de Madrid y la difusión de numerosos detalles de sus actuaciones presuntamente delictivas.

Una de ellas ha afectado directamente a su propio Gobierno: la reunión que mantuvo el pasado 8 de marzo el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, con el hermano del ex presidente madrileño, Pablo González, también encarcelado, apenas un día después de conocerse que ambos estaban siendo investigados por el juez Velasco de la audiencia Nacional. La vorágine de noticias sobre esta investigación judicial es continua en los últimos días.

Además, en estos días también se ha hecho público que el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el caso Gürtel – la pieza conocida como “primera época 1999-2005” – ha decidido reclamar su presencia para que preste declaración como testigo. Nunca antes se había producido la circunstancia de que un presidente en ejercicio fuera llamado ante un tribunal de justicia para prestar testimonio.

Rajoy se sometió por última vez al control parlamentario de la oposición el pasado 5 de abril, después de ausentarse de la anterior sesión de control de finales de marzo. No regresará al hemiciclo de la Cámara baja hasta del próximo día 10 de abril, también miércoles. Su abandono del Senado es todavía mayor: no aparece desde el 21 de marzo pasado y no regresará hasta mediados de mayo después de casi dos meses.

En estos lapsos de tiempo, además de las vacaciones de semana santa, Rajoy sí ha tenido tiempo para viajar a Brasil y a Uruguay, además de asistir en Bruselas a las sesiones del Consejo Europeo de la UE este mismo fin de semana. En cualquier caso, según fuentes parlamentarias, “los escaqueos de Rajoy del Congreso y del Senado ya se llevan camino de convertirse en un clásico”.