Publicado: 19.11.2013 07:00 |Actualizado: 19.11.2013 07:00

Los críticos no piensan dejar el PSC a no ser que Navarro les expulse

  • Consideran que el cambio de postura del primer secretari sobre la consulta se urdió en la Conferencia Política del PSOE.
  • Afirman que éste pactó con Rubalcaba para acabar con las votaciones diferenciadas en

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No se irán, al menos de momento. Los miembros del sector crítico del PSC no abandonarán el partido a pesar de que el pasado domingo quedó de manifiesto que sus tesis sobre la consulta, cercanas a los partidos nacionalistas, están en clara minoría dentro del partido de los socialistas catalanes. Sólo el 13,3% de los miembros del Consell Nacional -máximo órgano entre congresos- respaldó su resolución a favor de reclamar para Catalunya la competencia para convocar un referéndum, frente al 83,5% que apoyó la propuesta contraria planteada por el equipo del primer secretari, Pere Navarro.

Una de las integrantes de este grupo ha explicado a Público que la salida del partido no está, en ningún caso, entre sus planes inmediatos porque, afirma, los críticos se sienten "más PSC que ellos", los miembros de la dirección. "Yo no tengo ningún interés en ir al grupo mixto, ni creo que nadie lo tenga en dejar el partido ni en ir al grupo mixto" , aseguraba ayer, por su parte, otro de los críticos, el alcalde de Lleida, Àngel Ros, informa EP.

Así, una vez constatada su derrota dentro del Consell, algo que consideran "triste" porque significa que pierden "todos" los socialistas, lo que harán en las próximas semanas será "intensificar los contactos" en el partido para conocer cuál es su fuerza en ayuntamientos, territorios y provincias.

Este sector considera que dispone de más respaldo que el que se reflejó el domingo. Aseguran que en la reunión "faltaba el 28%" de los consellers y, además, constatan su fuerza en las provincias de Girona y Lleida, así como en las Terres de l'Ebre, al sur de Tarragona. En todo caso, cuando tengan el "porcentaje exacto" pedirán una reunión con Navarro. "Le diremos a Pere cuántos somos, y a ver si nos expulsa o volvemos a empezar", afirman las fuentes consultadas.

Todo esto ocurrirá antes del próximo 4 de diciembre, día en el que, previsiblemente, el Parlament votará la propuesta de CiU para transferir a la Generalitat las competencias para celebrar referéndums. Este pasado fin de semana críticos como el propio Ros abrían la puerta a que se volviese a repetir una discrepancia en el voto ese día a no ser que finalmente críticos y sector oficial lleguen a un acuerdo. Si eso ocurre Navarro no actuará contra ellos según remarcó ayer.

Respecto al cambio de postura del equipo del primer secretari, los críticos lo tienen claro: el nuevo posicionamiento "se urdió en la Conferencia Política" que celebró el PSOE los días 8, 9 y 10 de noviembre, en la que tanto el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, como el propio Navarro recalcaron la apuesta de ambos por la unidad de España y por mantener la alianza estratégica de ambos partidos.

Las fuentes consultadas van más allá y se muestran convencidas de que, además, en la Conferencia Política hubo un pacto entre las direcciones de PSC y PSOE para que no haya ninguna otra votación diferenciada en el Congreso de los Diputados sobre el derecho a decidir. Público consultó ayer este aspecto con fuentes de la Ejecutiva federal que no quisieron entrar a valorar las declaraciones de los críticos y que se remitieron a las declaraciones del secretario de Organización, Óscar López, que horas antes sí había dicho que la resolución que aprobó el domingo el PSC tendría "consecuencias" como esa.

La nueva posición del equipo de Navarro llega en todo caso avalada y celebrada por la gran mayoría de las federaciones socialistas del Estado. Así lo expresaron ayer los máximos dirigentes del PSOE en Madrid, Castilla y León, Galicia, La Rioja o Murcia. Estas dos últimas agrupaciones fueron las más contundentes y reclamaron mano dura contra los críticos en el caso de que estos no acaten la resolución aprobada el domingo por el Consell Nacional.