Público
Público

CRISIS EN MURCIA El PP usa el 'método Rajoy': no hacer nada hasta que Pedro Antonio Sánchez dimita

Los conservadores murcianos siguen respaldando a su presidente, pero en Génova ya no le muestran su apoyo expreso. En Madrid no aclaran si pedirán su marcha o si, por el contrario, están dispuestos a perder el Gobierno de la Región en caso de que Ciudadanos decida apoyar la moción de censura presentada por el PSOE. Irán, dicen, "paso a paso".

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, fue el único cargo de los conservadores que acudió a arropar al nuevo presidente de la organización territorial de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. EFE

Mariano Rajoy es experto en dejar caer a quien se convierte en una piedra en su camino, a veces, incluso sin hacer nada para ello. Se limita a esperar a que el tiempo ponga a cada uno en su lugar. Ahora Génova ha decidido seguir su estrategia y se niega, de momento, a tomar ninguna decisión sobre la crisis de Murcia. ¿El objetivo? Esperar a que Pedro Antonio Sánchez decida dimitir para no tener que elegir entre cambiarle o perder el Gobierno de Murcia.

Hasta ahora, el PP confiaba en que Ciudadanos retirara o alargara su ultimátum. En el partido estaban convencidos, incluso, de que su petición para archivar el caso Auditorio en el que está imputado el presidente de la Región se hiciera realidad. Pero la petición de recusación del juez por parte del PSOE, entre otras cuestiones, ha conseguido alargar el proceso en los tribunales todavía más.

Además, los socialistas murcianos se adelantaron a los naranjas y presentaron una moción de censura antes de que se cumpliera la fecha límite del órdago lanzado por los de Albert Rivera. A día de hoy, PSOE y Ciudadanos siguen negociando sus posturas sobre la moción de censura que se debatirá esta semana en el Parlamento regional. C's exige que, de un modo u otro, termine en un anticipo electoral, mientras que los socialistas quieren alzarse con el poder; una opción compartida con Podemos, que quiere un "Gobierno de cambio" en Murcia.

Si Pedro Antonio Sánchez dimite, PSOE y C's estarían dispuestos a permitir que el PP siga gobernando en Murcia

Hasta que llegue la decisión final el miércoles, PSOE y C's han dejado la pelota en el tejado del PP. Si Pedro Antonio Sánchez dimite, ambos están dispuestos a permitir que siga gobernando la lista más votada: la de los conservadores.  

Si no, le echarán ellos. Pero para que la moción prospere es necesario que las tres formaciones de la oposición alcancen a un acuerdo que guste a todos. Pese a la dificultad para ello, en el PP ya temen que el pacto llegue. Y, en esa tesitura, los conservadores sólo tienen dos opciones: quedarse sin un barón o sin un Gobierno regional.

PP de Murcia vs. Génova

Y las posturas difieren en función de si se pregunta al PP de Murcia o al nacional. Mientras los primeros mantienen su apoyo a su recién elegido presidente de la organización territorial, "hasta el final"; los segundos han rebajado el tono de su apoyo a Sánchez. 

Rajoy defendió la "presunción de inocencia" de Sánchez, pero no acudió a arroparle en su Congreso del PP regional

Tras conocerse su imputación en el caso Auditorio, tanto el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, como el propio Rajoy salieron en todos los medios defendiendo la "presunción de inocencia" de su barón. También su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, insistió una y otra vez en que Sánchez no estaba "imputado formalmente" y que, por tanto, el pacto con Ciudadanos no estaba roto y no debía dimitir. 

Pero a medida que fueron pasando las semanas, el respaldo al presidente murciano fue disminuyendo. Sólo Maillo acudió al Congreso regional en el que fue elegido líder del PP murciano. Ningún otro alto cargo ni del PP ni del Gobierno acudió a la celebración. 

La semana pasada, mientras fuentes del PP murciano seguían defendiendo la inocencia de Sánchez y criticando lo que ellos consideran una "vendetta" de la oposición, otros dirigentes de Génova dejaban en el aire la posibilidad de hacerle dimitir.

El propio Maillo denunció que el PSOE estaba intentando ganar "en los tribunales" lo que no pudo ganar "en las urnas", pero, a su vez, dejó sin responder si, llegado el momento, pedirían su cabeza. ¿Si C's pacta con el PSOE, están dispuestos a perder el Gobierno de la Comunidad?, le preguntaron. "No he dicho eso tampoco", respondió el número tres del PP.

La suma de la 'Operación Púnica'

Este lunes, además, tras la petición del juez Velasco al Tribunal Superior de Justicia de Murcia para que impute a Sánchez por otros tres delitos de la Operación Púnica, el vicesecretario de Comunicación eludió responder con claridad. No lo dejó a los pies de los caballos, pero tampoco le respaldó expresamente. Pablo Casado se limitó a constatar que su situación procesal no ha cambiado todavía y, aunque dejó caer que el PP pretende "respetar lo que decidieron los murcianos en las urnas" [un Gobierno del PP, con sin Pedro Antonio Sánchez], sólo dijo que en relación con la crisis de Murcia, irán "paso a paso"

Algunos de los nuevos barones del PP creen que el Génova quien debe tomar la decisión final sobre el futuro del presidente de Murcia imputado

Sin embargo,  la cúpula del PP no moverá ficha hasta que todos los grupos de la oposición se postulen. Algunos de los barones que este lunes acudieron a la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional tras la renovación de los líderes territoriales opinaron que es Génova -y no el PP de Murcia- quien debe decidir sobre el futuro de Pedro Antonio Sánchez. Pero el aparato se niega a desvelar aún sus cartas. No obstante, llegado el momento, esperan que sea él mismo quien decida marcharse para poder mantener el color azul en el Gobierno de la Región. 

El propio presidente imputado dejó abierta esa posibilidad este lunes, tras el endurecimiento del discurso del portavoz de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez, que consideró que la situación tras las nuevas informaciones sobre Púnica es ya "insostenible". Ello acrecentó la sospecha del PP de que Ciudadanos, ahora sí, pueda ir en serio y la moción -que se debate en el Parlamento jueves y viernes- pueda llegar a prosperar.

Fuentes del Gobierno murciano informaron a El Independiente que Pedro Antonio Sánchez podría estar barajando ya la opción de dar un paso al lado. Una "decisión personal", dicen, que sería tomada "pensando en los intereses de los murcianos".  De llevarla a cabo, Génova se habría alzado con otra victoria siguiendo el 'método Rajoy': manejar los tiempos en beneficio propio. 

el redactor recomienda...