Público
Público

Dimisión de Cristina Cifuentes Cifuentes presenta su "renuncia irrevocable" como presidenta del PP de Madrid, pero mantiene su escaño como diputada

Renuncia dos días después de dejar la presidencia del Ejecutivo autonómico, en una carta a la secretaria general del partido, María Dolores Cospedal. A pesar de estas dos dimisiones, mantiene su escaño como diputada en la Asamblea de Madrid.

Publicidad
Media: 4.75
Votos: 4

Cristina Cifuentes, tras anunciar el pasado miércoles su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid. REUTERS/Susana Vera

La expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha comunicado oficialmente al PP su renuncia como presidenta de los populares madrileños. Así se lo ha trasladado a la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, en una carta en la que presenta su "renuncia irrevocable" al frente del PP de Madrid. A pesar de las dos dimisiones como presidenta, Cifuentes no desaparece de la política porque mantiene su escaño como diputada en la Asamblea de Madrid. 

El actual secretario general regional del partido, Ángel Garrido, asumirá la presidencia regional hasta que se produzca la elección del nuevo presidente. Garrido es también desde el pasado miércoles presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, cargo que dejó Cifuentes tras varias semanas envuelta en la polémica por su máster de la URJC y después de que se difundiera un vídeo en el que se le atribuye un hurto en un supermercado en 2011.

En la carta de renuncia, Cifuentes afirma que se trata de una decisión "muy dolorosa" para ella que toma, al igual que cuando dimitió como presidenta de la Comunidad, para "no perjudicar" a su partido. Además, también le ruega a la secretaria general que traslade su decisión de dimitir al presidente del Gobierno y líder del partido, Mariano Rajoy.

Cifuente afirma que las dos dimisiones como presidenta son para "no perjudicar" a su partido

Recuerda que asumió la "enorme responsabilidad" de presidir el partido en Madrid durante el XVI Congreso, en marzo de 2017, y recalca que ha trabajado "incansablemente por y para el Partido Popular": "Se trata de una decisión muy dolorosa para mí, porque llevo militando en este partido mucho más de la mitad de mi vida, dando siempre lo mejor de mí y luchando por principios y valores que creo son buenos para Madrid y, sobre todo, para España", escribe Cifuentes. 

Recuerda que es la segunda renuncia que hace en menos de dos días, la primera, como presidenta de la Comunidad de Madrid y, este viernes, como presidenta regional del partido, "responsabilidades que, en ambos casos", asumió "gracias a la confianza de los madrileños y de los militantes".

Cifuentes asegura haber sido "siempre leal" a Rajoy, cuyo "respaldo, aliento y cariño", dice, nunca le han faltado y que agradece expresamente, así como al PP, que "tanto ha hecho por España", y a todos los madrileños, tanto a quienes le votaron como a los que no lo hicieron. A ellos también les dedicó un tuit después de que se conociera su dimisión: "Gracias a todos. Por todo... y por tanto. De corazón."

Génova asume el control de Madrid con una gestora

El PP creará una gestora para llevar las riendas del partido en Madrid y lo hará con personas de confianza de la dirección nacional, paso que, en cualquier caso, la cúpula no dará hasta que sea investido el nuevo presidente de la Comunidad de Madrid. La presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, será quien proponga al candidato a la presidencia después de consultar a los grupos políticos con representación en el Parlamento madrileño los apoyos con los que cuentan.

Una vez que se produzca la investidura, el partido dará a conocer los componentes de su gestora que en cualquier caso serán personas de confianza de la cúpula del partido. Según los estatutos populares, la gestora tiene que ser ratificada por el Comité Ejecutivo nacional.


Adrados propondrá al candidato de la presidencia y Génova elegirá los diputados del grupo parlamentario

Esta decisión también se lleva a cabo entre muchas diferencias de los dirigentes de los conservadores. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, ha señalado respecto a que Cifuentes conserve su acta de diputada que es "muy lógico y entendible" porque "ganó su escaño" en las elecciones y ni está imputada ni procesada, por lo que también es algo "legítimo y normal".

No obstante, hay otras fuentes de la dirección nacional mucho más críticas y admiten que la imagen diaria de Cifuentes en la Asamblea de Madrid puede hacer "mucho daño" al partido, cuando queda poco más de un año para las elecciones autonómicas y hay que recomponer la organización tras su dimisión. Anoche, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, fue más allá al apuntar que Cifuentes, incluso, "debería ir dejando su presencia en la política".

Tras la dimisión de Cifuentes de la Presidencia de la Comunidad, desde el partido se ha insistido estos días en que se abre ahora un periodo de reflexión para tomar las decisiones que hacen falta en Madrid. La más inmediata es la de elegir candidato a la investidura, y Génova tiene que elegir entre los diputados del grupo parlamentario en la Asamblea.Después vendrán las decisiones pensando a medio y largo plazo, empezando por el liderazgo del partido y la candidatura para las elecciones autonómicas del año que viene.